Secciones
Ajuste

Fusión de áreas y menos subsidios: el plan de Macri para bajar el déficit

Uno de los objetivos planteados por la administración de Mauricio Macri para este 2017 es reducir el gasto público. No se recortará la obra pública, ni los planes vinculados a desarrollo social, salud o educación. El eje será reordenar el gasto de la administración pública, por medio de la baja de subsidios y la fusión de secretarías, subsecretarías y direcciones estatales, así como la reducción de programas superpuestos.


Se espera que ese sea uno de los temas centrales que abordarán los nuevos ministros Luis Caputo, de Finanzas, y Nicolás Dujovne, de Hacienda, quienes asumirán hoy. El Gobierno pretende ahorrar así unos 65 mil millones de pesos, lo que representa un 0,8 % del PBI, y permitirá reducir el déficit fiscal. El ingreso de dinero por el blanqueo de capitales será clave.

La llegada de Nioclás Dujovne y Luis Caputo será central para avanzar en la iniciativa oficial.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El Gobierno no pretende reducir el gasto por obras públicas, así como tampoco ajustar en gastos de salud, educación o desarrollo social. El recorte tendrá tres ejes: reordenamiento del gasto en la administración pública y las empresas del Estado, rebaja de subsidios a la energía y el transporte y crecimiento económico. Según La Nación, el equilibrio fiscal recién llegaría en 2021.

La variante central será la reducción de organismos estatales. Se sintetizarán y agruparán áreas que coinciden en casi todos los ministerios. Así, se ahorrará en alquileres, pero también en gastos corrientes: papeles, gas, luz, agua y directores. A los empleados se les podrían reasignar tareas.

Las áreas que se superpongan serán unificadas. Además, se podrían fusionar secretarías, subsecretarías y direcciones estatales que en el pasado fueron divididas y que ahora se reagruparán nuevamente. En este sentido, por ahora no está prevista la unificación o eliminación de ministerios.

Las oficinas que coincidan en todos los ministerios serán unificadas.

En el Gobierno relevaron que existen planes de capacitación laboral o beneficios sociales que coexisten en varias áreas: Desarrollo Social, Trabajo, Educación y Anses. Aseguran que son de bajo impacto y que se anulan entre sí, por lo que se fusionarían y rediseñarían para ahorrar recursos.

LAS EMPRESAS ESTATALES

En total son 53 compañías públicas. Por año acumulan un rojo de unos $50.000 millones, un 0,6 % del déficit fiscal, que alcanza el 4,8 % del PBI. Por eso, avanzarían los ajustes. YPF, Aerolíneas, Fadea, Tandanor, Correo, Fabricaciones Militares, Enarse, Aysa, Canal 7, Radio Nacional y Télam son algunas de las áreas que sufrirán las consecuencias.

Uno de los ejes será el ajuste en las empresas estatales.

Sin embargo, aclaran que el ajuste “no será drástico”. Otro de los focos que un sector del Gobierno pretende resolver es la presencia de directores del kirchnerismo que sobrevivieron en la nueva gestión macrista en distintas áreas.

El segundo eje del recorte será la reducción de los subsidios. Del 4,8 % del déficit, estiman que tres puntos están vinculados a los subsidios en energía y transporte, unos 240 mil millones de pesos. Para 2021 quieren reducir esos tres puntos de manera paulatina.

Por otro lado, el Gobierno también pretende un crecimiento económico que ayude a reducir el déficit. Estiman que si se contiene el gasto público, llegarán más inversiones y habrá más ingreso de dinero.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!