Secciones
Familia real

Los secretos de Lady Di: de la relación de Carlos con su hermana, hasta sus inicios como maestra

Varios aspectos de la vida de Diana Spencer aún son desconocidos.

Lady Di, a pesar de haber fallecido, es la persona que más veces estuvo en la portada de la revista People, y logró la cifra de cuatro portadas de Vogue, algo que no es para nada menor. Querida por muchos, detestada por otros, la Princesa de Gales marcó buena parte de la década de los 80' y 90'. Desde su separación del Príncipe Carlos hasta su muerte, mucho es escribió sobre ella. Por eso en BigBang te vamos a dejar algunos datos que quizás no conoces y que pueden resultarte de mucho interés.

Uno de ellos es que durante nueve años fue educada en su casa, algo que era muy tradicional en la aristocracia europea. Recién a los 12 sus padres la enviaron al internado West Heath School. Mientras aprendía con un tutor en su casa, era habitual que la llevaran de recorrido al Palacio de Buckingham, aunque también lo visitaba por cuestiones vinculadas a la vida social de su padre. Lo cierto es que de pequeña ella detestaba el Palacio, al punto tal de que solía ponerse a llorar cada vez que era obligada a ir.

Cuarta hija del matrimonio entre Frances Shand Kydd y Edward John Spencer, Diana Spencer recién fue apodada Lady en 1975 cuando su padre heredó el título de Conde. Ya una vez egresada de la universidad, Lady Di tuvo que mantenerse por su cuenta; era niñera y hasta trabajó en una empresa de limpieza para luego conseguir un puesto fijo como maestra en un jardín de infantes. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ese mismo trabajo tenía cuando conoció al Principe, al punto tal de que una de sus primeras fotos icónicas fue tomada cuando estaba trabajando. Sin embargo, aun cuando su desempeño en la docencia era muy bueno, su verdadera pasión era otra. Diana Spencer siempre soñó con ser una bailarina de ballet, de acuerdo a lo que relató el documental Story of Diana. En el se reveló que además era una vía de escape para los problemas de su infancia. 

Si se habla de cuestiones poco conocidas de su vida, no se puede dejar de lado que Diana no fue la primera Spencer con la que el Príncipe Carlos tuvo una relación sentimental. Antes de conocerla a ella, tuvo un amorío con una de las hermanas mayores de Lady Di, Sarah. Fue en esa época, en la que Diana tenía 16 años, cuando lo conoció a Carlos. Tres años después ambos se casaron.

Carlos, en cambio, tenía 32 años cuando se casó con Diana. Sin embargo lo sorprendente es que solamente se vieron doce veces en publico antes de casarse. Es decir que solamente tuvieron doce citas, un verdadero compromiso. Pero si seguimos con la lógica de las bodas, hay un datazo sobre la madre de Diana. Ella fue la dama de honor de la Reina Isabel I.

Por otro lado, en lo que respecta a la propuesta de casamiento del Principe William a Kate Middleton, se destacó por el recuerdo a su difunta madre por parte de él, ya que utilizó el mismo anillo de compromiso que ella recibió de parte de su padre. Lo que pocos saben es que Lady Di eligió su propio anillo, y lo hizo de un catalogo de la joyería Garrard.

El vestido que usó en su boda también quedó en la historia debido a que tuvo la cola más larga que se registró, hasta ahora, en una boda real. ¿Por qué la cola tenía siete metros? La decisión de las diseñadoras era que fuera robusto y pesado, para estar a tono con la moda. Esto hizo que Diana necesitara calzado cómodo. Por eso eligió unas “chatitas” que fueron casi imperceptibles a la vista.

Sin embargo, fiel a su estilo un poco rebelde, aprovechó la ceremonia para enterrar una vieja tradición que había en la realeza; la de decir la palabra “obedecer” cuando pronunciaba sus votos. Ya con hijos en el matrimonio, Diana procuró mostrarse como la “cool mom”, iba a Mc Donalds con ellos, salía a esquiar y hasta, nos ponemos de pie por haber sido tan copada, invitó a tres supermodelos al cumpleaños de 13 de William. También buscó mostrarse cerca de la sociedad al punto de que dio a luz al joven Príncipe en un hospital público, siendo la primera en la realeza que lo hizo.

La moda también marcó uno de sus hitos por la que es recordada. Su diseñadora favorita era Catherine Walker y su color predilecto el rosa. La separación del Principe Carlos también significó una liberación de moda de su parte. Empezó a usar vestidos y ropa más osada, pero sobre todas las cosas, volvió a usar tacos. 

Uno de los últimos datos que no tiene que ver con Lady Di directamente, pero que gracias a ella cambió la percepción del público para con los tabloides, se relaciona con que los medios no sólo la perseguían de forma incansable, sino que además se comprobó que llegaron a escuchar sus conversaciones privadas.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!