Secciones
Mundo

La foto del horror: la historia del padre y su beba que murieron intentando entrar a Estados Unidos

El hombre es de origen salvadoreño. La única sobreviviente fue su mujer y mamá de la nena de dos años.

Oscar Alberto Martínez Ramírez, salvadoreño cuyo cuerpo fue encontrado en el Río Bravo junto al de su hija de casi 2 años de edad, quería llegar a los Estados Unidos. Era su sueño. Hoy su imagen sin vida, junto a la de su beba, tirados boca abajo conmociona al mundo.

Estamos pidiéndole a Dios, porque es el único que nos puede dar esa fortaleza"

La madre del migrante centroamericano, Rosa Ramírez, contó a los medios que le había pedido a su hijo que abandonara el deseo de llegar a los Estados Unidos debido a la dificultad de cruzar la frontera. "Es muy triste, porque sucedió lo que todos ya saben. Estamos pidiéndole a Dios, porque es el único que nos puede dar esa fortaleza", contó al diario La Prensa Gráfica de El Salvador.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La mujer además contó su hijo murió ahogado en el Río Bravo cuando intentaba rescatar a su niña, antes de que fuera arrastrada por la corriente. La tragedia ocurrió en la zona cercana a Matamoros, Tamaulipas (noreste de México), la cual conecta con la ciudad de Brownsville, Texas. 

Según el diario El País, fueron los gritos y la desesperación de la esposa del fallecido los que alertaron a los servicios de Protección Civil locales y militares presentes en la zona. El hallazgo de los cadáveres se dio en las orillas del Bravo cerca de unas ramas. La familia migrante había comenzado su travesía hacia el "sueño americano", luego de cruzar la frontera de su país a Tapachula, Chiapas.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, prometió a los deudos que pagará el traslado de los cuerpos, el cual ronda los 150,000 pesos mexicanos. Además, aseguró que la familia recibirá apoyo económico. "Algún día, terminaremos de construir un país donde no pasen estas cosas. Algún día, terminaremos de construir un país donde migrar sea una opción y no una obligación. Mientras tanto, haremos lo que más podamos. Dios nos ayude", tuiteó el mandatario.

A su vez, la canciller de ese país, Alexandra Hill, expresó su deseo para que los tratantes de personas sean castigadas con "todo el peso de la ley". "Abandonan, extorsionan y engañan", sostuvo en referencia a los que se aprovechan para utilizar a los migrantes que buscan un mejor futuro en los Estados Unidos, destino que tiene "una ruta llena de peligros".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!