Secciones
Gran hermano

Coti, al horno y con papas: mitomanía, peleas y el pánico a quedar en placa por sus traiciones

A la correntina se le abren cada vez más frentes de batalla.

Una de las figuras que peor la está pasando en los últimos días en la casa de Gran Hermano es la correntina Constanza "Coti" Romero. Es que, lamentablemente para ella, todos los días se le enciende un nuevo foco de conflicto que la acerca cada vez más a la salida del programa, porque además de los problemas internos, afuera pierde apoyo día tras día.

Uno de los principales problemas que tiene ella es que cree que su juego, lleno de mentiras y traiciones, es bien visto fuera del programa. Algo que no parece tan así de acuerdo al termómetro de las redes sociales, donde piden la cabeza de la rubia por sus últimas maniobras.

Esto se intensificó a partir de su pelea a los gritos con Julieta Poggio y Romina Uhrig, con quienes se mostraba como principales aliadas hasta que, a partir de un grito desde el exterior que avisaba que Coti había traicionado, se terminó la relación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Todo había comenzado cuando ella planeó con sus amigas que la cubran en el confesionario para hacer la nominación espontánea y votar a los chicos, porque ellos venían "por las chicas". Todas le obedecieron y luego votaron hombres, pero no fue su actitud en el confesionario, donde ella le dio tres votos a Julieta y dos a Daniela Celis, la última eliminada -gracias a esa artera jugada-.

Y ahora la situación se complejizó aún más, tras la pelea con Alexis "el Conejo" Quiroga, quien fuera su novio dentro de la casa. Algo que se despertó después de su griterío con las chicas y el pedido de ella de que él no las frecuente más. "Yo sigo jugando, no me puedo pelear con todos porque vamos ir los dos a placa", la advirtió el último líder semanal. Aunque a ella pareció no interesarle, porque continuó con los celos y la posesión apuntadas a él.

Así explotó todo. A partir de un planteo de ella acerca de su cercanía con la ex diputada nacional. "La verdad que a mí me molesta y lo voy a demostrar porque no tengo por qué ocultarlo", le dijo en aquel momento. "No me importa si a vos no te molesta, a mí sí. Y si me tengo que quedar sola, bueno. Me voy porque no me siento bien", reclamó mientras se paraba y dejaba sólo al Conejo.

"Bueno, dame la cadenita", le pidió enojado Alexis el regalo que le había dado. "Listo, no contés más conmigo y te digo una cosa, con esas cosas muy personales no se jode", le protestó, para finalizar con un fuerte insulto: "Pelotuda de mierda".

Encima de todo, recibió una sanción por parte de Gran Hermano, luego de agarrar una pelotita de tenis que habían tirado con un mensaje hacia ella que decía que Martina Stewart Usher era la única que la apoyaba desde afuera para sacar a Julieta.

El castigo de la producción hacia ella significó quitarle su voto para que un ex integrante reingrese a la casa, y fue porque ella contó a sus compañeros lo que le había dicho la voz más importante del programa. 

Aunque esto no le importó a ella, ya que al salir de allí volvió a cometer el mismo error de contarlo, y además les mintió a todos diciendo que la iban a mandar a placa por eso. Algo que en ese momento no era verdad, pero que ahora analizan en la producción del reality.

"Me van a sancionar, seguramente voy a estar en placa la semana que viene porque por la pelotita que agarré no me dejaron votar", les contó a quien entonces todavía era su pareja y a Thiago Agustín Medina. "¿Y por qué vas a estar en placa? ¿Por eso?", le preguntó el Conejo.

"Porque me dijeron que no podía contar nada de la conversación que habíamos tenido ahí dentro", explicó. "¿Y por qué la contaste?", insistió Quiroga. "Porque estaban diciendo que yo la había votado a Juli y yo le quería decir que no y no había forma", agregó Coti.

Es por estas cosas que la correntina teme a lo que se vaya a definir a partir de los repechajes que quedan, donde dos ex integrantes del juego volverán a partir del voto del público el lunes. Su miedo pasa porque su forma de moverse dentro de la casa sirve ahí y si alguien con información de afuera entra, es alguien a quien no va a poder afectar con sus manipulaciones y mentiras.

Esto se vio ayer con el reingreso de Juliana Díaz, a quien enseguida fue a hablar para constatar cuánto conocía de sus traiciones. Obviamente, la nacida en Venado Tuerto se hizo la que no sabía nada de lo que hablaban. Aunque en realidad ya hizo un pacto con Daniela, una de las candidatas más firmes para volver el lunes, para jugar juntas adentro y desenmascarar a Coti, al Conejo y a Thiago.

Encima el cartonero de González Catán aprovecha para debilitarla lo más que puede, y no se sabe si intencionalmente o de forma inocente, pero en dos oportunidades se refirió a que ella es una traidora. La primera cuando quiso decir que era la más mencionada afuera y la segunda cuando la correntina aseguró que quería ver a todos afuera menos a Martina y Juan Reverdito. "Ni en pedo, mirá si me traicionás afuera", lanzó el más joven de la casa.

En las redes sociales la frases "si pisa placa se va" es la que más suele estar acompañada de la palabra Coti. Ese juego de mentiras y traiciones que tanto le sirvió adentro, es el principal lastre con el que cuenta de cara al público. Ese mismo público que espera ansioso poder votarla para que abandone la casa más famosa del país.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!