Secciones
Mundo

Lula libre: el ex presidente salió de prisión después de estar 580 días detenido

Recuperó su libertad tras un pedido presentado por su abogado.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da SIlva recuperó pasadas las 16.15 la libertad, después de 580 días preso, luego de haber sido detenido el 7 de abril de 2018 para cumplir una condena de 8 años y 10 meses por corrupción, según determinó la justicia de ejecución penal de la ciudad de Curitiba, estado sureño de Paraná. El ex presidente salió de la prisión unos minutos antes de las 18, hora de la Argentina.

Tras salir de la prisión, Lula salió a reunirse con sus seguidores, que lo esperaban en la puertas de la prisión, donde se improvisó un escenario para que pudiera hablar ante la multitud. Lula agradeció a sus seguidores, a los militantes y a todos lo que trabajaron por su liberación.

Lula da Silva pidió hoy mediante sus abogados a la jueza de ejecución penal Carolina Lebbos su inmediata liberación, en virtud del fallo de la corte suprema que impide detener a un condenado sin haber agotado toda las instancias judiciales, se informó oficialmente.

"Lula no puede estar una hora más preso, sería ilegal y contra el fallo de la corte", dijo el abogado Cristiano Martins Zanin luego de reunirse con el ex mandatario en la sede de la Policía Federal en Curitiba.

El pedido fue presentado a la justicia federal para que sea enviado a la jueza de ejecución penal Lebbos, quien no tiene plazo para responder.

"Lula está con la serenidad de los inocentes", dijo la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, luego de ver al ex mandatario en su celda y decir que está "sereno" y "con paciencia".

¿Lula libre? Por qué el ex presidente de Brasil puede quedar en libertad tras un fallo de la Corte que no lo menciona

Lula pretende saludar al acampe Vigilia Lula Livre que lo acompaña desde el 7 de abril de 2018 frente a la superintendencia de la Policía Federal y luego viajar al Sindidato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el Gran Sao Paulo, su cuna política.

"Lula quiere reingresar a la vida pública desde donde salió", dijo al referirse a que se entregó a la Policía Federal en andas de una multitud en la sede sindical.

Lula no pretende vivir en su departamento de Sao Bernardo do Campo, la ciudad de su fallecida esposa, sino en la región nordeste, de donde es oriundo.

El ex presidente, de 74 años, nació en el estado de Pernambuco, pero además el nordeste se ha convertido en el bastión opositor al actual presidente Jair Bolsonaro y está dominado en su totalidad por el PT y partidos de izquierda y centroizquierda.

 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Lula
  • abogados
  • Libertad

Comentarios

Recuperó su libertad tras un pedido presentado por su abogado.