Secciones
Deportes

Se le escapó a Bolsonaro: escándalo por el jugador brasileño que no hizo cuarentena

Se trata del delantero Willian Da Silva, quien regresó el primero de septiembre de Inglaterra para sumarse a las filas del Corinthians y no hizo ningún aislamiento.

Sigue el escándalo por la suspensión del partido entre la Argentina y Brasil por las Eliminatorias Qatat 2022. Después de que las autoridades sanitarias brasileñas ingresaran al campo de juego (mientras transcurría el minuto siete del primer tiempo) para reclamar la deportación de cuatro jugadores argentinos (tres de ellos titulares), el árbitro del encuentro dio por terminado el partido y ahora será la FIFA la que determine qué sucederá con los correspondientes puntos "en revisión".

El argumento de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria es que cuatro de los integrantes del plantel argentino mintieron en sus declaraciones juradas al ingresar al país y omitieron haber estado en los últimos 14 días en el Reino Unido, información que es de público conocimiento teniendo en cuenta que todos ellos juegan en esa liga. En efecto, Giovani Lo Celso, Cristian Romero (Tottenham Hotspur), Emiliano Martínez y Emiliano Buendía (Aston Villa) fueron finalmente deportados de Brasil y regresaron a la Argentina junto al resto del plantel.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La primera interpelación que recibieron las autoridades sanitarias fue por parte del propio Lionel Messi, quien se cargó la cinta de Capitán y encaró a los efectivos que ingresaron al campo de juego para llevarse a sus compañeros, así como a Juninho Paulista, manager de la Selección brasilera, quien procuró interceder a favor de las autoridades sanitarias. "Lo hicieron de una manera equivocada, pero avisaron antes que los jugadores estaban informados", le aseguró Juninho a Messi. Sacado, el capitán de la Selección lo interpeló con crudeza: "No nos avisaron. Hace días que estamos acá. Hubiesen venido el primer día y no así".

En las últimas horas, los propios medios brasileños se hicieron eco de la doble vara con la que el Gobierno de Jair Bolsonaro se manejó. Todo quedó expuesto con el "caso William Da Silva", el ex delantero del Arsenal que regresó el pasado primero de septiembre a Brasil para sumarse a las filas del Corinthians y que no sólo no fue obligado a cumplir con el aislamiento (dado que también venía del Reino Unido), sino que además pudo incorporarse al plantel e incluso entrenar con sus nuevos compañeros.

"No tengo conocimiento de eso. Si hay una denuncia es una denuncia grave por una infracción sanitaria grave que será tratada", esquivó Antonio Barra Torres, director de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria. Consultado sobre si existían diferentes protocolos para residentes o nacidos en el país, el funcionario reconoció: "Esta determinación es para todos porque hay una determinación de derecho internacional que todos aquellos que son nacidos en un determinado país no se les puede impedir que regresen a su país. Para quienes son brasileños tienen que presentar el PCR negativo antes de subirse al avión y tienen que tener el pasaporte sanitario y quedarse aislados al ingresar a Brasil en la ciudad de destino".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!