Secciones
Gran hermano

Chancletazos, prejuicios y enojos: Alfa, el perro viejo que no come ni deja comer, otra vez se fue al pasto

El más grande de la casa otra vez jugó al límite y se ganó el repudio de sus hermanitos.

Los días pasan en la casa de Gran Hermano, y ya quedan 11 participantes en juego por los 15 millones de pesos y la casa prefabricada que ofrece al ganador el reality. Aunque eso no quiere decir que haya menos conflictos y problemas que cuando todo comenzó hace más de dos meses y había 18 jugadores.

A su vez, el tiempo y las horas de exposición en la televisión fueron mostrando a los favoritos del público, tanto en el voto telefónico como en las repercusiones de las redes sociales. Y si bien es una realidad muy dinámica, la que lleva a los integrantes del programa de héroes a villanos y viceversa, ya hay ciertos núcleos duros alrededor de ellos que los ponen como fuertes de cara a las placas de nominación.

Uno de estos es el polémico Walter "Alfa" Santiago, quien fue salvado la primera semana por Martina Stewart Usher para que aprenda a tratar mejor a las mujeres, en una gala en la que tenía todo el perfil para irse primero del juego. Pero la persecución que sufrió por el resto de sus compañeros, quienes insistieron en exponerlo como un anciano machista y conservador, terminó fortaleciéndolo como personaje, a tal punto que la última placa fue el primero en abandonarla con un 3,17 por ciento de los votos negativos recibidos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Aunque esto no quiere decir que el más grande de los integrantes del reality no sea todo lo que le dicen sus compañeros. Algo que viene demostrando semana a semana y que muchas veces lo perjudica con su perfil polémico, como cuando se negó a alentar a la Selección Argentina en los partidos de Qatar 2022.

Las últimas tres que se mandó Alfa, son un ejemplo de este tipo de errores donde juega al límite de la cancelación por sus concepciones que rozan la misoginia y la desubicación con las mujeres. Y si bien hay cosas con las que el público suele estar de acuerdo con él, como cuando protesta porque tienen relaciones sexuales en la misma pieza donde duerme, hay otras veces que demuestra que en realidad es como dice el refrán: es un perro viejo, que no come ni deja comer.

Y eso se evidencio cuando la correntina Coti Romero fue a pedirle la pieza a Romina Uhrig, para estar en intimidad con Alexis "el Conejo" Quiroga. Allí la ex diputada nacional le dio el "ok", pero Alfa dijo que le daba "vergüenza". Fue entonces cuando su compañera lo criticó por su postura: "Te molesta si lo hacen delante tuyo, si no lo hacen delante tuyo. ¡Dejate de joder!". Lo que llevó a que el más grande amenace nuevamente con lo de siempre: "Me quiero ir".

Y si bien, como siempre, no lo hace, el enfrentamiento que genera hacia dentro por sus posiciones conservadoras respecto a la libertad con la que viven su sexualidad los más jóvenes, es un conflicto recurrente con los demás hermanitos, quienes muchas veces exponen el cansancio que les generan este tipo de posturas.

Esto quedó reflejado cuando tuvo un cruce con Julieta Poggio, la creadora de #FueraMalasVibras y una de las favoritas de las redes sociales, con quien mantuvo un fuerte cruce respecto a la exposición de sus compañeras en la intimidad.

"Alfa, ayer sí estabas hablando mal de Daniela (Celis)", le tiró la joven. Enseguida Alfa se enojó y le dijo que no se lo permitía. "Me parece que es cualquiera lo que decís. Tenés un pensamiento anticuado.Vos decís que tu mamá y tu hija son unas reinas, ¡todas las mujeres somos unas reinas!", respondió Julieta.

"No, estás confundida. Una tipa que se acuesta en un dormitorio delante de 10 tipos y está garchando como una perra, para mí no es una reina", contestó Alfa. "¿Qué es? ¿Una puta?", le preguntó Poggio. Y si bien el hombre no replicó a ese cuestionamiento, cabe el refrán del que calla otorga, porque es lo que hizo el participante sexagenario.

Este tipo de juego al límite que realiza de forma involuntaria Alfa es el que lo colocó como favorito por los conflictos que genera, pero tal como demostró la involución de Agustín Guardis, quien pasó de "león" a "acosador sexual en potencia" por los comentarios onanistas acerca de sus compañeras y hasta de la cantante Lali Espósito, el hombre mayor corre cada vez más riesgos de perder el apoyo con una de sus desubicaciones.

Sin ir más lejos, luego de que su amiga Romina empezara golpear a los hermanitos con una chancleta en chiste, este comenzó a devolverle y la golpeó con el mismo calzado en la cola, y no sólo se quedó ahí, ya que siguió con Daniela y después con Julieta, un una broma que no quedó nada graciosa, y más en el caso de ir orientada a personas que reconocen que no le agrada su humor.

Esa acción lo puso otra vez en el centro de la escena, porque cualquiera de sus compañeras podía llegar a enojarse de verdad por lo sucedido, algo que no tuvo ni el consentimiento ni el aval que pedía.

En tiempos de deconstrucción en cuanto a la violencia machista y la perspectiva de género, el polémico juego de Alfa lo pone en el camino de Agustín. El paso de favorito a repudiado puede estar en su agenda, a no ser que modifique su forma de jugar.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!