Secciones
Gran hermano

Martina y el "operativo fingir demencia": qué dijo de las denuncias y de su homofobia

Sigue "perdida" tras abandonar la casa de Gran Hermano.

A pesar de su breve paso por la casa de Gran Hermano, Martina Stewart Usher se convirtió en una de las participantes más polémicas. Y luego de quedar eliminada por el voto negativo del público, se enteró del revuelo que se generó en las redes sociales, donde fue acusada por las familias de sus exalumnos por maltrato.

Y en su primera visita al debate del programa, Santiago Del Moro le contó lo que había ocurrido fuera de la casa más famosa del país y que, si bien ninguna denuncia fue presentada formalmente ante la Justicia, influyó negativamente en su imagen pública. "No sé nada al respecto, no tengo el celular conmigo", se limitó a responder, visiblemente incómoda.

Otro de los motivos por los que fue duramente criticada por los televidentes fueron los comentarios homofóbicos que hizo en su presentación del reality, donde señaló que le daban "asquito" las personas bisexuales. "Yo sabía que con eso picanteaba, que era algo que iba a chocar, pero no es algo que pienso. Fue algo para la presentación para que haga ruido", se excusó la joven de 25 años.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, reconoció que se está "deconstruyendo". "Fui a un colegio de monjas, para mi siempre fue mamá y papá no había otra opción", señaló y aseguró que está trabajando sus prejuicios con su psicóloga. Además destacó que dentro de la casa se relacionó con María Laura "Cata" Álvarez, quien está en pareja con otra mujer, y fue cuestionada por los integrantes del panel por este comentario.

Luego, la hermanita visitó el ciclo de Ángel de Brito y reconoció las falencias de su estrategia dentro de la casa. “Hice lo que pude”, aseguró Martina en diálogo con LAM, quien se defendió de las críticas en su contra por su participación en el programa.

“Afuera vos ves un tape que te arman con lo de la semana. Es muy difícil conocer a una persona por ver videos. Afuera te juzgan por lo que hacés o lo que no hacés. Se olvidan que somos personas”, dijo la joven.

“Yo no entré a Gran Hermano con un coso (manual) de cómo jugar. Hice lo que pude”, se sinceró. Y agregó: “Seguramente la pifié en no ver los programas. Mi error fue no saber cómo era el juego. La pifié en todo”.

Respecto a quién podría ser el ganador de Gran Hermano 2022, la ex participante no tiene un candidato. “No sé quién va a ganar. Estoy perdida. Para mí tiene que ganar el mejor jugador, no la mejor historia”, consideró.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!