Secciones
Mundo

El policía que lideró la investigación de Maddie en Portugal acusó a los padres de "esconder" el cuerpo

La desaparición de Madeleine McCann, la niña inglesa que desapareció en 2007 en un resort en Portugal, es uno de esos hechos que conmovieron a gran parte del mundo y que, hasta ahora, siguen siendo un misterio.


La pequeña, que hoy tendría 15 años, desapareció el 3 de mayo de 2007, cuando su familia se encontraba de vacaciones en un hotel de Praia da Luz, Portugal.

Madeleine McCann tendría 15 años.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En aquel momento se sostuvo que fue secuestrada cuando sus padres decidieron dejar a la menor, y a sus dos hermanos, solos mientras fueron a cenar con un grupo de amigos. La investigación de la policía portuguesa concluyó que Madeleine había sido dejada sin supervisión de un adulto durante la noche, mientras dormía junto a sus hermanos mellizos.

Durante mucho tiempo, la policía británica y portuguesa colaboraron en la investigación dejando a la vista las diferencias entre las metodologías empleadas por cada una de ellas. Fueron los agentes ingleses quienes encontraron sangre y fluidos en el apartamento mientras la policía portuguesa seguía la información sobre posibles avistamientos y mantenía la hipótesis del secuestro.

Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo de 2007 en Praia da Luz, Portugal.

Sin embargo, a pesar de la cantidad de supuestos avistamientos de Madeleine en Portugal y en distintos lugares del mundo, la investigación hasta el día de hoy no arrojó resultados positivos o, al menos, concretos. En esa línea, Gonçalo Amaral - líder de la investigación en Portugal y ex jefe de la Policía de ese país- acusó a los padres de la menor de haberla asesinado.

Gonçalo Amaral, el detective portugués. 

Según el detective, en un libro que publicó sobre el caso llamado “La verdad de la mentira”, Maddie perdió la vida en un accidente en el apartamento y sostiene que sus padres, Kate y Gerry McCann, fueron responsables del hecho. En ese marco, Amaral remarca que los McCann ocultaron e hicieron desaparecer el cuerpo para evitar la condena social y judicial.

"Si Gonçalo Amaral continúa haciendo estas afirmaciones escandalosas, encontrará que tendrá una dura lucha entre sus manos. Kate y Gerry no van a dejar que se salga con la suya con lo que dijo sobre ellos", dijo un amigo cercano a la familia McCann al diario inglés The Sun, molesto por las acusaciones del ex policía portugués.

Kate y Gerry McCann, los padres de Madeleine.

Por su libro, Amaral ganó más de medio millón de dólares, por lo que los padres de la niña insisten  que el 50% de esa ganancia sea destinada a la investigación del caso. En 2009 el detective perdió un juicio con los padres de Madeleine, razón por la cual los McCann llevaron el caso a la Corte de Derechos Humanos de Estrasburgo donde esperan un fallo a su favor.

La reconstrucción digital sobre cómo sería hoy la cara de Maddie.

En abril del año pasado, los padres de Madeleine habían señalado que no pierden las esperanzas de hallarla con vida.  "Mi esperanza de que Madeleine esté ahí afuera sigue siendo la misma que hace casi diez años", aseguró en aquel entonces su madre, Kate McCann.

"Los días más difíciles para nosotros son sus cumpleaños y los aniversarios de su desaparición", dijeron los McCann, quienes siguen comprando regalos para Maddie "con la esperanza de poder dárselos, además de abrazarla, algún día".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!