Secciones
Mundo

Las muertes en Estados Unidos aumentaron más de 39%: la variante Delta puso en jaque a los más chicos

La red de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reveló que entre el 31 de julio y el 6 de agosto, fueron internados con Covid un promedio de 216 niños por día.

La variante Delta está haciendo estragos en el mundo. Sin ir más lejos, China registró la mayor cifra de casos de coronavirus desde enero, mientras el país intenta contener el rebrote más grave desde que el virus fuera detectado por primera vez en su ciudad central de Wuhan, a fines de 2019. Mientras que Estados Unidos sufrió un aumento superior al 39% de muertes por coronavirus, reportó un incremento de 43% de nuevos casos y de 41% de hospitalizaciones.

Estos datos fueron dados a conocer por la red de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). "El promedio de muertes diarias en la última semana aumentó a 381 fallecimientos, más de 39% respecto a los siete días previos", precisó la directora de los CDC, Rochelle Walensky. La funcionaria explicó que los CDC reportaron 103.445 nuevos casos, cuando el promedio semanal era de unos 89.463.

Esto supone un aumento de 43% respecto al promedio de la semana anterior. En la misma línea, agregó que las hospitalizaciones se incrementaron en un 41% la última semana en comparación con los siete días anteriores, con un promedio de unos 7.348 ingresos diarios. El aumento de las tres variables responde a la presencia de la variante Delta del coronavirus, considerada más contagiosa, según explicó Walensky.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El CDC también reveló que entre el 31 de julio y el 6 de agosto, fueron internados con Covid un promedio de 216 niños por día, casi la misma cifra de 217 internaciones diarias que se registraron en el pico de la pandemia, a principios de enero. De hecho, el pasado 25 de julio fueron diagnosticados con la variante Delta 130 niños, los cuales quedaron internados por la gravedad de sus casos.

Los más afectados son los hospitales de las zonas donde el Covid hace estragos: el Hospital de Niños de Arkansas en Little Rock ingresó a 19 niños con Covid y en el Hospital de Niños Johns Hopkins de St. Petersburg, Florida, fueron ingresados 15 niños. “Todo el mundo está un poco preocupado ante la posibilidad de que la variante delta sea de alguna manera más peligrosa en los niños”, dijo el doctor Richard Malley, pediatra del Hospital de Niños de Boston.

De acuerdo con el New York Times, las vacunas son altamente efectivas contra la variante delta —previenen cuadros graves y fallecimientos—, pero todavía no están autorizadas para los niños menores de 12 años. Así que cuantos más adultos se vacunan, mayor será la participación de los niños en la cifra total de casos de Covid: entre el 22 de julio y el 29 de julio, los niños menores de 12 años representaron el 19% de los nuevos contagios.

En ese sentido, “el número de hisopados positivos empezó a trepar a principios de julio”, dijo Marcy Doderer, presidente y Ceo del Hospital de Niños de Arkansas. “Y a partir de ahí fue que empezamos a ver niños que se enfermaban realmente"; agregó. Mientras que Yvonne Maldonado, pediatra de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y presidenta de la AAP, sumó: “No están vacunados. Es por eso por lo que vemos tantos contagios entre los chicos”.

Florida y Texas representan en la actualidad un tercio de los nuevos casos de coronavirus en el país, en donde la curva tanto de contagios como de muertos volvió a subir tras meses de una baja sostenida. El presidente Joe Biden criticó a los gobernadores de ambos estados, Ron DeSantis, de Florida, y Greg Abbott, de Texas, por rechazar el uso obligatorio de tapabocas en sus estados y pidió que "salgan del camino" si no estaban dispuestos a ayudar.

Con la variante Delta, en clara expansión en las regiones del país con menor tasa de vacunación, Florida llegó a 12.408 pacientes hospitalizados ayer, rompiendo el récord del año pasado por cuarto día consecutivo y en comparación con solo 1.000 a mediados de junio. Además, los hospitales de este estado informaron que más del 95% de los pacientes con Covid-19 no están completamente vacunados, según datos estatales.

Pero Florida no es el único estado que está registrando curvas epidemiológicas ascendentes. Cuatro pacientes contagiados con Covid-19 en el Centro Médico Regional en Anniston, Alabama, todos sin vacunar, fallecieron el martes de la semana pasada, lo que representa el día más mortífero de la pandemia en ese hospital. 

En medio de este grave contexto, más estados y ciudades de Estados Unidos restablecieron la obligatoriedad del barbijo y la vacunación contra el coronavirus en medio del fuerte rebrote causado por la variante Delta que disparó las hospitalizaciones a niveles que no se veían desde el año pasado.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, había anunciado que desde el 16 de agosto se exigirá un certificado de vacunación para acceder a restaurantes, salas de espectáculos y gimnasios, con lo que su ciudad será la primera de Estados Unidos en crear un pase sanitario similar al ya adoptado, no sin polémicas, por algunos países de Europa.

El rebrote se atribuye a la mayor contagiosidad de la variante Delta y a la renuncia a vacunarse, tanto que el país recién alcanzó, un mes después de lo pretendido, la meta del Gobierno de aplicar al menos una dosis al 70% de la población adulta. En el sur del país, el Gobierno de Louisiana, uno de los estados con menor tasa de vacunación, ordenó que todas las personas, vacunadas o no, usen tapabocas en todos los lugares públicos cerrados, incluyendo escuelas y universidades.

 

Las muertes diarias se incrementaron en las últimas dos semanas de un promedio de 259 a 360. Todavía se está bien lejos de las 3.400 muertes y 250.000 casos diarios de la peor parte del brote, en enero, pero algunas zonas están teniendo cifras récord, y casi todas las muertes y casos graves corresponden ahora a personas no vacunadas.

El rebrote obligó a muchos estados y ciudades a dar marcha atrás con el levantamiento de algunas medidas, justo cuando parecía que el país se encaminaba a un verano casi normal. Autoridades de salud de San Francisco y de otros seis condados de la Bahía de San Francisco, en California, anunciaron que el barbijo vuelve a ser obligatorio en espacios públicos cerrados tanto para vacunados como para no vacunados, informó la cadena CNN.

En el estado de Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo dijo que los trabajadores de los aeropuertos de la ciudad de Nueva York tendrán que vacunarse o hacerse test cada semana. Cuomo no llegó a ordenar ni el uso de máscaras ni la vacunación para el público en general, pero porque dijo que no tenía autoridad legal para hacerlo. Pero el estado de Nueva York dispuso la vacunación obligatoria a todos los trabajadores de la salud a partir de septiembre.

El alcalde de Denver, la mayor ciudad del estado de Colorado, anunció que se requerirá la vacunación a los policías, bomberos y algunos empleados públicos, así como a los docentes de escuelas y a los trabajadores de geriátricos, hospitales y cárceles. El estado de Minnesota dijo también que se deberá usar tapabocas en los espacios cerrados de sus universidades.

El estado de Nueva Jersey, por su parte, dijo que los empleados de geriátricos, hospitales psiquiátricos y otras instituciones estatales tendrán que vacunarse o testearse todas las semanas. El gobernador de Carolina del Norte ordenó a todos los empleados del estado a usar tapabocas en lugares cerrados si no están plenamente vacunados. McDonald’s, por su parte, anunció que sus empleados y clientes deberán volver a usar barbijo en sus locales sin excepción. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!