Secciones
Gran hermano

Más polvo que sótano abandonado: la contundente marca sexual de Daniela y Thiago

La santafesina dejó la casa, pero fue lo último de lo que hablaron.

Si bien la participante santafesina de Gran Hermano 2022, Juliana Díaz, fue la primera junto a su pareja, Maximiliano Giudici, en entregarse al fuego y la pasión del sexo en vivo y para todos los televidentes, durante la gala de ayer, la sexta eliminada del reality show que se fue de la casa más famosa del país este último domingo fue interrogada más sobre lo que hicieron sus compañeros que ella misma.

Es que durante la gala, además de mostrarle lo triste que había quedado su novio adentro y los festejos de quienes ya no la querían, la nacida en Venado Tuerto tuvo que ver una cantidad enorme de tapes sobre una gran mayoría de cosas en las que, no sólo no intervino, sino que fueron protagonizadas por otras personas.

Aunque también es cierto que el conflicto que explotó a partir de su salida y el festejo de Walter "Alfa" Santiago, fue una nueva perlita en las relaciones dentro de la casa. El hecho de que el sexagenario festeje la salida de Juliana despertó la ira de Alexis "el Conejo" Quiroga, quien lo reprendió por haberlo hecho cuando Maxi estaba triste.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Yo no me olvidó que esta dijo 'si yo fuera el padre de Coti (Romero) entro y lo saco de las pestañas'. Soy rencoroso y un hijo de puta", confesó Alfa a sus compañeras María Laura "Cata" Álvarez y Romina Uhrig.

La correntina Coti también protagonizó su propio tape, en referencia a que luego de que se fue Díaz ella se largó a llorar. Si bien al principio pareció algo catártico, luego de muchos días en la casa, la situación terminó con una confesión muy grande por parte de la rubia.

Es que, mientras enumeraba cuántas mujeres ya se habían ido del cuarto de las chicas, aseguró que se quiere quedar sola en el cuarto. Lo que quiere decir que está dispuesta a que se vayan el resto de las mujeres y quedarse como la última en irse.

Durante la gala donde los panelistas increparon fundamentalmente a Juliana por su comentario acerca de la maternidad de Romina, Díaz intentó todo el tiempo explicar que no había sido tan mal intencionada como fue interpretada y que esto es algo que había entendido así la ex diputada nacional.  "Llevabas cosas que vos sabías que eran mentira", le cuestionó Ceferino Reato.

Aunque lo que terminó siendo lo más protagónico de la gala donde se somete a un interrogatorio al último eliminado, fueron los tapes del furor sexual que viven Thiago Agustín Medina y Daniela Celis. El cuádruple festejo que protagonizaron en distintos lugares de la casa, como el sauna, la ducha, la cama, y muchos más, se llevó toda la atención y las miradas curiosas de los espectadores.

En las redes sociales los comentarios acerca del desempeño sexual de la pareja más reciente de la casa fueron constantes. No por nada el tape que difundió la productora se titulaba "Peor que conejos" y hablaba de que ambos habían roto el récord sexual de la casa más famosa del país.

Eso dio lugar a muchas autocríticas tanto por parte de Juliana como de los panelistas del programa que habían especulado con que la intención de Daniela no era verdadera, sino estratégica y con el fin de manipular al joven cartonero de La Matanza. Los días pasan y las noches también en la casa más famosa del país. Y si bien quedan 12 de los 18 participantes originales, se espera mucha acción para las semanas que quedan por delante.

Por un lado hablan de nuevos integrantes del reality, que estarían prontos a caer. Y por el otro todavía hay un repechaje en pie, que le devolverá la oportunidad a un participante eliminado, de volver a ingresar a la casa e ir por los 15 millones de pesos y la casa.

Y en ese repechaje jugó ayer Juliana, que si bien se fue con mucho repudio, es muy probable que no tenga tanto como los anteriores jugadores en abandonar la casa: Tomás Holder, Martina Stewart Usher, Mora Jabornisky, Juan Reverdito y Lucila Belén "la Tora" Villar, quienes también sumaron suficiente repudio. Además falta sumar a algunos integrantes más que todavía no abandonaron el programa pero que lo harán en las próximas semanas.

Lo que es un hecho es que Juliana sabe que ella es de otro grupo y que no divide los votos con nadie, como sí lo hacen sus competidores. Ya que, mientras quienes quieren que ingrese alguno de "los monitos",  deberá dividir su voto en cinco, y quienes buscan otra cosa sólo tendrán una opción.

El repechaje está en camino, y quien ingrese lo hará con una absoluta ventaja sobre el resto de sus compañeros por conocer el termómetro del afuera y saber qué cosas caen bien y cuáles mal. Sólo el tiempo confirmará a quien esté más preparado para sacarle jugo a esa situación.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!