Secciones
Fenómeno

Juego sucio, traiciones y una casa "sin villanos": los candidatos a ganar Gran Hermano en 2023

La edición 2022 viene siendo un éxito en todos los sentidos.

Cuando todo el mundo esperaba que la nueva edición de Gran Hermano, que comenzó el 17 de octubre, fuera otro reality show más, como La Voz Argentina que producía Telefe y El Hotel de los famosos de Canal 13, el rating y las repercusiones en las redes sociales hicieron del programa un éxito sólo comparable con aquella temporada histórica que logró superar los 50 puntos de rating y transformarse en el suceso más visto en una pantalla argentina.

Las razones de tal locura siempre pueden ser muchas, porque los personajes que juegan adentro van cambiando y si ellos no convocasen no se podría hablar del fenómeno. Además, a diferencia de otras épocas, hoy las redes cumplen un rol distinto al que ocuparon en otros años, con mucha más actividad y seguimiento por cada uno de los fanáticos y fanáticas del juego.

En términos de rating el programa hubiera sido lo más visto del año, de no ser porque en el medio ocurrió un evento histórico de magnitudes como el Mundial de Qatar 2022, en el cual, para colmo, la Argentina se quedó con el ansiado trofeo, generando una movilización de 5 millones de personas, algo sin precedentes en el país.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sus punto más altos son las galas de nominación y eliminación, las cuales se dan los miércoles y los domingos, salvo por la del 18, que pasó al lunes 19 por coincidir con la Final del Mundo. Pero la anterior, la del 12 de diciembre, en la cual se fue Agustín Guardis, registró 22,2 puntos según IBOPE.

Y este fenómeno no decae con los días. El miércoles 28 lo más visto del día fue Gran Hermano con 21,4 de promedio de rating, y lo siguiente fue Pluto TV presenta: Espiamos la casa, que marcó 16,9. Lo tercero más visto, Telefe Noticias, tuvo un promedio de 10,6. La mitad que lo que su tanque esta temporada.

Cabe recordar que el momento de más rating en la televisión nacional fue el final de la temporada 2007 de Gran Hermano, en la cual la tucumana Marianela Mirra se impuso a Juan Expósito. Allí se registró un pico de 50,3. Hoy los formatos son distintos y conseguir esos números con toda la competencia que existe en términos de recreación -juegos, plataformas, streamings-, ya no parece posible. Pero eso no quiere decir que lo sea. 

Otro elemento que demuestra el furor que despierta en el público este grupo de hermanitos y hermanitas, es el éxito en el cual se transformó la aplicación Pluto TV, la cual transmite en el canal 141 las 24 horas de lo que sucede en la casa más famosa del país.

El mes pasado la app que, al igual que Telefe pertenece a Paramount, consiguió alcanzar el primer lugar del Top Charts local, luego de lograr 872 mil descargas tanto en la Argentina como en el Uruguay. Y dejó atrás a pesos pesados como la principal red social en la actualidad, Instagram, y el más importante servicio de mensajería instantánea, WhatsApp.

"El éxito de Pluto TV se debe a un crecimiento explosivo en la región debido a la Conmebol Libertadores Femenina y Gran Hermano en donde nuestros usuarios se encontraron con estos contenidos totalmente gratis y sin requerir ningún tipo de registro. La simpleza de Pluto TV ha sido un factor clave", reconoció el vicepresidente de Marketing & Growth para los Servicios de Streaming de Paramount en Latinoamérica, Paul Del Pin.

La plataforma está activo ofreciendo un servicio gratuito para ver televisión, desde 2014. Aunque recién en 2019 fue adquirida por el gigante de Hollywood y su perspectiva cambió. Esta retroalimentación con el reality show la colocó en un lugar de privilegio de cara a las novedades que vaya a haber en el mercado del entretenimiento.

La conducción de Santiago del Moro, que al principio estuvo muy criticada por las voces anónimas de las redes sociales, también terminó siendo un punto alto, gracias a que se fue acomodando y mejorando en su rol, haciendo que pueda transmitir su impronta y su talento a las distintas galas y debates que manejó.

Un plantel memorable

Tal como se explica más arriba, tener un plantel de figuras que convoquen también es un acierto de la actual edición de Gran Hermano. Y en este caso fue algo que se dio naturalmente, ya que desde el día uno, el grupo que luego pasó a llamarse "los monitos", y que componían el influencer Tomás Holder, el taxista Juan Reverdito, la docente Martina Stewart Usher y el ex futbolista Juan Ignacio "Nacho" Castañares Puente, tomó la ofensiva y logró llenar de picante al programa.

