Secciones
Gran hermano

El contundente descargo del papá de Thiago al recuperar su libertad: "No soy violento"

Julio Ricardo Medina había sido detenido después de ser denunciado por su hijastra Camila Ayelén Deniz, por lesiones y amenazas.

Julio Ricardo Medina, el papá de Thiago, uno de los concursantes más queridos y, a la vez, más resistidos dentro de la casa de Gran Hermano, había sido detenido en octubre por intentar ahorcar a su hijastro, Lautaro Cáceres, agredir físicamente a Camila Ayelén Deniz, la hermana de Thiago, y discutir con su hija Brisa. Fue la propia Camila que, luego de refugiarse en la casa de un vecino,  realizó la denuncia contra el hombre de 54 años.

Inmediatamente fue detenido, quedó imputado y durante un tiempo permaneció internado bajo los efectos de sedantes. Sin embargo, el hombre recuperó su libertad en la noche del martes y difundió un video en las redes sociales. "Acabo de salir en libertad. Quiero aclarar que quiero estar bien con mi familia, quiero reunir a mi familia. No soy un hombre violento y quiero recuperar a mi familia", dijo en el vehículo que lo trasladaba.

Las imágenes fueron compartidas por el periodista Mauro Szeta. De acuerdo a los detalles que trascendieron sobre la denuncia, Medina había llegado alcoholizado a su casa y la peor parte se la llevó Camila, a quien agredió con golpes de puño en el rostro. La causa se encuentra a cargo de la doctora Soledad Breggia, quien había dispuesto el traslado de Medina a una comisaria Jurisdiccional y lo imputó con la intervención de la Secretaria de Género Municipal.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La detención se había llevado a cabo el pasado 30 de octubre luego de la denuncia que realizó su hijastra por golpes y amenazas que, según su relato, sufrieron ella y dos de sus hermanos."A Julio Ricardo Medina le impusieron una restricción perimetral. Deberá evitar todo tipo de contacto con las medio hermanas del participante del reality", precisó el periodista de Telefe.

A raíz de este escándalo, Camila decidió mantenerse en absoluto silencio y solo usó su cuenta de Instagram, donde tiene más de 70 mil seguidores, para referirse a lo ocurrido: “Quiero que se pase esta tormenta que estoy viviendo. Quiero volver a ser yo y sonreír como antes”. Por ahora, el padre de Thiago tiene una orden de restricción y se lle prohibió acercarse a menos de 200 metros de la casa donde vivía con sus hijos.

Al principio, Thiago, con sus 19 años y oriundo de González Catán, cautivó a la audiencia de Gran Hermano con su historia de vida. “Antes de morir, mi vieja me dijo ‘vergüenza tenés que tener cuando salís a robar’ y le hice caso, nunca salí a robar, nunca, nunca”, había dicho durante su presentación antes de ingresar a la casa más famosa del país. Sin embargo, algunas actitudes suyas dentro del reality causaron que los fanáticos le perdieran el cariño.

Sin ir más lejos, el joven fue despedazado en las redes sociales porque se metió en la habitación de los hombres, se acostó junto a Agustín, otro participante, lo abrazó por detrás y le realizó varias caricias sin consentimiento, después de asegurar que es homosexual y recibir bullying por eso.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!