Secciones
Horror

Hollande anunció que "Francia está en guerra" contra ISIS

"Estamos viviendo una época de amenazas muy elevadas. Estamos ante un grupo, ISIS [Estado Islámico] que nos ha declarado la guerra. Nosotros somos una democracia y hoy, después de la muerte de este sacerdote, tengo un recuerdo y doy todo mi apoyo a los católicos de Francia. Debemos estar juntos. Los católicos han sido golpeados, pero todos los franceses nos sentimos consternados. Debemos estar juntos", dijo Francois Hollande, en un mensaje al pueblo francés. 


Francois Hollande, segundos antes de dirigirse al pueblo francés.

El presidente de Francia señaló que la amenaza "sigue siendo muy elevada" y que su país está ante una "guerra que hay que librar por todos los medios, pero respetando las leyes". Hollande observó: "Lo que quieren hacer estos terroristas es dividirnos", y agregó que otros países europeos también están amenazados.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Imágenes del atentado difundidas por la policía francesa. 

Luego de reunirse con la familia del sacerdote degollado por los terroristas (trascendió que su nombre era Jacques Hamel) y con los rehenes que están fuera de peligro (uno de ellos permanece internado, en grave estado), Hollande agradeció a la policía francesa por haber intervenido "en un plazo extremadamente corto".

Según los testigos, los asaltantes gritaron: "Allahu Akbar" ("Dios es el más grande") antes de ser abatidos por la policía.

Jacques Hamel, el sacerdote asesinado por los terroristas de ISIS

El sacerdote asesinado

El padre Jacques Hamel tenía 86 años y era auxiliar de la parroquia de Seine- Maritime. Nació en Darnétal (región alta de Normandía) en 1930. En 1958 fue ordenado sacerdote  y en 2010 había celebrado 50 años de servicio a la Iglesia.  Ante la gravedad de los hechos, el arzobispo de Ruán, Dominique Lebrun, abandonó la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia, donde había 35 mil católicos franceses y estaba el Papa Francisco, para regresar a su país. 

“Esta noche estaré en mi diócesis, con las familias y la comunidad parroquial, que están en estado de shock. La Iglesia católica no puede esgrimir unas armas distintas de las de la oración y la fraternidad entre los hombres. Pido a los jóvenes aquí presentes, que son el futuro de la humanidad, que no cedan a la violencia y se conviertan en apóstoles de la civilización del amor”, expresó Lebrun, quien tiene previsto reunirse con Hollande apenas regrese.

La pequeña iglesia donde sucedieron los hechos.

El párroco de Saint-Etienne-du-Rouvray, Auguste Moanda-Phuati, también ha querido expresar su consternación: “No podía imaginar que tal cosa nos podría pasar a nosotros, nunca hemos recibido ninguna amenaza”.

El primer ministro de Francia, Manuel Valls, condenó también el ataque. "Toda Francia y todos los católicos están afectados. Haremos bloque", escribió el primer ministro en su cuenta de Twitter.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!