Secciones
Gran hermano

Nervios, homofobia y comentarios despectivos: la crisis de Coti por los nuevos participantes en GH

El juego a dos puntas de la correntina peligra con los nuevos jugadores.

Mientras los días en la casa de Gran Hermano pasan y las eliminaciones se siguen acumulando, los jugadores y jugadoras que todavía siguen en carrera por los 15 millones de pesos y la casa que ofrece como premio mayor el reality, ven cómo las reglas cambian en el medio del programa y eso -en muchos casos- los mortifica.

Es que mientras muchos de ellos ven con malos ojos que nuevos participantes ingresen al programa, ya dos meses después del comienzo, y luego de haber podido disfrutar la libertad que ellos no, para otros es peor, porque saben que entran con información de afuera y con el conocimiento de cómo se mueve cada hermanito en la casa.

Una de las mujeres que más sufrió esto fue la correntina Coti Romero, quien se mostró muy afectada por esta resolución de la producción. Así lo demostró en un diálogo con su amante Alexis "el Conejo" Quiroga, donde protestó por este motivo con un nivel alto de angustia y bronca por saber que su juego a dos puntas, y con manipulaciones explícitas a las mujeres, se podía terminar.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Un ejemplo claro de esto fue su última espontánea que hizo unos segundos después de que Agustín Guardis se retirara como el último eliminado este domingo. Y si bien todavía no se sabe para quiénes fueron sus tres y dos votos, sí se pudieron escuchar sus especulaciones alrededor de la nominación.

"Chicas, quería saber si a ustedes les copa algo", comentó a sus compañeras el domingo. "Por más que se vaya un hombre, somos muy pocas nosotras. ¿Me darían una mano entrando al confesionario después de mí hoy?", les propuso. 

Aunque luego le contó la maniobra al Conejo y describió a sus amigas cuando este le comentó que cuando ellas pregunten si alguien la hizo, se van a dar cuenta que fue ella, lo que motivó una respuesta terrible de Coti: "no, son muy tontas para eso. Te lo digo de verdad".

Luego comenzó a describir a sus compañeras: "A Daniela no le da el bocho para muchas cosas", "a Julieta, ella dice que juega y qué sé yo, pero me di cuenta de que ahora, por ejemplo, está tratando de tener un carácter más fuerte supuestamente, como le dice mal las cosas a la gente. También dije.. no piensa mucho ella" y "Romi, la verdad, tampoco. Y eso que es grande ya". 

Este tipo de comentarios, que son claros afuera, son el principal temor de Coti a la hora de los nuevos ingresos, que llegarán con un panorama armado y una caracterización sobre ella, que hace peligrar sus relaciones en la casa. Y si bien su temor supuestamente no podría ser cumplido porque quienes entren no podrán utilizar la información de afuera, la situación la conflictúa evidentemente.

Además, este tipo de comentarios le juegan en contra fuera del reality, donde los espectadores valoran más las actitudes pacíficas y no conflictivas, de acuerdo a las eliminaciones del ciclo y el termómetro de las redes sociales.

Y en ese sentido viene acumulando cada vez más comentarios que la comprometen ante el público, como el que le dijo a su pareja en la casa sobre Juan Ignacio "Nacho" Castañares Puente.

"Que alguien me cure por favor la enfermedad que se llama celos", le confesó al Conejo. "Lo único que faltaba es que tenga celos de Nacho, que su papá había sido que es pansexual y tiene un novio hombre. Entonces, obviamente, que él se crió con eso y  sí, dice que le parecen lindos los hombres. Ahora sí que te vas a tener que alejar de Nacho", le planteó a su compañero.

El comentario discriminador y cargado de homofobia no pasó desapercibido ni para la producción ni para los fanáticos y fanáticas del programa en las redes sociales, quienes criticaron fuertemente la definición lanzada por la rubia, que demuestra una ignorancia profunda respecto a las relaciones y a la crianza de los hijos.

La declaración recordó a aquella pregunta que Mirtha Legrand hizo hace 12 años al diseñador de moda Roberto Piazza en una de sus mezasas: "Te voy a hacer una pregunta muy delicada: la pareja de homosexuales, suponte que adoptan a un chico, como tienen inclinaciones homosexuales, ¿no podría producirse una violación hacia su hijo?".

Lo que es un hecho es que la correntina quedará en el centro de la escena en las próximas semanas, tanto con el resto de sus compañeros en la casa (los nuevos y los viejos) como con el complicado público que se expresa en las redes sociales. Su juego a dos puntas corre peligro, y su presencia en la casa también.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!