Secciones
El dramático giro en la vida de Nadia Murad: de esclava sexual del ISIS a Premio Nobel de la Paz
Mundo Fue esclava sexual

El dramático giro en la vida de Nadia Murad: de esclava sexual del ISIS a Premio Nobel de la Paz

La activista compartió el premio con el médico Denis Mukwege, quien abrió un centro médico especializado en el tratamiento de las mujeres sobrevivientes de violencia sexual.

El Comité del Nobel anunció este viernes desde Oslo a los nuevos ganadores del premio Nobel de la Paz 2018, y los elegidos fueron Denis Mukwege y Nadia Murad, dos activistas que actúan contra la violencia sexual en la guerra.


Según explicaron los encargados de entregar el premio, los galardonados fueron seleccionados por "sus esfuerzos para terminar con el uso de la violencia sexual como arma durante la guerra y el conflicto armado". 

Nadia Murad es una de las nuveas ganadoras del Premio Nobel de la Paz 2018.

Ambos tienen una fuerte historia de vida, ya que Murad es oriunda del norte de Irak y el año pasado contó que durante tres meses estuvo cautiva como esclava sexual de Estado Islámico (ISIS).

Por su parte, Mukwege que es doctor y ginecólogo, trabajó durante años con miles de mujeres y niñas afectadas por violación y violencia sexual en la República Democrática del Congo.

La fuerte historia de vida de Murad

Nadia Murad nació en  Yazidí, en el norte de Irak, y vivió hasta el 2014 con su familia en la aldea de Kojo, año en que el ISIS  tomó el lugar y mató a cientos de personas. Entre los fallecidos estuvieron la mayoría de los familiares de la activista, quien después de eso fue secuestrada y utilizada como esclava sexual junto a otras mujeres.

Según reveló, durante los tres meses que estuvo secuestrada sufrió reiteradas violaciones y abusos sistemáticos que formaban parte de la estrategia militar del Estado Islámico.

Murad fue secuestrada por el Estado Islámico y durante tres meses fue sometida a constantes abusos sexuales.

Cuando logró escapar y ponerse a salvo, la joven de 25 años finalmente decidió contar públicamente lo que padeció, y en una entrevista con la CNN reveló que fue víctima de la peor de las violencias: la sexual.

"Las cosas que ellos nos hicieron fueron terribles. Nunca imaginamos que las cosas que nos pasaron podían ser posibles. Las chicas que estaban conmigo eran menores de 16 años", dijo sobre el calvario que vivió.

Además, confirmó que antes de huir, intentó escaparse anteriormente, pero que el hombre que la había capturado la devolvió al campo nuevamente por la fuerza.

 

Al anunciar el premio, el presidenta del Comité del Nobel Noruego, Berit Reiss-Andersen, explicó que Murad había sido elegida luego de haber "mostrado un valor inaudito al hacer el recuento de su sufrimiento y hablar en nombre de otras víctimas".

"La vida en nuestra aldea era muy feliz, muy simple. Como en otras, la gente no vivía en palacios; nuestras casas eran simples, hechas de barro pero llevábamos una vida feliz, no teníamos problemas", le dijo Nadia a la BBC.

"No molestábamos a la otra gente y teníamos buenas relaciones con todos. Nuestra vida era muy, muy feliz antes de que esto sucediera", agregó en una entrevista.

"Rodearon la aldea por unos días pero no entraron. Intentamos pedir ayuda por teléfono y otros medios. Sabíamos que algo horrible nos iba a pasar. Pero no llegó la ayuda, ni de adentro de Irak ni otras partes", explicó.

Finalmente, las niñas y mujeres más jóvenes fueron llevadas a un centro, donde había otras víctimas secuestradas. Luego llegaban los combatientes elegían a una mujer y se la llevaban para violarla.

Ella estuvo tres mese secuestrada por un hombre. 

Nadia estuvo 3 meses con el hombre que se la llevó. Durante ese tiempo pudo hablar con algunos de sus secuestradores. "Les pregunté ¿por qué hacían eso con nosotras? ¿Por qué mataron a nuestros hombres? ¿Por qué nos violan violentamente? Me contestaron: 'Los yazidíes son infieles, no son un pueblo de las escrituras. Ahora ustedes son botín de guerra.Se merecen esto, ustedes son infieles. Los yazidíes deben ser destruidos'".

La vida de Mukwege

Del mismo modo, Denis Mukwege dedicó su vida para defender a las víctimas de los crímenes de guerra, ya que luego del comienzo de la Primera Guerra del Congo (1996-1997), Mukwege se desplazó a Bukavu, en el Congo Belga, donde en 1999 fundó el Hospital Panzi, especializado en el tratamiento de aquellas mujeres que sobrevivieron a la violencia, principalmente de abusos sexuales.

Denis Mukwege fundó en el Congo un hospital para mujeres víctimas de abuso sexuales.

Gran parte de estos abusos fueron cometidos en el contexto de una guerra civil de larga duración que causó la muerte a más de seis millones de congoleños, y por esto mismo, desde el Comité del Nobel señalaron que "Denis Mukwege es el principal símbolo de unificación, tanto nacional como internacionalmente, en la lucha contra la violencia sexual en la guerra y en los conflictos armados".

Temas

  • Fue esclava sexual
  • estado Islámico
  • Nadia Murad
  • Denis Mukwege
  • Premio Nobel de la Paz
  • Ganadores
  • Congo
  • Irak

Comentarios