Secciones
Mundo

El plan de la Reina para tapar los cuernos de William y el furioso pedido de Kate

El escándalo por la presunta infidelidad del hijo de Lady Di copó los medios ingleses. Las repercusiones.

Sigue la conmoción en el palacio de Kensington. Después de que todos los medios ingleses (y mundiales) se hicieran eco de la presunta infidelidad del príncipe William, la Corona decidió tomar cartas en el asunto para minimizar los daños en su imagen. El operativo planeado por la reina y el furioso pedido de Kate Middleton a su marido.

El escándalo se destapó la semana pasada cuando, después de meses de rumores, The Sun publicó una foto de un twittero en la que se podría ver al heredero al trono británico a los besos con su amante. ¿El detalle? La mujer sindicada como la tercera en discordia es Rose Handbury, marquesa de Cholmondeley y hasta hace unos meses una de las mejores amigas de Kate.

Según consignaron los medios ingleses, la infidelidad tuvo lugar el año pasado, cuando Kate estaba embarazada de su tercer hijo, el príncipe Louis. Desde ese entonces, los rumores comenzaron a circular con fuerza en el establishment inglés y, al parecer, llegaron a oídos de Middleton mucho antes que a los medios.

Escándalo por el affaire del hijo de Lady Di: cuernos con la mejor amiga de su mujer

Kate lo confrontó de inmediato”, reconocen fuentes cercanas de la pareja. “William comenzó a reírse e intentó desestimar de inmediato la información”, sumaron. Sin embargo, la respuesta de su marido no conformó a Kate. Y su pedido fue claro: requirió que tanto Rose Handbury como su marido, el marqués David Rocksavage, no fueran invitados nunca más a un evento privado y oficial, pese a su rango.

Rose y su marido solían ser miembros del círculo más íntimo de William y Kate. Incluso, viven a muy pocos kilómetros de la nueva residencia de los herederos al trono. “William intentó calmar la situación para que las parejas mantuvieran su amistad, teniendo en cuenta que viven tan cerca y que comparten muchos amigos. Pero Kate fue muy clara: no quiere volver a verlos más”.

El plan de la reina para tapar los cuernos de William a Kate Middleton

Aunque pensaron que habían resuelto el escándalo, Kate y William nunca esperaron que los medios se hicieran eco de la infidelidad. Atenta al daño que podría producirle a la Corona, la reina activó de inmediato un plan para resguardar a “la Firma”, como se autodenominan en la intimidad.

Lo primero que hizo la Corona fue intentar desviar la atención hacia el otro matrimonio real: el del príncipe Harry y Meghan Markle. Una semana atrás, cuando se enteraron de que los principales medios de su país publicarían la historia, los duques de Sussex anunciaron el lanzamiento de su propia cuenta de Instagram. Hasta ahora, todas las comunicaciones oficiales de Harry eran publicadas en la cuenta del palacio de Kensington, la utilizada de modo oficial por William y Kate.

William, tras los pasos de su padre: el día que Lady Di hizo público el affaire de Carlos

En efecto, la reina aguarda con ansias el nacimiento del primer hijo de Harry y Meghan. Espera, como siempre sucede cuando se agranda la familia real, que la cobertura mediática se centre en los papás primerizos y deje en un segundo plano a William y a Kate. Se espera que el bebé nazca en las próximas semanas.

El plan de la reina también tiene como objetivo “reconstruir” la hasta ahora inmaculada imagen que proyectaban William y Kate. En principio, los obligó a aparecer en más actos juntos, algo que habían dejado de hacer desde el año pasado. Fueron contadas las apariciones públicas de la pareja, aunque la agenda de Kate creció muchísimo, en especial por su nuevo rol como acompañante de la reina.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios

El escándalo por la presunta infidelidad del hijo de Lady Di copó los medios ingleses. Las repercusiones.