Secciones
Gran hermano

¿León en celo o acosador? La brusca transformación de Agustín y la amenaza machirula a Julieta

El "estratega" va camino a perder su apoyo, tras referirse a la joven Poggio.

Si existe un termómetro para medir las reacciones de los fanáticos y fanáticas de Gran Hermano más allá de las votaciones de los domingos, son las redes sociales. Es que en esta edición del reality, a diferencia de otras anteriores, la inserción de la virtualidad en la vida cotidiana de las personas es mucho mayor, y también es más importante lo que refleja.

En Twitter, por ejemplo, se realizan constantes encuestas luego de las placas de nominaciones y hasta el momento no hubo ninguna que se equivoque en el resultado final, más allá de las diferencias porcentuales. Hay que reconocer que ninguna de las galas de eliminación fue lo suficientemente disputada como para que existan dudas sobre los resultados.

Y como se ve a los más repudiados, en las miles de publicaciones y menciones actuales también se puede vislumbrar a quienes son más queridos entre los 12 participantes que todavía están en busca de los 15 millones de pesos y la casa del premio mayor. Y si hay dos jugadores que afuera despiertan pasiones y cariños, esos son el platense Agustín Guardis y la creadora de #FueraMalasVibras, Julieta Poggio.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Justamente uno de los clips que difundió Telefe durante la gala de ayer, los pone a ambos de protagonistas. Aunque, para ser sinceros, es un video que cambiará todo en cuanto al apoyo del "estratega" que habla a las cámaras y diagrama con el público sus próximas jugadas.

Bajo el título de "¿El León entró en celo?", en el resumen se puede ver cómo el muchacho dice un montón de comentarios que demuestran lo excitado que se encuentra con la chica. "Qué buena que esta esta piba Julieta", comenzó. "Ayer se puso a hacer esas piruetas acá... Dios mío, qué ganas de agarrarla así", continuó.

Aunque la cosa no terminó ahí, sino que fue subiendo de tono. "Debe ser muy bueno lo que hace, debe ser una guarra", especuló sobre el desempeño sexual de su compañera.

"Ya se me están acabando las pulgas. En cualquier momento la encaro de una, ya fue. Se me está acabando la paciencia, muy respetuoso fui, demasiado", reconoció Agustín. "Me calienta que sea así. No estaría con una mina así en pareja, pero sí para estar un rato. Tiene un andar. El mejor de la casa. Es increíble cómo se mueve, parece que va bailando", agregó.

Y si con todo ese comportamiento baboso no alcanzaba, lo que vino al final del resumen hecho por la producción, es aún más esclarecedor. Porque el jugador afirmó que en caso de que ella no acceda a estar con él, no habría ningún problema: "La mando a placa y a la mierda, la saco".

Todo este diálogo fue con Alexis "el Conejo" Quiroga, quien escuchó las declaraciones de su compañero con una cara que iba de la sorpresa al espanto, y luego al repudio. Durante la charla, el cordobés volvió a mostrar sus atributos como buen jugador, ya que dejó que las palabras de calentura que emitió Guardis lo hundan con la gente que ve el programa.

El camino de soberbia y egocentrismo que fue desarrollando Agustín mientras vencía a sus rivales en las placas de nominación previas, evidentemente lo afectó en su personalidad. Este cambio que demuestra el perfil menos agradable del participante, ya comenzó a golpear el afecto que había logrado como Frodo, el seudónimo por el que lo conocen al muchacho, en las redes sociales.

Allí se mostró más fuerte el apoyo hacia la carismática Julieta que hacía él, luego del informe que lo expuso más como un depredador sexual que como un seductor convencido. Esto se pudo percibir de forma evidente en la mirada con la que el conductor de la frodoneta observaba a la chica que se mantiene fiel a su novio Lucca.

A la chica ya habían intentado "shippearla" con el salteño Marcos Ginocchio, el jugador de Gran Hermano más deseado según las redes sociales, debido a su espléndido cuerpo y sus atributos físicos. Pero ella demostró que nada le va a hacer cambiar su decisión de esperar a salir de la casa para estar con su pareja nuevamente.

Agustín se pasó de la raya y no sabe lo que despertó en las redes sociales en su contra. La abstinencia sexual con la que cuenta le jugó una mala pasada y lo hizo enfrentarse a una de las personas más queridas del programa. Si llega a hacer lo que promete, pronto perderá el apoyo que aún le queda, y pasará de león a gatito mojado.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!