Secciones
Cocaína y amenazas: la dura denuncia por abuso de Eva De Dominici a un director de cine
Show

Cocaína y amenazas: la dura denuncia por abuso de Eva De Dominici a un director de cine

La actriz contó que este director la llevó a su oficina, aspiró y le ofreció cocaína y que intentó convencerla para que tuviera relaciones sexuales con él. 

A raíz de la denuncia de Thelma Fardín contra Juan Darthés, son muchas las mujeres y actrices que se animaron a contar distintas situaciones de abuso o acoso sexual que sufrieron dentro o fuera del ambiente laboral. Y una de ellas fue Eva De Dominici, quien en su momento fue muy criticada en las redes sociales por defender al actor ante las acusaciones públicas de Calu Rivero.


A través de un video que dio a conocer Intrusos, la actriz contó que cuando tenía 16 años sufrió el abuso del primer director de cine que le dio un protagónico en su carrera. Detalló que el directo, que falleció el año pasado, la llevó a una clase de meditación y luego, obligada, a su productora, donde la intentó convencer para que tuviera relaciones sexuales con él. 

En ese marco, Eva expresó: "Yo le dije que estaba cansada y que quería ir a mi casa, pero él no era un hombre que entendía un no. Agarra una bolsa en la puerta de la productora y subimos a su oficina. Aspiró alita de mosca y  me dice. ´La compramos entre cuatro, es carísima, high level, es la que toma Brad Pitt. Te saca lo mejor de vos y te da creatividad para componer. ¿Querés?´”.

Y siguió: “Mi respuesta automática fue que no. No solo eso, sino que durante dos horas más intentó convencerme varias veces mientras él veía que mi madre me llamaba por teléfono preguntándome a qué hora llegaba. Durante ese tiempo me dijo, entre otras cosas, que él se había acostado con todas las actrices de su película”.

Durante su descargo, la actriz explicó que este director le quiso tomar una foto de sus “tetas”, asegurando que era una condición para la película. “Me dijo que me quería sacar una foto en tetas porque en la película él iba a querer que durante un plano las muestre y quería ver el tamaño y la forma… Yo le dije que me daba vergüenza, que no”, contó.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Defendí en su momento a una persona en la que confiaba mucho. Lo consideraba un amigo, uno de esos compañeros excepcionales que siempre me ayudó y se portó de maravilla con mi familia y conmigo. En su momento pensé que Calu estaba confundida por las incomodidades de una escena. Y como yo personalmente viví el abuso de poder viniendo de mujeres (porque también pasa) y mi familia y yo sentíamos tanto cariño por la persona denunciada, no le creí, o no quise creer. Pero luego me fui enterando de otras cosas, de mujeres que sufrieron situaciones similares, hasta que me enteré lo de Thelma y la llamé. Yo también formé parte de esas giras, tenía 12 años en ese momento y mi padre solía pedirle a ese mismo hombre que me cuide, y él lo hizo siempre. Hablando por teléfono con Thelma me puse a llorar, se me rompió el corazón. Porque esa no era la persona que yo conocí, sentí una decepción enorme, y se me vino encima la responsabilidad de haber defendido públicamente a la persona incorrecta. Ahí pedí mis disculpas en privado y luego públicamente, por lo cual me pelee fuertemente con un familiar que me acusó de haber traicionado a un amigo, diciendo que estaba seguro de que él sería incapaz de hacer algo así, que la chica algo habrá provocado. Ahí entendí de donde venía mi razonamiento de mierda. Somos todos hijos del patriarcado que nos ha incorporado dudar primero de la mujer, nos metieron un chip machista en la cabeza y así nos fuimos culpando entre mujeres, permitiendo que nos denigren libremente, aceptando ser parte del juego, somos las brujas. El patriarcado nos ha cagado la vida tanto a mujeres como a hombres y nos ha podrido la mente. Nos quisieron enemistar y hoy estamos abrazadas. #MIRACOMONOSPONEMOS #SEVAACAER ��

Una publicación compartida por �� Eva De Dominici (@dedominicieva) el

Y sumó: “Este director, después de ese episodio, siguió: me llamaba a las dos de la mañana, invitándome a Club 69, me llamó un día por teléfono a los gritos maltratándome y otro día hasta llegó a decirme que él me estaba haciendo un favor dándome ese papel en su película, y que encima me tenía que pagar”.

Por otra parte, en su relato se refirió a la denuncia de Thelma y a las razones por las que decidió en primer lugar creer en la palabra de Darthés. “Le creí al denunciado (por Darthés) porque lo quería mucho, porque había sido un gran compañero y se había comportado de maravilla con mi familia. Pensé que las chicas estaban confundidas con todo esto del feminismo”, explicó.

Y en ese contexto, apuntó contra el ex protagonista de Simona: “Me daba pena el denunciado porque en mi cabeza, él estaba viviendo una injusticia. Y yo te pregunto Juan (Darthés), con todo el cariño que siempre te tuve a vos a María (Leone) y a tus hijos, si hubiera sido como vos decís ¿Lo primero que le decís es ´estás loca, vos tenés novio´? ¿De verdad? ¿No intentas protegerla como un adulto responsable?”.

