Secciones
Mundo

Maddie McCann y un nuevo testigo clave: el testimonio que cambió por completo la investigación

Una pista que había sido desestimada tomó relevancia luego de la confirmación de un nuevo sospechoso.

Luego de las revelaciones sobre un nuevo sospecho en el caso de la desaparición de Madeleine McCann, un testigo afirmó haber visto cómo la pequeña se subía a una camioneta, cuyo propietario era alemán, un par de semanas después de la última vez que fue vista, según afirmó el medio The Daily Mail.

Un archivo policial detalla cómo el testigo vio a Madeleine saliendo de un restaurante en la ciudad costera española de Alcossebre antes de subir a la camioneta con un hombre no identificado. La pista, que por entonces no prosperó, toma ahora fuerte relevancia luego de que la semana pasada Christian Bruecker, un ciudadano alemán que ya fue condenado por pedofilia, fue confirmado por las autoridades como un sospecho clave en el caso.

Los detectives británicos creen que el hombre de 43 años estaba viviendo en una casa movible Volkswagen T3 Westerfalia maltratada, en la localidad portuguesa de Praia da Luz en el momento de la desaparición de Madeleine.

Cabe destacar que la semana pasada 13 años después de la desaparición de Madeleine McCann, uno de los mayores misterios policiales de las últimas décadas, un nuevo sospechoso apareció en el caso.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De acuerdo a lo informado por la Policía Metropolitana de Londres, es un alemán de 43 años que actualmente está preso y viajaba por Portugal en las mismas fechas que la niña vacacionaba allí junto a su familia. 

Según los detalles ofrecidos por los investigadores, el hombre está tras las rejas por un asunto no relacionado con el caso y tiene condenas previas, aunque no revelaron por cuáles delitos. 

Evidencias e interrogantes

En el momento de la desaparición de Madeleine, el convicto alemán tenía 30 años y se trasladaba en una camioneta Volkswagen a lo largo del sur de Portugal. La Policía cree que estaba en la zona de Praia Da Luz, donde los McCann se alojaban, cuando se perdió rastro de la niña. 

Paralelamente, según registros telefónicos, el sospechoso hizo una llamada telefónica de casi 30 minutos cerca de la hora del hecho. Las autoridades instaron al posible recipiente de esa comunicación a que se ponga en contacto ya que es un posible "testigo clave". 

Mark Cranwell, el investigador inglés que lidera la búsqueda de Madeleine, señaló que aún se la sigue considerando "persona desaparecida" ya que no hay "evidencia definitiva" sobre si está o no viva. 

Sin embargo, la Oficina Federal de Policía Criminal en Alemania ya clasificó la investigación bajo la carátula de asesinato y comenzó su propia pesquisa. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!