Secciones
Mundo

Menos ganas de laburar que el domador de reposeras: el primer discurso del Rey Carlos

El mensaje a los ingleses fue televisado.

Durante los primeros 73 años de su vida, el Príncipe Carlos de Inglaterra fue uno de los pocos seres sobre la Tierra que pudo vivir sin trabajar. Pero el descanso se le terminó cuando le llegó la muerte a su madre, la Reina Isabel II, que gobernó durante 71 años y murió a los 96 años.

 

Con su jubilación terminada, y a la inversa de todos, el Rey Carlos III hizo sus primeros trabajos como soberano y brindó su primer discurso público. Sus primeras palabras, cargadas de emoción y cierto desgano por lo arduo de la tarea que le fue encomendada, fueron en homenaje a su fallecida madre.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

"Ella Tuvo una vida bien vivida; una promesa con el destino cumplida y lamento profundamente por su fallecimiento. Renuevo esa promesa de servicio de por vida que a todos ustedes hoy", afirmó durante la transmisión. A modo de homenaje a Isabel también dijo: "Sé que su muerte trae una gran tristeza a muchos de ustedes. Y comparto esa sensación de pérdida sin medida con todos ustedes”.

 

Por supuesto, dejó en claro que las tradiciones de la Familia Real así como su sistema de gobierno seguirá intacto, no sea cosa de perder poder, y afirmó: "Nuestros valores han permanecido, y deben permanecer, constantes". En cuanto a su flamante reinado, detalló: "Al igual que la Reina misma lo hizo con una devoción tan inquebrantable, ahora yo también me comprometo solemnemente durante todo el tiempo restante que Dios me conceda".

 

Por otra parte, aclaró cómo seguirá la rama de los herederos al trono para que no quede ningún tipo de dudas. Por eso, otorgó los títulos de príncipe y de princesa de Gales a su hijo mayor, Guillermo, y a su nuera, Catalina. Esos títulos los tuvieron él y Lady Diana Spencer, durante sus vidas.

 

"Con Catalina a su lado, nuestros nuevos príncipe y princesa de Gales seguirán, lo sé, inspirando y liderando nuestras conversaciones nacionales, ayudando a poner en el centro a los marginados, en lo que se puede prestar una ayuda vital", declaró en su discurso.

 

A cuanto a sus tareas, el Rey también contó que ya no participará de eventos: "Ya no me será posible dedicar tanto de mi tiempo y energías a las organizaciones benéficas y los asuntos que me importan tanto". Y completó habló sobre su esposa Camilla: "Este también es un momento de cambio para mi familia. Cuento con la amorosa ayuda de mi querida esposa Camilla. En reconocimiento a su leal servicio público desde nuestro matrimonio hace 17 años, ella se convierte en mi reina consorte. Sé que aportará a las exigencias de su nuevo cargo la firme devoción al deber en la que he llegado a confiar tanto".

 

Para finalizar, también les dedicó un mensaje a su hijo menor, el duque de Sussex, Harry, y su nuera, la actriz Meghan Markle; quienes renunciaron a la corona y acusaron a sus miembros de discriminar a la actriz. "Expreso mi amor por el príncipe Harry y Meghan mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero", finalizó. Ese fue el discurso del Rey. De Inglaterra, por supuesto.

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!