Secciones
Demandas

Antes de llegar al país: el presidente de México en "guerra" con la prensa

La periodista más famosa de México, Carmen Aristegui, denunció que ella y un grupo de periodistas, están siendo perseguidos judicialmente por el presidente Enrique Peña Nieto y un grupo de empresarios por haber revelado que el mandatario había comprado una casa de 7 millones de dólares, construida por un empresario.


Aristegui, su equipo de reporteros de investigación y los directivos de la editorial Penguin Random House denunciaron que el dueño de la cadena radial MVS, Joaquín Vargas los ha demandado por daño moral”, por las expresiones vertidas por su ex conductora en el prólogo del libro La Casa Blanca de Peña Nieto, la historia que cimbró un gobierno.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Esta última demanda 'puede tener efectos devastadores' para el patrimonio de la periodista, aclaró el abogado Javier Quijano, también presente en la reunión de prensa donde se expuso el caso, ya que la Suprema Corte de Justicia eliminó el tope de la sanción monetaria que puede aplicarse en estos litigios. “Es muy riesgoso para ella” expresó el defensor", según informó el diario La Jornada.

"En México el presidente pide perdón por la Casa Blanca y a los periodistas que la investigamos se nos acosa judicialmente. Se nos amenaza con causarnos un daño patrimonial y se pretende imporne una mordaza para expresa nuestras ideas", dijo en un video Aristegui, considerada una de las periodistas más prestigiosas de México.

La periodista se dirigió al presidente Peña Nieto y le preguntó porque pedía perdón, mientras sigue en pie el acoso judicial a los periodistas que revelaron la trama de corrupción. Los reporteros revelaron que la Casa Blanca había sido construida por un empresario que se benefició en contratos con el Estado. Primero cuando Peña Nieto fue gobernador y luego cuando llegó a la presidencia.

Según se reveló Peña Nieto había comprado la mansión al grupo Higa en cuotas, que pagaba en cuotas su esposa, actriz. La mujer dijo que pagaba las cuotas con sus ingresos. Por el escándalo que se generó se vio obligado a defender la lujosa casa. De todos modos, Peña Nieto dijo que no había cometido ningún hecho ilícito.

En su pedido de disculpas, el presidente mexicano reconoció su "error", que no sólo afectó a su familia sino que también "lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el Gobierno". "Con toda humildad les pido perdón, les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio e indignación que causé", expresó.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!