Secciones
¿quién acosa a quién?

Bronca desmedida, discriminación y doble vara: la contundente decisión que tomó Alfa

Ya quedan 14 participantes en la casa más famosa del país, pero los conflictos no paran.

La desubicación de Walter "Alfa" Santiago cuando se llevó un desodorante a sus partes íntimas y le dijo a la correntina Coti Romero "mirá Cotita 10 de circunferencia" fue uno de los hechos que más movilizaron tanto a los integrantes del programa Gran Hermano 2022 como a las y los espectadores, y a la producción que decidió mandarlo a placa como castigo.

La discusión acerca de si lo que hizo el sexagenario es acoso o si es un chiste de mal gusto que viene de parte de una persona de otra época, sin los criterios de las nuevas generaciones más deconstruídas, se hizo popular y masiva en las discusiones de las redes sociales al respecto.

Lo que sí es un hecho es que en quienes acusan a Alfa existe una doble vara respecto a los criterios con los que evaluar qué es un acoso y un abuso, y qué no. Esto quedó demostrado en los videos que se filtraron del TikTok de Lucila Belén "la Tora" Villar, una influencer a quien no le importó asegurar que estaba bien "comerse" menores ni discriminar a la comunidad paraguaya en sus videos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La salida de Juan Reverdito con el 88% de los votos contra un Alfa que tuvo un 11% graficaron que los y las televidentes evalúan lo que sucede de acuerdo a lo que ven y no teniendo en cuenta el relato de los demás. Por más que tanto el taxista, como La Tora y Nacho Castañares, se empecinaron en cancelar y poner al mayor de los hermanitos en el lugar de acosador y abusador, el voto de la gente prefirió castigar la manipulación constante y los malos modos del cuarto eliminado antes que la falta de deconstrucción de quien se quedó.

También es cierto que el hombre de las bandanas ganó bastante repudio afuera, ya que en la anterior gala de nominación fue el primero en salvarse y en esta fue el último, lo que refleja que de no modificar sus actitudes y comentarios machirulos, su salida estará más cerca que lejos.

Luego de que Reverdito abandonara el programa hubo una discusión entre Alfa y La Tora, cuando el señor le hacía panqueques a sus compañeros. Allí la rubia se puso furiosa porque el hombre se refirió como chiste a lo que había hecho con Coti. Terminó a los gritos e insultándolo con frases nada deconstruídas como "hijo de puta" y demás, para luego ir a encerrarse a su cuarto.

Al hombre más antiguo del reality lo tuvieron que contener sus compañeros porque luego del cruce se quería ir de la casa, pero al mismo tiempo hubo otros que le hicieron crecer la bronca sobre lo que estaba viviendo. En particular fue Agustín Guardis quien lo alentó a que cuando salga del programa pida las cámaras y le haga una denuncia a quienes lo acusaron sin pruebas de abuso sexual.

Este tipo de presiones y el saber que afuera todo este tipo de actitudes repudiables son motivo de una cancelación social que lo puede sacar lastimado del show, fueron suficientes para que Alfa quisiera abandonar el programa durante la jornada de ayer, aunque luego sus compañeros pudieron calmarlo y evitar su deserción.

Es muy probable que cuando a La Tora le toque salir de Gran Hermano 2022 y se encuentre con el panel del debate, tal como le sucedió ayer a Juan, vaya a ser interpelada por todas sus acciones dentro de la casa, pero a su vez, como le sucedió a Martina Stewart Usher, también sus actitudes del pasado pesarán en el juicio televisivo que le realizarán.

¿Y qué contestará cuando le hagan referencia a su video donde invita a que quienes quieren ponerle yuyos al mate se vayan a Paraguay? Probablemente que fue un chiste, que es humor. Pero entonces, ¿lo de Alfa qué fue? Porque con esa vara, lo del hombre fue acoso, pero lo de Lucila fue discriminación y xenofobia.

¿Quién tiene el criterio para medir cuándo es humor y cuándo no? La doble vara es uno de las elementos que más pesan a la hora de elegir quién se va de la casa más famosa del país, esto quedó demostrado en las votaciones y se puede percibir a simple vista en las discusiones y los apoyos en las redes sociales.

Lo que es un hecho es que acoso también es estar acusando de abusador a alguien sin pruebas y con el fin de esmerilar su imagen social. Esto es lo que está viendo el público del reality, que ya tendrá oportunidad de castigar a Alfa por su mal gusto, pero que mientras tanto prefiere golpear a quienes banalizan las peleas más importantes de la sociedad para mejorar sus estrategias de juego.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!