Secciones
¿Puede ser condenado a muerte? La caída de Julian Assange, el hombre que estaba en la mira de los poderosos
Mundo

¿Puede ser condenado a muerte? La caída de Julian Assange, el hombre que estaba en la mira de los poderosos

El fundador de Wikileaks se enfrenta a una pena máxima de cinco años de prisión en Estados Unidos por haber "conspirado" para robar información confidencial del gobierno, aunque su defensa cree que podrían condenarlo a muerte. 

Julian Assange, periodista, hacker, ciberactivista y fundador del portal WikiLeaks, fue arrestado este jueves y sacado a la fuerza de la embajada de Ecuador en Londres, lugar donde permaneció por casi siete años como asilado político para evitar una posible extradición a Estados Unidos, dedicándose a promover la labor de su portal de revelación de secretos oficiales.

Assange fue sacado a la fuerza de la embajada por policías que lo arrestaron dentro del edificio donde permanecía refugiado desde 2012, poco después de que Ecuador revocara su asilo. El periodista enfrenta cargos anunciados hoy mismo por Washington relativos a la publicación de miles de documentos confidenciales por parte de su portal, WikiLeaks.

Según el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, el gobierno le retiró el asilo, que obtuvo tras refugiarse en la embajada, por "repetidas violaciones a las convenciones internacionales". A través de un video, Moreno deploró la "conducta irrespetuosa y agresiva” de Assange.

Además, cuestionó “las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización en contra del Ecuador y, sobre todo, la transgresión de los acuerdos internacionales". Todo esto "ha llevado la situación a un punto en el que el asilo del señor Assange es insostenible e inviable", agregó.

Sin ir más lejos, WikiLeaks tuiteó que Ecuador había incurrido en una "violación de la ley internacional". El australiano, de 47 años, se había refugiado en la embajada para evitar una extradición a Suecia para enfrentar acusaciones en el marco de un caso de abuso sexual.

Assange dijo siempre que, de salir de la embajada, sería extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por haber publicado documentos militares y cables diplomáticos clasificados a través de WikiLeaks, robados al Pentágono y el Departamento de Estado.

Según la defensa de éste, de ser extraditado al país que hoy gobierna Donald Trump, sería condenado a “muerte” por sus crímenes, algo que fue desmentido rápidamente. “De ser condenado, se enfrenta a una pena máxima de cinco años en prisión", afirmaron desde el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Al mismo tiempo, el presidente de Ecuador aseguró que Reino Unido accedió por escrito a su pedido y que le dio la garantía de que Assange no será extraditado a un país en el que pueda ser torturado o condenado a muerte. Sin embargo, en Estados Unidos sí existe la pena de muerte.

La policía dijo en un comunicado que cumplió con una orden de arresto emitida por un juez en 2012 luego de que Assange -para refugiarse en la embajada- violara el arresto domiciliario que se le había concedido mientras se resolvía su extradición a Suecia.

Cabe recordar que Assange fue llevado ante una corte de Londres donde un juez lo halló culpable de haber violado los términos de su libertad bajo fianza en 2012, un delito por el que enfrenta hasta 12 meses de prisión cuando reciba sentencia, más adelante.

Las imágenes tomadas por la agencia de noticias audiovisual rusa Ruptly mostraron a cinco o seis hombres vestidos de traje que sacaron a Assange de la embajada esposado, tomado de los brazos y los pies y lo subieron a un camión policial.

Con el pelo atado, con crecida barba blanca y de semblante demacrado, Assange hizo un ademán con una mano y dijo "el Reino Unido debe resistir", mientras era llevado contra su voluntad.

Horas más tarde, el Departamento de Justicia estadounidense anunció cargos contra Assange por haber conspirado para hackear una computadora del gobierno y dijo que el ciberactivista enfrenta hasta cinco años de cárcel en caso de ser hallado culpable.

En medio de la detención, Pamela Anderson, de quien se llegó a especular que mantenía una relación sentimental con Assange por las múltiples visitas que le hizo en la Embajada de Ecuador en Londres, explotó de furia en las redes sociales y aseguró estar “en shock”.

"Estoy en shock. No pude escuchar claramente qué dijo, se ve muy mal. ¿Cómo pudiste, Ecuador? (Porque te expuso). ¿Cómo pudiste, Reino Unido? Por supuesto, eres la perra de Estados Unidos y necesitas una distracción de la idiota mierda del Brexit", disparó la ex Baywatch,

Y siguió: "¿Y Estados Unidos? Este presidente cobarde y tóxico. ¿Realmente necesita alentar a tus militantes? Eres egoísta y cruel. Has hecho retroceder a todo el mundo. Ustedes son demonios, mentirosos y ladrones. Y se pudrirán. Y nosotros nos levantaremos”.

Vale destacar que Anderson finalmente aclaró que el vínculo que la une al fundador de Wikileaks es tan sólo de amistad. "Tenemos una cercanía... no tiene una relación tan cercana con nadie como conmigo. Le llevaba comida vegana, y ahora es nuestra tradición", había relatado a actriz.

El caso de Assange abrió un debate sobre seguridad y libertad de expresión. Sus partidarios lo ven como un héroe que puso en juego su libertad para exponer injusticias. Sus críticos lo acusan de codearse con líderes autoritarios -como el presidente ruso, Vladimir Putin- y de haber puesto en peligro la vida de cientos de estadounidenses.

El fugitivo ex contratista de inteligencia estadounidense Edward Snowden -también requerido por Estados Unidos por haber filtrado programas de espionaje estadounidenses- calificó el arresto de Assange de "momento oscuro para la libertad de expresión". Mientras que la vocera de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, acusó al Reino Unido de haber "estrangulado la libertad".

El australiano obtuvo la nacionalidad ecuatoriana mientras Rafael Correa era el presidente, pero todo cambió con la llegada al poder de Lenín Moreno. Fundó WikiLeaks en 2006 y en abril de 2010 difundió un vídeo en el que soldados estadounidenses disparaban a civiles en Irak en 2007, y posteriormente 250.000 cables diplomáticos que abochornaron a varios líderes mundiales.

Lo que más teme Assange, desde siempre es ser entregado a Estados Unidos, donde cree que afrontará la pena de muerte por su difusión en 2010 de dichos cables diplomáticos confidenciales del gobierno estadounidense, filtrados por la soldado Chelsea Manning, condenada a prisión y posteriormente liberada.Sin embargo, el hecho de que la propia Manning ya esté en liberad, permite inferir que la vida de Assange no corre peligro.

Comentarios