Secciones
Covid-19

Sigue el escándalo con Djokovic: buscan demostrar que mintió en la documentación presentada

Las autoridades gubernamentales se encuentran analizando todos los documentos que presentó el tenista para ingresar al país y determinar si hay cosas fuera de lugar.

La situación en torno al tenista serbio y número uno del Mundo, Novak Djokovic, por su intención de disputar el primer Grand Slam del año en Melbourne, el Abierto de Australia, sin informar si se encuentra vacunado o no contra el Covid-19, dista de terminar con el fallo favorable que recibió en las últimas horas por parte de la Justicia al apelar a su deportación. 

Ahora el Gobierno de dicho país informó que se encuentra evaluando toda la documentación que presentó el serbio para poder avanzar, de encontrar errores y papeles falsos, con su deportación y prohibición de ingreso por al menos tres años. Por estas horas el Departamento de Inmigración trata de demostrar que el serbio mintió en su declaración, ya que en los 14 días previos a su vuelo a Australia (llegó el día 6 de enero) el número uno del escalafón mundial se entrenó en Marbella, además de estar durante ese periodo en Belgrado. 

Esto se debe a que en la documentación que presentó, de acuerdo a lo que revelaron medios locales, sostuvo que no se encontró en el extrajeron dos semanas antes de arribar a Australia. Pero no sólo eso. En las últimas horas el periodista de The New York Time especializado en tenis, Ben Rothenberg, encontró que al escanear el código QR del hisopado aparecen dos resultados diferentes, lo que añadió más dudas sobre si efectivamente Djokovic se realizó el test. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De comprobarse todo esto, el serbio además podría llegar a enfrentar la posibilidad de estar doce meses en prisión, pena que corre para las personas que mienten en las declaraciones juradas en Australia. 

Por fuera de eso, la Asociación de Tenis Profesional (ATP) confirmó que, si todo sigue bien, Djokovic será la principal cabeza de serie, número uno en el torneo, de cara al sorteo del cuadro que comenzará en breve. Por ese motivo se lo vio entrenando en las últimas horas en busca de compensar los días que estuvo encerrado en un cuarto de hotel a la espera de la decisión de la Justicia. 

Además, la organización que rige el tenis masculino a nivel mundial emitió un comunicado en el que busca desligarse de toda la polémica. “La ATP entiende totalmente los sacrificios hechos por la gente de Australia y las políticas de inmigración impuestas desde la llegada de la pandemia. Sin embargo, las complicaciones que experimentó un jugador en su llegada subrayaron la necesidad de un entendimiento más claro, comunicación y aplicación de la reglas”, arranca el comunicado.

“Incluyendo el bienestar de Novak y su preparación para el Abierto de Australia. Su exención médica se hizo de manera independiente a la ATP, sin embargo hemos estado en contacto con la Federación Australiana de Tenis para buscar claridad en el proceso”, remarcaron las autoridades.

Ayer, al conocerse el fallo a su favor, el tenista utilizó sus redes sociales para expresarse. “Estoy complacido y agradecido de que el juez revocara la cancelación de mi visa. A pesar de todo lo que ha pasado la semana pasada, quiero quedarme e intentar competir en el Abierto de Australia. Sigo concentrado en eso. Volé aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos frente a los increíbles fanáticos. Por ahora no puedo decir más, pero gracias por estar conmigo en todo esto y animarme a mantenerme fuerte”, escribió. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!