Secciones
Deportes

Qatar, un lugar feliz: la Selección Sub 20 ya había pronosticado este triunfo de la Argentina

El equipo de José Pekerman había transitado el mismo camino que la Scaloneta, pero hace 27 años.

La Selección Argentina volvió a alzar la copa más bella del mundo, aquella que solo habían levantado Daniel Alberto Passarella y un tal Diego Armando Maradona. Luego de cinco intentos, Lionel Andrés Messi, el más grande de la historia, hizo lo propio y llevó a la Argentina, de la mano de un gran plantel comandado por Lionel Scaloni, a su tercera consagración en un Mundial. Pero esta no es la primera vez que la albiceleste grita "¡CAMPEÓN"! en Qatar.

El mismo camino que la Scaloneta lo había recorrido el seleccionado sub 20 dirigido por José Pekerman hace 22 años. Sí, en 1995. Aquel equipo estaba integrado por Joaquín Irigoytía, Gastín Pezzuti; Sebastián Pena, Federico Domínguez, Gustavo Lombardi, Juan Pablo Sorín, Diego Crosa, Cristian Díaz; Mariano Juan, Guillermo Larrosa, Germán Arangio, Ariel Ibagaza, Andrés Garrone, Julio Bayón, Walter Coyote; Francisco Guerrero, Leonardo Biagini y Raúl Chaparro.

La obtención del Mundial Sub 20 Qatar 1995 con Pekerman como DT, que cumplió este año su 27to, aniversario, representó el primer eslabón de un ciclo inolvidable para los seleccionados juveniles argentinos de fines del viejo siglo y principios del nuevo. Un triunfo 2-0 sobre Brasil en la final celebrada on el Khalifa Stadium de la ciudad de Doha, ante casi 45 mil espectadores, le permitió al entonces flamante cuerpo técnico darle la primera de los muchas alegrías a la Argentina.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ese viernes 28 de abril de 1995 (por cuestiones religiosas en los países musulmanes está prohibido jugar los días de fin de semana) el "primer equipo de José" sentó el mojón de lo que luego se repitió en Malasia 1997, Argentina 2001, Holanda 2005 y Canadá 2007. Esa Argentina Sub 20 no llegó como favorita a un certamen que se resolvió en apenas dos semanas.

El subcampeonato alcanzado en enero de ese año en La Paz, con una derrota 0-2 en la definición, situaba a Brasil, al menos, un escalón por delante. Y, a todas luces, la España que contaba con los incipientes Raul (posterior astro del Real Madrid) e Iván de la Peña (ex Barcelona y símbolo del Espanyol) asomaba como la principal favorita a la obtención del cetro.

El conjunto "albiceleste" arrancó el grupo C con una victoria agónica sobre Holanda (hoy Países Bajos) por 1-0, con tanto del pibe Andrés Garrone, ex Rosario Central. Al siguiente encuentro se registró la única caída en el certamen ante Portugal (0-1) y el partido ante Honduras suponía la obligación de ganar para avanzar de ronda. Un amplio 4-2, con tres goles del zaguero central Sebastián Pena, permitió acceder a cuartos de final.

La siempre exigente resistencia que suele mostrar un adversario africano en este tipo de competencias de menores se corporizó en Camerún. Pero Argentina supo resolver rápidamente la ecuación y, con festejos de Francisco Guerrero y Walter Coyette, dio otro paso hacia la conquista.

En semifinales, el rival a vencer resultó España. Una aparición de Leonardo Biagini (el chico surgido en las divisiones inferiores de Newell's) le dio el 1-0 parcial a los dirigidos por Pekerman. En la segunda parte sendos tantos convertidos por Coyette y Cristian Chaparro decoraron la rotunda victoria (3-0).

Los dos colosos de Sudamérica se enfrentaban, como había ocurrido tres meses antes, en una final. El equipo brasileño llegaba invicto, con apenas un gol en contra en cinco presentaciones y con un ajustado éxito 1-0 sobre Portugal, en la otra semi, en un cruce definido sobre la hora, cortesia de Caio (ex San Pablo), elegido como el 'Balón de oro' del torneo.

En el marco de un desarrollo parejo, con dominio alternado, Biagini apareció en el área adversaria con un remate cruzado, tras hábil pared con Coyette, para marcar el 1-0 en el primer tiempo. Y a poco del final, el delantero Guerrero (ex Independiente) definió por encima de la cabeza del arquero Fabio para poner la chapa final. Después de dieciséis años (la anterior fue esa recordada conquista de Japón '79, con Diego Maradona como estandarte), la Argentina alcanzaba el segundo titulo mundial en la categoría. Hoy, 27 años después, la mayor repitió aquel logro: de la mano de Ángel di María, el Dibu Martínez y Lionel Andrés Messi, la Selección Argentina igualó 3 a 3 en la final ante Francia, la superó por los penales y volvió a gritar campeón del mundo después de 36 años. Si, un país que nos sienta muy bien y, al parecer, nos trata de la mejor manera cada vez que competimos ahí. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!