Secciones
Gran hermano

Del desgarrador llanto de Romina al desconsuelo de Alfa: los emotivos saludos por Navidad

Las fiestas pusieron a los hermanitos en modo melancólico.

Tras más de dos meses dentro de la casa más famosa del país, los integrantes de Gran Hermano recibieron el mensaje de sus familias por esta próxima Navidad y la emoción invadió a cada uno de ellos, quienes los vieron en la intimidad del confesionario.

Estas situaciones fueron respaldados por el público tanto en el rating, donde el debate del jueves hizo un promedio de 17,6 puntos, como en las redes sociales, donde esta repercusión también se vio en los miles de comentarios que los fanáticos y fanáticas de las principales protagonistas del reality show intentaron viralizar.

Es que hubo momentos muy intensos como el quiebre total y absoluto de Romina Uhrig cuando vio el saludo de sus hijas MíaNina Felicitas, la pequeña bebé de un año. Algo que la superó por completo y la dejó llorando y agradeciendo por lo que había visto. La mujer de 34 años no quería pasar porque ya había escuchado el testimonio de muchos de sus compañeros y compañeras y sabía que lo que se iba a encontrar era un golpe enorme para sus sentimientos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"No dudes que te vamos a estar esperando y que te amamos mucho", le aclaró Mía. la mayor de las tres, quien estaba junto a la madre de Romina. "Feliz Navidad, gorda. Te mando un saludo grande, que la pases bien, fuerza y dale que te estamos bancando desde acá. Abrazo", se lo escuchó saludar a su ex pareja, Walter Festa, quien fuera intendente de Moreno.

El "mamá, mamá" de la bebé Felicitas, seguido de imágenes de ellas festejando el campeonato del Mundo que ganó Argentina en Qatar 2022, fueron el cierre de un video en el cual Romina no pudo contenerse y terminó mostrando todo lo que padece por jugar en Gran Hermano.

No es la primera vez que la ex diputada nacional entra en crisis por extrañar a sus hijas, aunque al mismo tiempo es una de las figuras del juego que mejor estuvo creciendo de acuerdo a sus actitudes y porque transmite el deseo enorme que tiene de ganar el juego. Su rol de madre y jugadora despertó muchos debates entre los panelistas acerca de la maternidad, el machismo y el trabajo, que la terminaron fortaleciendo y levantando su perfil.

Ayer, cuando emitieron su saludo y le consultaron a los ex jugadores presentes en el estudio acerca de ella, Lucila Belén "la Tora" Villar no pudo contener su emoción al referirse a ella. Una demostración de lo impactante que fue el saludo para los espectadores.

Otra de las figuras que enterneció a multitudes fue el ingreso al confesionario por parte de Walter "Alfa" Santiago, quien no quería pasar porque sabía lo que le venía. Así fue que entró ya con los ojos vidriosos para encontrarse con un tierno mensaje de su hermano Sergio y su hija Ángeles.

"Acá afuera estamos todos bien, por suerte", le expresó su hija para dejarlo tranquilo. "Joaquina está cada día más grande. Quiero que pases una muy feliz Navidad. Lo único que te pido es que después de este video no hagas nada de eso de que te querés ir", le pidió Ángeles, conociendo los últimos arranques del sexagenario para irse del programa.

"Acá toda la familia te está apoyando, lo miramos, te queremos mucho", le recordó su hermano. Luego le dijo que esperaba "que el video no te sensibilice", casi desconociendo la ternura de este hombre que logró traspasar la pantalla.

La figura paternal que refleja hacia dentro y hacia afuera quien ingresó a la casa para ser el patriarca y terminó siendo el cocinero al que los jóvenes le hacen bullying por sus modos antiguos y atrasados, se vio demolida ante la evidente aparición de un mar de lágrimas y quejidos producto de llevar dos meses sin conocer cómo estaban.

Quien no sorprendió con su contención fue el salteño Marcos Ginocchio, uno de los más queridos y hasta el momento máximo candidato de lograr imponerse en una hipotética final. Aunque no hay que adelantarse, ya que la actual edición del reality demostró que un recorte malicioso o un comentario desubicado, pueden hacer perder toda la popularidad en un instante, como le sucedió a su amigo Agustín Guardis, quien arrancó siendo un estratega y terminó como un baboso.

Fiel a la tradición salteña, el primero que apareció fue su "tata". El padre de Marcos que le dijo que lo quieren y lo extrañan. "Queremos desearte una hermosa y feliz Navidad. Que el señor y la Virgen te bendigan y te protejan siempre", expresó el hombre.

Luego pasó su madre, sus hermanas y amigos. Ni una lágrima, aunque sí alguna cara de congoja, se le pudo ver al jugador más callado del programa. Es parte de una de sus características más contradictorias: su mesura. Es que mientras su no intervención y su belleza lo han hecho popular, muchos creen que en una final quienes más jugaron saldrían más fortalecidos.

"Es una planta", pudo leerse en las redes sociales respecto a su llanto contenido. "No es normal lo que le pasa", dijeron otros. Lo que es un hecho es que el salteño se mantuvo más digno que el resto de sus compañeros y compañeras del show.

Otro de los que sí fue invadido por las lágrimas fue Juan Ignacio "Nacho" Castañares Puente, quien con mucha emoción se encontró con un mensaje de su padre, quien se llevó muchos comentarios en las redes por su marcado acento español.

"Hola, hijo. Hola, chuchito. ¿Cómo estás? Guapo. Pasaba por aquí para desearte de parte de toda tu familia y amigos, que te estamos bancando desde el día uno; estás cumpliendo tu sueño. Así que disfrutalo mucho. Y vamos 'palante que estás muy bien. Te apoyamos muchísimo, te amamos más y deseamos que, así como has sido el primero en entrar en la casa, seas el último en salir", saludó el papá.

"Fue muy lindo porque me hizo acordar a cuando él vivía en España y solamente hablábamos por teléfono, porque había tiempos en los que no podíamos viajar. Me hace acordar mucho a eso. Muchas gracias", le agradeció Nacho a Gran Hermano.

A la creadora de #FueraMalasVibras, Julieta Poggio, la sorprendió el saludo de su madre, pero fundamentalmente el de su novio, Lucca Bardelli, quien le envió un tierno y fortalecedor mensaje.

"Hola, mi amorcito. Quería desearte una feliz Navidad. Extraño cada beso, cada abrazo, cada charla con vos, nuestras salidas, dormir juntos. Yo acá afuera te estoy esperando, te estoy bancando, amando, extrañando un montón, pero espero verte salir ganadora. Te amo con todo mi corazón", le dedicó su chico.

"Sinceramente necesitaba escuchar esas palabras para que me dé fuerzas", reconoció Julieta, a quien desde la producción tantas veces intentaron involucrar sentimentalmente antes con Marcos y ahora con Nacho.

También Alexis "el Conejo" Quiroga mostró sus emociones ante el saludo familiar, así como también su amigo Thiago Agustín Medina, quien recibió el saludo de sus hermanos, o su pareja Constanza "Coti" Romero, quien tuvo lo mismo de sus padres, envueltos en una cinta a lo banda presidencial con la palabra "Coty".

A los nuevos tampoco los perdonaron. Tanto Camila Lattanzio como Ariel Ansaldo, salieron llorando del confesionario, por el saludo de sus respectivas familias. Sin dudas el programa de ayer fue un punto alto del show, respecto a los momentos emocionantes que se vivieron durante lo que va de la temporada. Después de muchas celebraciones por el Mundial obtenido en Qatar, en Gran Hermano se sintió que llegaron las Fiestas, y los hermanitos se pusieron nostálgicos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!