Secciones
Decisión clave

¿Lula libre? Por qué el ex presidente de Brasil puede quedar en libertad tras un fallo de la Corte que no lo menciona

 "Nadie será considerado culpable hasta el tránsito en juicio de la sentencia penal condenatoria", aseguró uno de los jueces.

Una fallo de la Corte Suprema de Brasil dejó al borde de la libertad al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril de 2018. El máximo tribunal modificó una jurisprudencia que indicaba que una persona condenada en segunda instancia ya podía ser detenida, aun cuando existieran recursos pendientes en otros dos tribunales superiores.

La decisión de la Corte fue ajustada, con seis votos a favor y cinco en contra. Por ahora, se desconoce cuándo se podría hacer efectiva la liberación de Lula, aunque ayer en un comunicado adelantaron que hoy mismo presentarán el recurso para exigir la liberación inmediata.

La causa en la que definió ayer la Justicia de Brasil no está directamente vinculada al líder del Partido de los Trabajadores, aunque desde luego que fue seguida con especial atención porque podría beneficiarlo de inmediato.

En concreto, el Supremo Tribunal Federal de Brasil determinó que es inconstitucional que se cumpla la pena de prisión efectiva a partir de una condena en doble instancia. Ese fallo no sólo repercute en la detención de Lula, sino también en más de 4.000 presos que no tienen sentencia firme, ratificada por las cuatro instancias judiciales de ese país (una más que en la Argentina).

El debate en la Corte estaba empatado 5 a 5, y el voto decisivo fue el del presidente del Superior Tribunal Federal, José Antonio Dias Toffoli, quien aseguró que "nadie será considerado culpable hasta el tránsito en juicio de la sentencia penal condenatoria", en línea con la Constitución de país vecino. Además, Dias Toffoli dijo que su decisión no analizaba hechos concretos (es decir, el caso Lula) sino la compatibilidad constitucional de las detenciones de acusados que aún tramiten recursos ante la Justicia.

Leé más | La cronología de la caída de Lula da Silva y las otras causas que lo complican 

Hoy Lula tiene previsto recibir en la cárcel federal de Curitiba a sus abogados y luego presentará ante el tribunal de ejecución una solicitud de “liberación inmediata”. En otro carril judicial, el expresidente de Brasil reclama que todo el proceso judicial que lo llevó a la cárcel en 2018 sea declarado “inválido”, debido a las múltiples sospechas de irregularidades por las que ya denunciaron al ex juez Sergio Moro, actual ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, y el resto de los fiscales del caso Lava Jato.

Mientras tanto, Lula insiste con su inocencia: el expresidente fue detenido en abril de 2018 tras ser condenado en segunda instancia por un supuesto soborno de una constructora. La denuncia original apuntaba a que la empresa había entregado un departamento a cambio de contratos con Petrobras. En todo momento Lula negó las acusaciones y apuntó a que es víctima de persecución judicial.

Lula fue  condenado a 8 años y diez meses de prisión, y aunque ya tiene derecho a la libertad condicional la Justicia todavía no definió si le otorgará el beneficio o no. Semanas atrás, Da Silva aseguró que no cambiaría la “dignidad por la libertad”.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Lula Da Silva
  • Brasil
  • Juez Sergio Moro
  • Jair Bolsonaro
  • Curitiba
  • Lula
  • Corte Suprema
  • preso

Comentarios

"Nadie será considerado culpable hasta el tránsito en juicio de la sentencia penal condenatoria", aseguró uno de los jueces.