Secciones
Gran hermano

"¿Qué más querían de mí?": el desconsolado llanto de Frodo y su deseo de volver a GH

De sus tropiezos al llanto descontrolado: el paso de Frodo por la casa de Gran Hermano.

De a ser el autodenominado estratega en los comienzos de la edición 2022 de Gran Hermano, a ser el villano machirulo y acosador que intenta volver a la casa más famosa del país hoy. En la vida de Agustín Guardis sólo pasaron menos de tres meses y en ese lapso pasó de ser el más popular al más repudiado. El jugador de La Plata hizo grandes jugadas y también muchas burradas que lo terminaron condenando a abandonar el programa hace menos de un mes.

Hoy el politólogo y comunicador de 25 años se juega el repechaje que, con el voto del público, lo puede volver a dejar en competencia por los 15 millones de pesos, la casa, y lo que más parece interesarle a él, el reconocimiento de ser ganador de GH. Y sus chances son dobles, teniendo en cuenta que hay dos cupos sobre ocho eliminados.

El también llamado Frodo, por su parecido al protagonista de El Señor de los Anillos, sabe que no la tiene fácil por el enorme repudio que sumó gracias a sus comentarios babosos sobre su compañera Julieta Poggio y hasta de la cantante Lali Espósito, de quien dijo que no le pediría el consentimiento para tener relaciones con ella.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Aunque a su favor tiene que, esta vez, el voto no es negativo, sino que es a favor de quien se quiera que vuelva al show. Y en lo que es apoyo, el conductor de la Frodoneta todavía tiene una fuerte base de fanáticos y fanáticas que se expresan a su favor en las redes sociales. Eso lo convierte en uno de los favoritos para ganar el repechaje.

Lo que nadie esperaba fue el dudoso quiebre que el jugador protagonizó en un vivo de Instagram, en el cual pidió perdón a todo el público por su comentario de mal gusto y su evidente descontrol hormonal.

"La verdad que me emociono mucho porque todo lo que hacen ustedes por mí, no me lo esperé nunca en mi vida. Y yo sé que estuve mal y cometí un error, pero sí soy capaz de pedir disculpas", reconoció Guardis. "Fui a todos los programas a poner la cara. Yo solito fui. Y estaban todos contra mí ahí. Y pedí disculpas porque sé que lo que dije estuvo mal", agregó. 

"Pero, ¿qué más querían de mí? ¿Qué quieren que haga? Ya está, soy humano yo también. ¿Qué? ¿Nunca nadie se mandó una cagada? ¿Nunca dijeron algo de más?", se excusó el platense.

Previamente agradeció por el aguante de su gente y confesó que en el debate había podido descargarse respecto a todas las cosas que se decían sobre él, las cuales los otros ex participantes utilizan en su contra. "Lo hice con mucho respeto, pero ya me había cansado de que hablaran así", precisó.

Igualmente Agustín no baja los brazos y no se resigna en su deseo de poder volver a entrar a la casa. "En esa valija voy a entrar con todos mis sueños y los de ustedes, voy a tratar de divertirme, de jugar y de disfrutar de la casa. Me van a ver que estoy contento y como estuve el primer mes y medio", adelantó.

"A mí no me van a frenar ni el periodismo, ni los panelistas, ni los conductores. Yo voy a pelear hasta el final", prometió. "Somos personas los que estamos ahí, así que no nos condenen", pidió.

Es el público el que decide su vuelta o no. No la tiene fácil porque tiene a pesos pesados como Daniela Celis, quien aseguró que tendrá un juego mucho más ofensivo y eso en las redes gustó, y Lucila Belén "la Tora" Villar. Además del influencer rosarino Tomás Holder y la misionera Mora Jabornisky.

El prontuario de Agustín Guardis

De ser el menos votado de una placa con el 0,78 por ciento, terminó yéndose a las dos semanas con un 76%. En el medio pasaron cosas. Su ego se descontroló cuando comenzó a hablar a su público frente a las cámaras del programa y a autoproclamarse "el León".

Sus peleas con Romina Uhrig y Walter "Alfa" Santiago en sus últimas semanas de estadía en el show, donde asumía que estaba en la final y ellos no, sumados a sus exabruptos sexuales constantes con Julieta, a quien sobre ella a los demás decía que no estaba enamorado y que se la quería "coger y nada más", fueron el cocktail furioso que logró que la gente abandone la Frodoneta y lo deje solo.

A Poggio la miraba y le decía que estaba manchada su ropa a la altura de su entrepierna, viendo la evidente incomodidad de ella. A Alexis "el Conejo" Quiroga un día le dijo que la iba a encarar y si no le daba bola, la mandaba directamente a placa.

Estas actitudes fueron juzgadas luego de su salida en el Debate donde todos los panelistas juzgaron el juego del joven de City Bell. Allí Sol Pérez lo cuestionó porque él decía que había dicho todo eso para que lo saquen de la casa y luego volver. A eso el productor Gastón Trezeguet sumó que la última semana abrazaba al Marcos Ginocchio y pedía que no lo voten porque quería seguir, dando a entender la utilización que hacía del salteño, muy popular entre los fanáticos y fanáticas del programa.

El comentario que terminó por detonar toda su popularidad fue el que hizo durante una charla de hombres, en la cual aseguró que tenía imágenes y videos íntimos de sus exparejas en un Drive, para utilizarlas en caso de que alguna de ella "se mande una cagada". La confesión de un potencial delito de extorsión terminó por sepultar lo que parecía un posible ganador de esta edición del reality. Su vuelta depende del público, pero no borrará el enorme prontuario que lo acompaña.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!