Secciones
El Ángel, la elección argentina para los Oscar: un nuevo capítulo en la obsesión de Robledo Puch con Hollywood
Show Cine

El Ángel, la elección argentina para los Oscar: un nuevo capítulo en la obsesión de Robledo Puch con Hollywood

La película deberá entrar en competencia para conseguir un puesto en los nominados a Mejor Película Extranjera.

Carlos Robledo Puch siempre deseó que Matt Damon o Leonardo DiCaprio lo encarnaran en el cine. Y aunque su sueño no se cumplió, al menos en imagen ahora acaba de quedar más cerca de Hollywood: la película El Ángel, basada en su historia, fue elegida por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para que represente a nuestro país en la preselección para los premios Oscar a Mejor Película Extranjera. 


alt title el angel
El Ángel fue enviada a la Academia de Hollywood. 

Su afinidad con DiCaprio nació luego de ver -tres veces, según él- El Aviador, filme de Martin Scorsese en el cual el actor encarna al millonario Howard Hughes. Esa, sin embargo, no es la única relación de Robledo Puch con el mundillo cinematográfico.

Fan del cine

Según cuenta el periodista Rodolfo Palacios, quien escribió el libro El Ángel Negro, el asesino múltiple solía mirar hasta cuatro películas al día y es fan del filme Cabo de miedo, también de Martin Scorsese, protagonizado por Robert De Niro.

"El irlandés Colin Farrell también me gusta mucho", le relató el criminal a su biógrafo. "No vi la película Tigerland, pero sí me convenció su papel en Código de honor o Cuestión de honor, que no estoy seguro en este momento, en la que también trabajó Bruce Willis".

Además del nombrado Scorsese, Steven Spielberg, Quentin Tarantino y Francis Ford Coppola son algunos de los directores favoritos de Robledo Puch. Por otro lado, Robledo tiene especial encono por el español Pedro Almodóvar, ya que según él en sus películas "hay muchos invertidos" que "no son gente decente".

"Soy adicto a la butaca desde chico. Para mí el verdadero realizador de una película es el que escribe el guión" , supo expresarle Robledo Puch a Palacios, quien justamente terminó siendo uno de los guionistas de la película libremente basada en su historia. "Y el mérito que tiene un buen director del séptimo arte es saber 'amalgamar' ese guión, conducir a los actores en sus interpretaciones y en la más adecuada caracterización de los personajes".

Temas

  • Cine y crimen
  • Carlos Robledo Puch
  • Luis Ortega
  • Rodolfo Palacios

Comentarios