Secciones
Informe

En 11 meses el poder adquisitivo cayó hasta un 50%: del pan al arroz, cuántos kilos menos comprás con la misma plata

La inflación que hubo durante el 2018, que acumula 39,5% en los primeros diez meses del año y se encamina a cerrarlo con 45%, carcomió los bolsillos de los argentinos y derrumbó el poder adquisitivo en promedio en unos 10 puntos porcentuales. De acuerdo a un relevamiento de Big Bang en promedio se puede comprar entre un 20% y un 50% menos en algunos productos si se compara el principio de año y octubre.


Para hacer una comparación sobre lo que se podía comprar con el salario promedio que informa el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) ,se tomó el corte del medio de los diez deciles que miden el ingreso, es decir del 5 al 8. En el primer trimestre del corriente (que fue el último antes de la primera de las dos corridas cambiarias y por consiguiente fue el último bueno en materia económica que se registró) el salario promedio relevado por el organismo estadístico fue de $13.779.

La inflación golpeó con fuerza a los argentinos este año.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además se tomaron los valores de diez productos de la canasta básica relevados mensualmente en el Índice de Precios al Consumidor (IPC). En enero de 2018, por ejemplo, el kilo de pan francés se encontraba en $41,29 por lo que con el salario promedio para ese mes se podían comprar 333,71 kilos. El kilo de harina común se encontraba en ese entonces en $11,20 por lo que era posible adquirir 1230,36 kilos.

El kilo de arroz blanco se encontraba  en $22,81 lo que te permitía comprar, si destinabas todo tu sueldo a ese ítem, 604,07 kilos. En Argentina somos amantes de un buen asado durante el fin de semana; el kilo de ese corte a principios de año costaba $133,45 por lo que con el salario promedio se podían adquirir 103,25 kilos. El litro de leche costaba $22,98 por lo que con la misma cuenta se podían tener en la heladera 599,60 litros.

Los lácteos son de los productos que más aumentaron en lo que va del año.

Uno de los lácteos preferidos para todo tipo de comidas es el queso cremoso. El kilo en enero de 2018 costaba $148,83, por lo que se podían conseguir 92,58 kilos con el salario promedio. Entre los dulces que se pueden hacer a partir de los lácteos, el primero en la lista siempre es el dulce de leche. El pote de un kilo hace 11 meses se encontraba $95.72 de acuerdo al INDEC por lo que con el ingreso promedio uno podía comprar hasta 143,95 kilos de dicho producto.

Pero toda alimentación tiene que tener una buena dieta balanceada con frutas y verduras. El kilo de manzanas a principio de año costaba $38,83, es decir que con el salario promedio relevado por el INDEC se podían comprar 354,85 kilos. En cuanto a las frutas, el kilo de lechuga se encontraba en las verdulerías con un precio promedio de $41,57 lo que permitía comprar hasta 331,46 kilos. Por último la cebolla, una de las infaltables en casi todas las comidas que se preparan. A principio de año, el kilo costaba $15,34 por lo que con un salario promedio se adquirían 898,23 kilos.

Ahora ¿cómo está la situación once meses después?

El salario promedio para el INDEC en octubre, con los aumentos paritarios y negociaciones en curso,  fue de $15.190. El kilo de pan francés en ese mes y de acuerdo al IPC se costó $71,90 por lo que se podían comprar, si se destinaba todo el ingreso a ese fin, 211,26 kilos. El paquete de un kilo de harina cuesta $29,19, es decir que se pueden adquirir 520,38 kilos.

El kilo de arroz blanco en las góndolas de los supermercados está a $35,53 por lo que si se quiere se pueden comprar hasta 427,52 kilos con el salario promedio. La reducción de la capacidad adquisitiva en los alimentos mencionados anteriormente no le escapó al asado. El kilo tiene un precio de $169,57 por lo que con se podría adquirir 89,57 kilos.

El panorama se repite en los lácteos. El litro de leche pasó a costar $30,66, por lo que se pueden comprar hasta 495,43 litros. El queso cremoso, de acuerdo al relevamiento del INDEC, en octubre registró un precio de $198,33, es decir alcanza para 76,58 kilos. El pote de un kilo de dulce de leche cerró octubre con un precio de $133,10 por lo que con los $15.190 de salario promedio se pueden comprar 114,12 kilos del mismo.

Para las frutas y verduras se repite el mismo escenario de pérdida del poder adquisitivo. El kilo de manzana pasó a tener un precio de $50,29 por lo que en octubre se pueden comprar con el salario promedio 302,04 kilos: la lechuga por su parte pasó a costar $64,24, es decir que se pueden adquirir 236,45 kilos. En cuanto a la cebolla, no lloren: el kilo pasó a costar $23,89, con ese precio se pueden comprar con el salario promedio 635,89 kilos

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!