Secciones
Fin del duelo oficial

El último adiós: los restos de Fidel fueron enterrados en Santiago de Cuba

Luego de una semana de ceremonias y homenajes, finalmente los restos del líder de la revolución cubana, Fidel Castro, ya descansan en el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, donde fueron enterrados en el marco de una ceremonia privada.


Raúl Castro en la despedida a su hermano, el ex presidente de la isla, Fidel Castro.
Fidel Castro murió a los 90 años el 25 de noviembre pasado.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los restos de Castro llegaron a Santiago de Cuba tras cuatro días de traslado. El cortejo comenzó en la ciudad de La Habana, el miércoles pasado, tras una multitudinaria despedida en la que se estima que hubo cerca de un millón de personas. Hoy, en el último de los nueve días de duelo dispuestos por el Gobierno cubano, las cenizas del líder de la revolución fueron enterradas en el histórico cementerio.

Las cenizas de Fidel arribaron a Santiago de Cuba ayer por la mañana. En total, recorrieron unos mil kilómetros, durante varias etapas. El objetivo era recorrer el mismo camino que hizo el propio Castro en la llamada “Caravana de la Libertad”, que encabezó el líder cubano en 1959, cuando derrocó la dictadura de Fulgencio Batista.

También hubo una multitudinaria despedida en las calles de Santiago de Cuba.

El funeral en el cementerio de Santa Ifigenia fue privado y reservado para la familia de Castro y para “personalidades especialmente invitadas”. Entre los presentes se destacan los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; y de Bolivia, Evo Morales. También estuvo los ex mandatarios de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff.

Los restos de Fidel fueron trasladados por más de mil kilómetros hasta Santiago de Cuba.

Otro de los presentes fue Diego Maradona, quien mantuvo una íntima relación de amistad con Fidel y días atrás consideró que era "un deber" estar presente en la ceremonia de despedida. "No es un compromiso para mí estar acá, es un deber. Es como que se muera mi padre y yo no estoy. Para mí (Fidel) fue un segundo padre", señaló el ex futbolista. "Cuando me cerraron puertas en las clínicas de mi país, Fidel me abrió las de Cuba y del corazón de todos los cubanos. Me aconsejaba, me decía lo que yo tenía que hacer y lo que no podía hacer". 

La caravana para despedir a Fidel fue multitudinaria.

"No hubo discurso, fue muy sobrio, sólo las cenizas fueron enterradas ante la familia, miembros del gobierno y funcionarios", dijo Segolene Royal, ministra de Ecología de Francia, al describir la ceremonia en el cementerio Santa Ifigenia.

Las cenizas del líder cubano fueron depositadas en un panteón que se construyó de forma muy discreta en semanas o meses previos a la muerte del ex presidente, que en 2006 delegó el poder en su hermano, Raúl Castro. Se trata del mismo cementerio donde se encuentran los restos de José Martí, el escritor, pensador y creador del Partido Revolucionario Cubano.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!