Secciones
Show El potro

"A Rodrigo lo mataron": tiros, amenazas y la sombra de la mafia durante sus últimos días con vida

El cuartetero murió en un misterioso accidente de auto cuando regresaba de un baile en La Plata. Las sospechas.

Rodrigo Bueno tenía 27 años. Llevaba más de una década en la escena musical, pero su explosión a nivel nacional duró sólo siete meses. Murió en la madrugada del 24 de junio del año 2000 en un sospechoso accidente en la Autopista Buenos Aires-La Plata cuando regresaba de dar su último show en City Bell. Qué pasó en la madrugada del sábado que el país amaneció shockeado por la noticia y la sombra de la mafia que recién 18 años después se anima a denunciar su entorno.


Rodrigo murió en junio del 2000 en un accidente en la autopista Buenos Aires-La Plata.
Rodrigo murió en junio del 2000 en un accidente en la autopista Buenos Aires-La Plata.

Estaba, sin lugar a dudas, en la cresta de la ola. Había regresado de un viaje a Miami y, luego de un breve paso por el Sur, comenzaba de nuevo con su agitada agenda. Llegó a hacer, pese a que su popularidad ya no lo demandaba, siete shows por noche. “Lo mejor del amor” sonaba una y otra vez en todas las radios y canales de música. Los medios se preguntaban el misterio detrás del denominado “fenómeno Rodrigo”. Sus canciones no paraban de facturar, pero pocos sabían qué era lo que sucedía tras bambalinas.

Después de colmar en 13 oportunidades el emblemático Luna Park, Rodrigo anunció su retiro. “El 25 de diciembre me retiro. Vamos a hacer el último recital en la cancha de River, anticipó en una conferencia de prensa, sólo tres meses antes de su muerte. “Tomé esta decisión con mi almohada. Voy seguir trabajando con mi música pero desde otro ángulo, como es la producción discográfica. "Me retiro para valorarme un poquito más y para mirar desde afuera lo que hice, ya que no he tenido tiempo de emocionarme y quiero hacerlo”.

Alejandra Romero, la última novia de Rodrigo, y Gozalo en el velorio del cantante.
Alejandra Romero, la última novia de Rodrigo, y Gozalo en el velorio del cantante.

¿Quién se bajaría de un éxito semejante? ¿Cuáles eran los motivos detrás de la inexplicable decisión de Rodrigo? Pocos entendían el motivo. Pero, con el correr de los días, las amenazas comenzaron a atormentarlo. La primera fue el atentado que sufrió en su casa de Córdoba, cuando un grupo tiroteó el portón de ingreso, mientras su madre, Beatriz Olave, y su hermano menor, Ulises, se encontraban dentro de la propiedad.

“Los últimos meses Rodrigo tenía mucho miedo. Me acuerdo que habíamos viajado a Cuba. Salió del baño alterado, muy mal. Me dijo que nos iban a matar”, recordó en recientes entrevistas su última novia, Alejandra Romero. “A él se le estaba por vencer el contrato con la discográfica. Creo que lo quisieron asustar y que se les fue la mano”, recordó en alusión al vínculo que lo ataba con Magenta desde 1995.

Ramiro tenía sólo tres años cuando murió Rodrigo.
Ramiro tenía sólo tres años cuando murió Rodrigo.

Similar es la posición que tomó Patricia Pacheco, la madre del hijo del cantante, Ramiro. Rodrigo no muere por que sí, no fue gratis”, deslizó, aunque se negó a brindar mayores precisiones. “A Rodrigo lo sacaron del medio. Lo sacaron del medio cuando tenía 27 años”, sumó “Betty, alimentando también la hipótesis de la conspiración.

En efecto, fue el propio Rodrigo quien habló del tema en la última entrevista que dio antes de subirse por última vez a su camioneta Ford Explorer roja. “Han pasado muchas cosas en este tiempo. La gente se está dando cuenta de que todo lo que dijo Rodrigo es cierto. No soy polémico, digo las verdades. Cuando dije que me retiraba, la gente sabía que no era cierto. Que estaba cortando con todo eso para esquivar muchas pelotudeces”.

Beatriz Olave, la mamá de Rodrigo, también cree que lo mataron.
Beatriz Olave, la mamá de Rodrigo, también cree que lo mataron.

Un día antes, Rodrigo había regresado de una visita fugaz a Ushuaia. “Llegamos a casa después de dos viajes y no teníamos ropa limpia. Como tampoco teníamos lavarropas todavía, porque nos habíamos mudado hacía poco tiempo al country, le dije que no lo iba a acompañar. Que prefería quedarme en casa acomodando todo para que estemos cómodos”, recordó Alejandra.

Esa noche, el cantante tenía sólo un show en la bailanta platense Escándalo. “Me pidió que la llame a la Pato y le pidiera que fuera a comer con él porque lo quería ir a ver a Ramirito. Estaba raro. Esa tarde fue y le compró a su hijo la batería chiquita, la misma que tocó sobre el escenario esa noche”, sumó uno de sus músicos.

Rodrigo en su última entrevista antes de subirse a la camioneta.
Rodrigo en su última entrevista antes de subirse a la camioneta.

Rodrigo y su comitiva llegaron a las diez y media de la noche a El Corralón. Un siniestro giro del destino hizo que conociera a Fernando Olmedo, hijo de Alberto; quien se encontraba en el lugar sin acompañante porque una chica lo había “dejado colgado”. Se saludaron y el cantante lo invitó a ver su show. Cerca de las doce de la noche, todos abandonaron el lugar rumbo a La Plata. Nadie lo sabía, pero esa iba a ser la última cena de Rodrigo y Fernando.