El descargo completo de Eva De Dominici

"Cuando yo tenía 16 años un director, luego de una prueba de vestuario, me llevó a una clase de meditación diciéndome que era para mejorar la composición de una película en la que él estaba próximo a dirigirme. Él le había hablado a mi mamá pidiéndole permiso y diciendo que luego de eso él mismo me llevaría a mi casa.

Mi madre confió y luego de salir de la clase no me llevó a mi casa, sino que me dijo que tenía que pasar un segundo a su productora para buscar algo primero y seguíamos de largo. Pero cuando llegamos, estaciona y me dice que me baje porque teníamos que leer un poco más el guion. Yo le dije que estaba cansada y que quería ir a mi casa, pero él no era un hombre que entendía un no.

Agarra una bolsa muy chiquita en la puerta de la productora y subimos a su oficina. Pero en vez de agarrar el guion, agarra una lapicera BIC, le saca la tinta y la tapita, y aspira lo que había sacado de la bolsita. Es ´Alita de mosca´, me dice. ´La compramos entre cuatro, es carísima, high level, es la que toma Brad Pitt. Te saca lo mejor de vos y te da creatividad para componer. ¿Querés?´.

Mi respuesta automática fue que no. No solo eso, sino que durante dos horas más intentó convencerme varias veces mientras él veía que mi madre me llamaba por teléfono preguntándome a qué hora llegaba. Durante ese tiempo me dijo, entre otras cosas, que él se había acostado con todas las actrices de su película, me nombró una actriz y modelo hermosa diciéndome que ella quería tener algo con él, pero que a él le parecía muy insulsa.

Me dijo que me quería sacar una foto en tetas porque en la película él iba a querer que durante un plano las muestre y quería ver el tamaño y la forma, poniéndome de ejemplo a otra actriz que ya lo había hecho supuestamente. Que la foto la tomaba y que la veía solo él. Yo le dije que me daba vergüenza, que no. ¿Pueden creer que por dentro yo dudé en sacarme la foto? Porque tal vez era necesario para la película, como él me había dicho.

Y que también dudé en tomar alita de mosca porque, tal vez como él me había dicho, sacaba mi creatividad para componer un personaje. Luego me quise tomar un taxi, él no me dejó y me llevó a mi casa manejando como un desquiciado.

Este director, después de ese episodio, siguió: me llamaba a las dos de la mañana, invitándome a Club 69, me llamó un día por teléfono a los gritos maltratándome y otro día hasta llegó a decirme que él me estaba haciendo un favor dándome ese papel en su película, y que encima me tenía que pagar. Pero a mí me daba pena él, porque lo justificaba.

Era incapaz de decir algo malo de él, porque era el púnico director de cine que había confiado en mí y me había dado el protagónico de una película. Que estaba cumpliendo mi sueño y que tenía que estar agradecida. Y después de haber vivido esto cuando eras tan chiquita, ¿no le creíste a Calu, Anita y Nati cuando denunciaron? La respuesta es no.

Le creí al denunciado (por Darthés), porque lo quería mucho, porque había sido un gran compañero y se había comportado de maravilla con mi familia. Pensé que las chicas estaban confundidas con todo esto del feminismo, cuyo objetivo no llegaba a entender muy bien y que hasta me parecía un tanto agresivo. Me daba pena el denunciado porque en mi cabeza, él estaba viviendo una injusticia.

¿Saben por qué tampoco creí? Porque yo hasta ese momento había naturalizado todas las situaciones de abuso de poder que había vivido viniendo de los hombres, entre ellas las de este director. Había naturalizado hasta el miedo e incomodidad que viví hasta ese momento.

Nunca les conté esta situación a mis padres, porque tenía miedo que armen un quilombo fatal y perder mi trabajo. Naturalicé el abuso de poder de un adulto hacia una menor en un ámbito laboral, naturalicé el acoso y el maltrato. Pero hoy, después de lo que pasó el martes si este director estuviera vivo lo denunciaría.

Junto a Actrices Argentinas eso es lo que queremos, que te animes…..Eso es lo que hizo Thelma, cobró valor y transformó el dolor en un cambio para siempre.

Y yo te pregunto Juan (Darthés), con todo el cariño que siempre te tuve a vos a María (Leone) y a tus hijos, si hubiera sido como vos decís: una adolescente te toca la puerta de tu habitación y cuando entra se te ´insinúa´ e intenta besarte. Vos, como único actor de 45 años dentro del contexto de la gira teatral de Patito feo, como los que formamos parte sabemos que era.

¿Lo primero que le decís es ´estás loca, vos tenés novio´? ¿De verdad? ¿No intentas protegerla como un adulto responsable? ¿No le avisas a la producción? ¿Realmente crees que el problema es que tiene novio o que tiene 16 años y que la responsabilidad la tenés vos?".

Temas

  • Eva De Dominici
  • Juan Darthés
  • Abuso
  • Director de cine
  • 16 años
  • Thelma Fardín

Comentarios