Secciones
Finanzas

Cómo fue la venganza de Caputo contra los bancos por no comprar el nuevo título

El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Luis Caputo, no tomó con buen humor que la banca privada no participará de la licitación de Nobacs de ayer un día después de la venta obligada de las Lebacs.


Es por eso que, casi sin anuncio previo, aumentó tres puntos porcentuales los anclajes que los bancos tienen que hacer en el BCRA. Con esta medida las entidades bancarias vieron como $60.000 millones de sus activos quedaban dentro de las cuentas del Central.

“De esta manera, considerando que cada punto de exigencia de efectivo mínimo en pesos representa aproximadamente $ 20.000 millones, la medida generará una absorción de liquidez de $60.000 millones. A criterio del BCRA, un control más firme de la liquidez en el mercado de dinero es fundamental para reforzar el compromiso anti inflacionario de la entidad”, manifestó la identidad mediante un comunicado oficial.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
El presidente del Banco Central, Luis Caputo, tomó una medida para que los bancos cooperen con las políticas del Central.

“La decisión, instrumentada a través de la Comunicación A 6550, entra en vigencia a partir de hoy y no alterará las excepciones y franquicias existentes. Tampoco afectará a aquellas cuentas y depósitos denominados en Unidad de Valor Ajustable (UVAs) o en moneda extranjera y se integrará únicamente en pesos”, agregó.

La cronología de los hechos comenzó después del anuncio del Central de que progresivamente se desharía de la bola de Lebacs que había colocado en el mercado. Esto hizo que cerca de $128.000 millones que no fueron renovados, parte por el límite que impuso el propio BCRA y otra parte por los que no quisieron volver a licitar, se volcarán de lleno al mercado y no así a las Nobacs que era lo que espera Caputo.

Pero esos pesos liberados el famoso “súper martes” se volcaron en gran medida hacía el dólar por lo que el miércoles el Central tuvo que poner a la venta el remanente de los U$D 500 millones que había ofrecido el martes más otros U$D 500 millones ese día. En total se desprendió de cerca de U$D 700 millones.

Mañana se verá el impacto de la medida que tomó Caputo y si tendrá un efecto que frene la escalda del dólar.

La situación hizo enojar a Caputo que aprovechó el momento subió los anclajes. Esa medida hizo que el dólar durante toda la jornada operara a la baja, que baje seis puntos el Riesgo País pero que no fue suficiente como para que el Merval repunte.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!