“Había muchísima gente en el lugar. Estaba colmado”, describió Teddy, un miembro de la banda. “Empezaron a pasar cosas raras. Nos tiraron un botellazo al auto. Ahí ya empezamos mal”, sumó. Roberto, otros de sus músicos, también recordó el botellazo. “Fue antes de que llegara Rodrigo. Me acuerdo que me subí a la camioneta porque nos dio miedo. Después se sintieron disparos y vimos los parabrisas rotos de los autos. Pero cuando llegó, no llegamos a decirle nada. Nos dijo: ‘Vamos, vamos, vamos’. Y subimos”.

Alfredo Pesquera, el conductor de la otra camioneta, apareció muerto en 2013.
Alfredo Pesquera, el conductor de la otra camioneta, apareció muerto en 2013.

Rodrigo no se dio cuenta, no lo sintió. Recién notó que pasaba algo cuando vio que la gente se empezaba a ir hacia los costados. Cuando se dio vuelta, nos vio a todos con los ojos llorosos y descompuestos. Habían tirado gas lacrimógeno. Se enojó mucho. Me acuerdo que dijo: ‘Si alguien está enojado con Rodrigo, que se la agarre conmigo. No con ellos’. Estaba preocupado porque esa noche estaba Ramirito sobre el escenario”, sumó.

Patricia también notó que algo raro sucedía. “Pasaron cosas raras esa noche. Adentro y afuera del lugar. Cuando terminó el show, Pepe le dijo: ‘Tené cuidado’. Le dijo un par de cosas más, que no las voy a decir. Ya salimos con esa sensación. Tengo miedo, siempre tuve miedo por mi vida, por la de Ramiro. Siempre tuve miedo. Por no poder hablar, por lo que fue el juicio. Mataron a mi hermana y lo vinculo a todo esto”, denunció.

Alejandra Romero, la última novia de Rodrigo, reconoció que estaba siendo amenazado.
Alejandra Romero, la última novia de Rodrigo, reconoció que estaba siendo amenazado.

Pese a los incidentes, el cantante completó su último recital y abandonó el lugar acompañado por Olmedo, Patricia, Ramiro, el músico Jorge Moreno y el locutor Alberto Pereyra. “Se despidió de nosotros. Nos dijo que se iba a ir con Olmedo, no me acuerdo a dónde. Nos saludamos y esa fue la última vez que lo vimos”, relató Roberto, que esa noche tenía planeado regresar a Buenos Aires en el auto de José “Pepe” Gozalo, el histórico manager del cuartetero.

“Fui el último músico en dejar el boliche y me volví con Gozalo esa noche. Cuando salimos a la ruta, me miró y me dijo: ‘Estoy preocupado’. Le pregunté por qué y me dijo: ‘¿Viste todo lo que pasó? Los botellazos y los tiros’. Cinco minutos después de pasar el peaje, suena su celular y le dicen: ‘Volvete porque Rodrigo chocó’. No le dijeron más que eso. Logramos dar la vuelta y antes de llegar lo volvieron a llamar y le dijeron: ‘Está Rodrigo tirado en la ruta’”, sumó.

“(AlfredoPesquera lo encerró. Rodrigo se calentó, hizo una mala maniobra; pero la otra camioneta tampoco estuvo bien. Creo que lo quisieron matar. Mirá cómo quedó la camioneta. A mí me pueden decir cualquier cosa, porque no tengo plata, ni defensa. Pero la verdad de esa situación la dije y nadie hizo nada. Siempre tuve miedo por mi vida y por la de mi hijo. A mi hermana la mataron y yo lo vinculo a esto ”, sumó Patricia.

Rodrigo, que no llevaba puesto su cinturón de seguridad, estaba muerto. Su camioneta se había estrellado contra la barrera de contención de la autopista Buenos Aires-La Plata, luego de un cruce misterioso con la camioneta de Alfredo Pesquera, el empresario que apareció sin vida 13 años después en Saavedra.

“Llegué y vi la camioneta de él cruzada arriba del guardarrail. Pero Dios me hizo frenar al lado de Rodrigo, sin ver nada. La ambulancia no llegó nunca y él ya estaba helado. Hacía mucho frío esa noche. Le acomodé un poquito la parte del costado (de la cabeza) que estaba al descubierto y lo encontré 'bolsiqueado'", recordó Gozalo.

Según el testimonio de Gozalo, alguien le había robado todas las pertenencias personales de valor al cantante, mientras su cuerpo yacía sin vida al borde de la autopista. “Estaba con todos los bolsillos para afuera. Le había desaparecido el reloj; le habían desaparecido las cadenas. Le habían desaparecido todas esas cosas”, detalló.

La muerte del cuartetero le puso un veloz y abrupto final al “fenómeno” Rodrigo, que en las últimas semanas volvió al centro de la escena con el lanzamiento del filme biográfico autorizado por su hijo. Preguntas sin responder, la misteriosa muerte de Pesquera y el fantasma de la mafia todavía acompañan lo que fueron las últimas horas con vida del “Potro”.

Temas

  • Lo mataron
  • Rodrigo Bueno
  • La Plata
  • City Bell
  • Lo mejor del amor
  • Miami
  • Ushuaia
  • Luna Park
  • Beatriz Olave
  • Ulises Bueno
  • Alejandra Romero
  • Magenta
  • Patricia Pacheco
  • Ramiro Pacheco Bueno
  • Camioneta
  • Ford Explorer
  • Escándalo
  • El Corralón
  • Fernando Olmedo
  • Alberto Olmedo

Comentarios