Secciones
Atentado en niza

El nuevo método terrorista para matar: sin bombas y con un camión

El drama y el pánico invadió a las personas que celebraban la fiesta nacional por el día de la Toma de la Bastilla, en Niza, Francia. Alrededor de las 23.20 (horario local), un camión atropelló a las personas que se encontraban festejando en el lugar y causó la muerte de al menos 77 personas y centenares de heridos. 


El camión de color blanco impactó contra una multitud de personas y las arrastró cientos de metros. Luego, el conductor del vehículo abrió fuego contra la gente. Según informó el canal francés BFM TV, se registró un tiroteo entre el terrorista y la Policía: el conductor fue abatido. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
La Policía logró abatir al atacante. 

A diferencia de los atentados en París en noviembre del año pasado, adjudicado por el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), el modus operandi en esta oportunidad fue muy diferente. Esta vez, no fueron bombas la que despertaron el terror del país galo, sino una persona a bordo de un camión.

Así quedó el camión luego de atropellar a las personas presentes en Niza. 

Según las autoridades francesas, el camión de gran tonelaje llevaba dentro varias armas de fuego y granadas. Además, detallaron que el vehículo de grandes dimensiones se desplazó lentamente por la calle central de la ciudad de Niza, donde cientos de personas celebraban el 14 de julio, Día Nacional de Francia.

Los servicios de salud y seguridad trabajan en el lugar atendiendo a los heridos. 

Rápidamente, y luego de haber provocado la muerte de decenas de personas, el atacante se bajó del camión y abrió fuego contra el resto que logró esquivar el vehículo. Algo totalmente diferente al pasado atentado, donde un grupo de terroristas se inmolaron contra bares y un restaurante.

Decenas de personas sufrieron múltiples fracturas en sus cuerpos. 

Al llegar al lugar de los hechos, la Policía francesa abrió fuego y originó un tiroteo con el atacante, provocando la muerte del conductor del camión blanco. Según detallaron algunos medios franceses, hubo una toma de rehenes en el Hotel Meridien y en un restaurante cercano, aunque más tarde fue desmentido por las autoridades.

El ataque dejó al menos 75 muertos y cientos de heridos. 

Este nuevo ataque a Francia pone en jaque a las fuerzas de seguridad francesas. Ya que solamente una persona a bordo de un camión fue capaz de provocar la muerte de cientos de personas en un abrir y cerrar de ojos.

Frente a esto, el presidente de Francia, Francois Hollande, abandonó de urgencia la ciudad de Avignon, para participar de una reunión de emergencia con su gabinete en el Ministerio del Interior en la capital francesa, donde se debatirán los pasos a seguir a partir de ahora. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!