Secciones
Mundo

"El mundo será una bola de fuego": la teoría apocalíptica de Stephen Hawking antes de morir

El cambio en la forma de concebir a los agujeros negros y el futuro del planeta.

El célebre físico británico Stephen Hawking murió el lunes a los 76 años en su casa de Cambridge. El científico sufría una dolencia motoneuronal vinculada con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). 

La enfermedad se fue agravando con el paso del tiempo, hasta que quedó prácticamente paralizado y esto le forzó a comunicarse a través de un aparato que reproducía su voz, lo que no impidió seguir indagando en los secretos del universo. Sus teorías y sus frases más relevantes pasarán a la posteridad. 

El científico murió a sus 76 años.

"La Tierra será una bola de fuego"

En una de sus últimas videoconferencias, el científico vaticinó que la Tierra se convertirá en 600 años "en una bola de fuego" y que si los humanos no encuentran un planeta alternativo para migrar, será el fin de la humanidad. El aumento demográfico y la demanda de energía de la raza humana acelerarán el proceso.

Hawking instó a la comunidad científica a avanzar con el programa Breaktrough Starshot, que busca crear una sonda en la que una neonave pueda alcanzar la velocidad de la luz y así descubrir planetas con características similares, como los que podría ofrecer el sistema solar más cercano al Sol, Alfa Centauri, ubicado a 4.37 años luz (41.3 billones de kilómetros).

"El programa podría hacer un viaje entre la Tierra y Marte en menos de una hora y llegar a Alfa Centauri en poco más de 20 años", anticipó antes de morir.

Los agujeros negros

En el último estudio que presentó segura ofrecer una solución a la paradoja del agujero negro. Recordemos que los agujeros negros son fenómenos cósmicos que se originan cuando una estrella de cierto tamaño colapsa. El resto de su materia queda limitada a una pequeña zona, que luego da paso a un inmenso campo gravitacional.

El último trabajo de investigación sobre esto, Hawking lo publicó en Internet para que sea examinado tanto por expertos como aficionados. 

A su teoría inicial, en la que planteaba que si se cae en un agujero negro se podría pasar a otro universo, le sumó que los objetos pueden quedar almacenados sobre los límites de un agujero negro, conocido como el horizonte de eventos. Por lo que se entiende que una vez que ingresó, ninguna partícula puede salir, incluyendo la luz.

En esa línea, Hawking vaticinó que pueden ocurrir dos cosas: 

1. Es posible que la materia tragada por el agujero negro en realidad nunca entre al agujero, sino que en ese horizonte se desintegre hasta un punto de no retorno y quede codificada en un holograma bidimensional.  "La información (materia física) no está almacenada en el interior del agujero negro como uno podría pensar, sino en sus límites, el horizonte de eventos", dijo durante una conferencia en el Real Instituto de Tecnología KTH.

Esto ocurriría en lo que se conoce como los "pelos" del agujero. Es aquí donde se crea una especie de marca holográfica bidimensional de todo lo que es aspirado por el agujero. El equipo de científicos asegura que la existencia de estos "cabellos" es comprobable. 

2. Luego, explicó como segunda posibilidad, que los agujeros negros pueden servir como portal hacia otros universos. "Para ello, el agujero desde grande, y si está rotando puede pasar a otro universo, pero no se podría regresar al nuestro". 

Temas

  • Lo que dejó

Comentarios