Secciones
Gran hermano

Ximena Capristo: los secretos del GH 2001, su análisis del reality y el amor con Conti

Cómo ve a los nuevos hermanitos, lo que nadie contó de la casa y más.

Se sorprende cada semana como una espectadora más, pero no lo es. Ximena Capristo, actual panelista de “La Noche de los ex”, ingresó a la casa de Gran Hermano 2001 (para la segunda edición del reality de Telefe) y se llevó algo más valioso que un premio en efectivo.

“Hace 21 años era una re novedad. Todo era distinto. Ahora pasaron solamente cuatro semanas y el grupo que entró genera un montón”, subraya Capristo, que dos décadas más tarde continúa en pareja con Gustavo Conti, ex “hermanito” y padre de su hijo Félix. “En Brasil el programa no se dejó de hacer nunca y en otras partes del mundo van por el 25”, repasa Ximena, sobre el formato que con los años se fue aggiornando como la misma casa.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

“Estoy trabajando, pero cuidando a mi hijo que es lo más importante que tengo para hacer. Disfrutarlo porque es tan chico y pasa todo muy rápido. Me han llamado para hacer temporada de teatro, pero los horarios de noche me matan. Me gusta cenar con Félix y hay otras alternativas de trabajo que me lo permiten entonces priorizo eso. Para nosotros la cena en familia es re importante y no me gustaría perderlo”, dice Capristo en diálogo con BigBang.

 

-Volvieron a visitar a la casa 21 años después, antes de que vuelva a abrir sus puertas, pero esta vez con su hijo Félix.

-¡Sí! Le explicamos que nosotros nos conocimos en un programa de televisión hace un montón de años cuando éramos chicos y que vivíamos en una casa parecida a esa. Que la nuestra era otra, que también se la llevamos a conocer. Estuvo recorriendo un montón y preguntaba.

 

-¿Qué preguntaba?

-Le contábamos por ejemplo que en determinado sector estaba la vaca, que ahora no hay, obvio. Que teníamos una huerta, que estaba el ternero. Cosas más vintage. Es más, teníamos un televisor de tubo. No había un LCD 4K. La tecnología es otra. Y está increíble. Toda la zona donde hacen los juegos está buenísima porque es enorme y lo súper aprovechan. Recorrerla te daba como una sensación todavía de que algo te pertenece.

 

-¿Por qué habías decidido entrar a la casa en su momento?

-Me había anotado mi mamá. Yo no lo había visto nunca el primero. Estudiaba teatro con Norman Briski. Ya iba a un par de castings porque me gustaba, pero era re chica también.

-A diferencia de ediciones anteriores, esta casa ya empezó generando polémicas fuertes como el comentario de Alfa hacia Coti, que fue motivo de sanción.

-Me re chocó, porque no me gustó el comentario ni la forma cómo lo dijo, pero quedó en un contexto raro. Fue súper desubicada su actitud, pero no sé si lo hizo con ese fin. A mí me parece que es un hombre de otra generación, que se quiere hacer el gracioso y cae mal porque no da. Es una situación rara. Se dan muchas situaciones ahí, estás viviendo con gente que no conoces y a algunos no les pega bien estar ahí. En nuestra edición, Pablo Heredia tuvo un brote psicótico y estuvo años para recuperarse. Pasaron cosas, que tal vez no se sabían porque no había redes.

 

-¿Por ejemplo?

-Tuvieron un episodio el negro Parra (Roberto) con Máximo (Sacca), que se iban a agarrar a trompadas y Gustavo lo agarró al negro. Eso tendría que haber tenido una sanción y no la hubo. Un montón de cosas fueron pasando. Pero 21 años atrás...

-Y 21 años en pareja con Gustavo Conti, entre idas y venidas. Hace poco recordabas lo descreída que eras del amor antes de conocerlo en la casa.

-Sí, yo era re así. Yo no tengo una familia tradicional entonces también lo que uno mama... no me importaba estar en pareja. Y después de tantos años, con las cosas que puede llegar a tener cualquier pareja, buenas, mejores, no tanto, somos equipo y eso es lo importante.

 

-¿Podría ganar una mujer este año? ¿Cuál es tu corazonada?

-Lo que pasa es que va todo tan rápido y va cambiando todo que no tengo un favorito. Tal vez alguien me gustaba y ahora no. Igual por ahora vengo acertando con los eliminados.

-En la final de “La Voz Argentina” todo apuntaba a que ganaba una mujer y en la final hubo sorpresas. ¿Puede pasar algo así?

-Acá hasta último momento va a haber sorpresas. No va a ser fácil llegar a la final, porque generan un montón todos. Y hay cosas que ves y no podes creer. ¡Parece una novela! Como la primera nominación espontánea de Coti.

 

-¿Cuánta tolerancia tendrías hoy a un aislamiento?

- No puedo. Si yo me tengo que encerrar en Gran Hermano, no lo haría. Por eso me imagino que para la gente más grande es difícil. En el nuestro el más grande no tenía más de 26, 28 años. A mí no me da a esta altura de mi vida.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!