Secciones
Deportes

Tristeza en el fútbol por la muerte de Balanta: la dramática reacción del Kun Agüero al enterarse en vivo

El mediocampista de 22 años se descompensó en el entrenamiento.

El fútbol argentino se volvió a vestir nuevamente de luto este martes, luego de que la cuenta oficial del club Atlético Tucumán confirmara el fallecimiento de Andrés Balanta. El mediocampista de 22 años se descompensó en el entrenamiento y fue trasladado de urgencia al centro de salud Zenón Santillán, en el que se confirmó su deceso. Habría sufrido un paro cardíaco en el inicio de la práctica.

El entrenamiento había comenzado cerca de las 17.30 en el estadio Monumental José Fierro y tan solo 5 minutos después, durante los trabajos de calentamiento, Balanta se desplomó. "Atlético Tucumán lamenta confirmar el fallecimiento del futbolista colombiano Andrés Balanta. Abrazamos y acompañamos con profundo respeto a sus familiares y amigos en este momento", anunció el club en sus redes sociales. 

Inmediatamente, se le realizaron tareas de reanimación sin éxito y fue trasladado al nosocomio más cercano, en donde tampoco consiguieron revertir la situación. Balanta "sufrió una descompensación durante la práctica de fútbol con el plantel, que en principio derivó en un paro cardíaco, y fue trasladado de forma urgente al hospital, pero no pudo ser reanimado", según el parte médico .Finalmente falleció en el centro de salud de la capital tucumana.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La Federación Colombiana de Fútbol (FCF) dejó sus condolencias a la familia del futbolista a través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter: "La Federación Colombiana de Fútbol lamenta el fallecimiento de Andrés Balanta, jugador de la selección en sus diferentes categorías. Enviamos nuestras condolencias a sus familiares, amigos y allegados. Q.E.P.D.".

El ex Deportivo Cali, de Colombia, se incorporó al "Decano" en el segundo semestre, a pedido de Lucas Pusineri, quien lo dirigió en esa institución donde disputó un total de 7 partidos. Tanto sus compañeros como el cuerpo técnico y dirigentes de Atlético Tucumán se agolparon en la guardia del hospital Centro de Salud con gestos de evidente desconsuelo por el desenlace de la situación, acongojados ante la noticia del fallecimiento de Balanta.

El vicepresidente segundo Ignacio Golobisky anunció que "los detalles de lo ocurrido los dará en su momento el Ministerio Pública Fiscal (MPF), que intervino como cuando ocurren situaciones de esta índole, y el Ministerio de Salud Pública porque fue asistido en el Centro de Salud 'Zenón Santillán' que es el lugar más cercano al estadio donde se realizaba la práctica".

El dirigente, que estuvo acompañado por sus pares Gabriel Alperovich (vice primero), Gonzalo Carrillo (vice tercero) y Mario Ávila en la conferencia de prensa realizada en el Monumental, manifestó su tristeza por lo ocurrido. "Estamos destruidos, no hay otra palabra. Estuvimos todos en el hospital", indicó por su parte Alperovich. El futbolista caleño era uno de los jugadores más queridos en el plantel por su carisma y su don de gente y eso se observó en el Centro de Salud.

Antecedentes

Allí se manifestaron los gestos de desconsuelo de todos sus compañeros. Balanta había sufrido tres años atrás un problema similar por el que tuvo que ser hospitalizado, cuando jugaba en Deportivo Cali. El oriundo del Valle de Cauca también se descompensó en medio de un entrenamiento y debió ser internado en el Centro Médico Imbanaco. "Fue internado luego de sufrir un síncope (leve desmayo) al finalizar una práctica", habían señalado en aquella oportunidad.

Y se agregó: "Pero la resonancia magnética y el electrocardiograma posteriores no mostraron nada anormal". El médico del club caleño, Gustavo Portela, explicó entonces que sufrió un síncope (leve desmayo), pero que la resonancia y el electrocardiograma no mostraron nada anormal. "Un síncope tiene multiplicidad de factores: metabólicos, descompensaciones de azúcar, hormonales, problemas de arritmia y neurológicos", había explicado el profesional.

En aquella oportunidad, se detalló que todos los exámenes que se le hicieron al jugador "dieron resultados totalmente normales”. “Por eso creemos que fue un síncope de tipo metabólico por una baja de glucosa, por lo que no existe ninguna situación que nos lleve a preocuparnos. Igualmente le colocamos un holter (máquina que registra los ritmos cardíacos)”, advirtió en aquel entonces Portela, en declaraciones que podrían contribuir para verificar las causas del fallecimiento de Balanta.

La tristeza de sus compañeros

Joaquín Pereyra, compañero de Balanta en el Decano, le escribió una carta de despedida en las redes sociales. “Te hiciste querer tanto, amigo. Todavía no lo creo. Me guardo para siempre las concentraciones, las charlas, las risas que nunca faltaban y te voy a llevar en mi corazón por siempre. Te quiero mucho, amigo”, escribió el volante en su publicación.

La reacción del "Kun" Agüero

Sergio Agüero realizaba su tradicional streaming en compañía de los periodistas Martín Souto y Morena Beltrán cuando se enteró en vivo del fallecimiento de Andrés Balanta. Lógicamente, el rostro del Kun cambió de forma drástica. “No me jodas. ¿Ahora? ¿Pero qué? Ves… Qué mierda”, fueron las primeras palabras del máximo goleador histórico del Manchester City. 

Rápidamente, el ex delantero recordó el problema de salud que lo obligó a abandonar las canchas. “Me acuerdo claramente que a mí el médico me dijo ‘eso te puede pasar’. Por eso a mí me prohíben jugar, por lo que yo tenía, que no sé qué pasó con los controles que no se detectó... eso es muy difícil. Todos estamos chequeados. Ojalá que el día de mañana puedan encontrar algo que lo verifiquen porque los médicos no te lo pueden encontrar”, afirmó.

El ex Independiente asoció lo ocurrido con el caso del danés Christian Eriksen, a quien pudieron salvarle la vida y actualmente disputa el Mundial Qatar 2022 con su selección. “Claramente es lo que le pasó a Eriksen, que él se desmaya y tiene un paro (cardíaco) y lo reaniman. Lo que a mí me pasó es que yo estuve a nada de desmayarme. Pero yo no me di cuenta, veía todo como rayos azules y dije ‘me estoy por desmayar’”, recordó.

Y continuó: “Me dijo ‘tuviste suerte, porque si vos te hubieses desmayado era peor porque ahí tenemos que hacerte una reanimación y dependiendo de eso por ahí te quedan secuelas’. Sentía que alguien me estaba agarrando con las dos manos, como que me apretaba fuerte. Me empecé a desesperar y ahí me agarró el ataque, la arritmia. Siento que algo me baja y era la sangre que como no bombeaba bien se me había ido para arriba. Entonces eso hace que la presión te ahogue y te desmayes. Hay que mandarle un abrazo a la familia y a todos los hinchas de Atlético. Qué mierda”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!