Además despertó otro fenómeno que se hizo evidente. El público de esta edición no aprueba el juego sucio ni las dobles intenciones. Así que se fue llevando a todos ellos, salvo a Nacho, uno por uno. En el medio también fueron cayendo quienes tomaron posturas confrontativas y se aliaron con los restos del primer grupo de villanos en el juego desde Nadia Epstein y sus pollitos. Mora JaborniskyLucila Belén "la Tora" Villar María Laura "Cata" Álvarez, son ejemplo de esto.

La dinámica respecto a otras temporadas del juego cambió a partir de un elemento nuevo a la hora de votar. Mientras que anteriormente el público elegía a quien quería que continúe, ahora los votos son negativos, lo que impide que la gente siempre vote a su favorito, y a su vez conduce a que se vayan quienes peor imagen negativa tengan.

También el récord que generó Agustín Guardis será un momento épico guardado en la retina de quienes miran el programa. El platense pasó de ser -en quince días- del hombre menos votado en un placa con 0,78 por ciento, a salir con un 76, demostrando lo confusa de la nueva forma de votar.

Guardis había pasado todos los límites en la casa, pero aún así su popularidad lo puso de nuevo en la casa, cuando se dieron los tres repechajes del público, que originalmente eran dos, pero que crecieron a partir de la expulsión de Juliana Diaz, la santafesina que contó hasta lo que no sabía y desbalanceó el juego para siempre.

La traición de la correntina Constanza "Coti" Romero, una de las últimas jugadas, la cual significó convencer a Julieta Poggio Daniela Celis de votar a hombres, porque los chicos venían por ellas, mientras que ella hacía la nominación espontánea y dejaba a las dos en placa, fue un evento más que demostró que, a diferencia de otras ediciones, el público actual no respeta las maniobras como esta, basadas en la traición y el engaño.

La jugada dividió la casa y terminó con la tregua de abrazos y besos que había generado poder ver a la Scaloneta alcanzar el Mundial de fútbol con el relato de Hernán Feler y los comentarios de Martín Reich. Además expuso a la rubia y a su pareja, Alexis "el Conejo" Quiroga, como los nuevos villanos, repudiados abiertamente en las redes.

Los pesos pesados

A la edición le quedan todavía más de dos meses para culminar, y las elecciones del público son tan dinámicas que no se pueden hacer pronósticos con plena seguridad. Lo que es un hecho es que en la casa ya hay varios jugadores importantes, que son candidatos a llevarse los 15 millones de pesos y la casa prefabricada.

El más importante de estos es Marcos Ginocchio, el más lindo de la casa y uno que generó su propio fandom que es capaz de liquidar participantes a votos cuando se lo pone en duda o se lo critica. Las características del salteño, de ser un joven moderado, silencioso y poco conflictivo lo ponen en un lugar de privilegio para el juego tal como gusta hoy. Aunque también lo puso muchas veces en placa, cuando sus compañeros lo pusieron en placa creyendo que su calma sería su cruz y la garantía de su salida.

Otro de las jugadoras que más fortalecida está es Romina Uhrig, quien fuera diputada nacional y ex pareja de Walter Festa, el otrora intendente de la localidad bonaerense de Moreno. Su juego preciso y siempre consciente de que las malas actitudes son repudiadas por el público la colocaron en una potencial final, ya que sus enemigos dentro son potenciales eliminados y que su imagen positiva está en alza desde que ingresó y las dudas acerca de su pasado político la debilitaron.

Y que el público sea tan cambiante se ve en el destino de final que tiene Walter "Alfa" Santiago, el patriarca de la casa de 60 años de edad. Él estuvo en la primera placa junto a Holder, Guardis y Marcos, pero la primera líder, Martina, lo salvó "para que aprenda a tratar a las mujeres", pero en realidad fue porque consideraban que salía seguro -algo que era muy probable- y eligió que se vaya otro. Lamentablemente para ella lo sacó a Holder, pero además todo fue crecimiento para el señor a partir de ahí.

Si bien muchas veces la producción lo cubrió y lo protegió, otras veces lo castigó con nominaciones. Su característica de hombre sin filtro, que aseguró que el presidente Alberto Fernández lo "coimeó" en vivo para todo el país, lo hicieron uno de los personajes más polémicos y uno de los que más placas sobrevivió en la historia del juego.

La cuarta que quedaría en una hipotética final sería Julieta Poggio, la creadora del hashtag #FueraMalasVibras que graficó la salida de "los monitos", quienes la apodaron "disney" por su estilo ingenuo y descontracturado. Fue una de las primeras del grupo que tuvo su propio fandom, aunque perdió mucho apoyo a partir de ciertas declaraciones sobre una perra que tienen en su familia.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!