Secciones
Las Bombas del Fondo María Eugenia Ritó

La vigencia de una diosa

Supo ser la fantasía más grande para argentinos y argentinas. María Eugenia Ritó le reclama la mitad de los bienes a su ex marido, el abogado Marcelo Salinas. Y se luce como una belleza vigente. 

Por BigBang

1/5
Una diosa erótica que mantiene su vigencia a través del tiempo

Una diosa erótica que mantiene su vigencia a través del tiempo

"Mi ex me ofrece mucho menos de lo que me corresponde", denuncia.

"Dice que tiene menos de lo que en realidad yo sé que existe. Juega con mi plata y con mi vida", agrega

"Tuve que ponerle una restricción perimetral porque me trataba de loca. Pedí una orden por miedo".

A pesar de los sinsabores que le tocó atravesar, Ritó la sigue peleando. Y sigue tan bella y sexy como siempre.

A pesar de los sinsabores que le tocó atravesar, Ritó la sigue peleando. Y sigue tan bella y sexy como siempre.

Es una de las diosas que ratonea a miles de argentinos y argentinas. Hizo un culto de su ambigüedad y, aunque atravesó malos momentos, supo resurgir como Ave Fénix. María Eugenia Ritó, una diosa siempre vigente.


Está en conflicto con su ex marido, el abogado Marcelo Salinas.
Estuvo internada en una clínica por su adicción a las drogas, un mal momento que quedó atrás.

Ritó le reclama a su ex marido, el abogado Marcelo Salinas, la mitad de los bienes. En plena demanda conyugal, lo cree capaz de cualquier cosa. Y eso le da temor. Después de su internación para rehabilitarse, la rubia se mantiene hermosa como siempre.

Diosa de la ambigüedad, nunca ocultó que también le gustan las mujeres. 
“Me humilló, me trató de insana y me pijotea la plata que me corresponde', dijo sobre su ex

Temas

  • Maria Eugenia Ritó

Comentarios