Secciones
Mundo

Periodismo en riesgo: atacan a enviados de canales argentinos que cubren el golpe en Bolivia

Aunque no está clara la postura política de los manifestantes, todos acusan a los cronistas de mentir.

El periodismo está en riesgo en Bolivia. Enviados de los medios AméricaTN y Telefé fueron amenazados en las últimas horas en Bolivia mientras ejercían su labor, por lo que las autoridades de los canales buscan la forma de traerlos de vuelta al país por temor a que sufran ataques durante las coberturas periodísticas del golpe de Estado que obligó a renunciar a Evo Morales. 

A raíz de esta situación, la Cancillería Argentina emitió un comunicado en el que confirmaron que se comunicaron con las autoridades en ejercicio del poder boliviano para pedirles que velen por la seguridad e integridad física de los medios argentinos.

Las equipos periodísticos viajaron a Bolivia a comienzos de semana para cubrir la renuncia de Evo Morales. A raíz de su dimisión, y de la posterior asunción de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, la situación en el país se complicó mucho más, y las agresiones se volvieron moneda corriente.

Lee más. Evo Morales pidió al Papa Francisco y a las Naciones Unidas que intervengan para pacificar Bolivia

Aunque hasta hace unas horas los enfrentamientos se daban entre los propios ciudadanos, ahora la violencia comenzó a ser ejercida contra los propios periodistas argentinos, y también de otros países, ya que los manifestantes no los dejan hablar mientras están al aire, o gritan arriba de ellos sin permitirles hacer su trabajo.

En medio de esta compleja situación, ayer el periodista de Telefe Mariano García denunció que después de haberle hecho varias preguntas incómodas a Macho Camacho (uno de los que impulsó el golpe contra Morales), lo acusaron en las redes sociales de haber obligado a los manifestantes a tirarse al piso para sacar una foto y exagerar la situación. "Estaban así porque buscando oxigeno al nivel del asfalto ya que el gas lacrimógenos asciende", aclaró el cronista.

A su vez, esta tarde el camarógrafo de Telefe Lucio López denunció a través de sus redes que habían tomado la decisión de dejar de trabajar en ciertas ciudades de Bolivia, para ir hacia otras zonas más seguras donde los dejaran trabajar. "Nos están evacuando porque las agresiones a la prensa son cada vez peor. Estamos con todos los equipos preparándonos para salir rumbo a Los Altos, que es un lugar donde mas o menos nos cuidan. Trabajaremos desde ahí lo que podamos, y veremos qué decide el canal. Es una pena que por decir la verdad, nos tengamos que ir corriendo como delincuentes", se lamentó.

 

Del mismo modo, Rolando Graña, que viajó en representación del canal América, este miércoles por la noche fue insultado por ciudadanos que estaban en la calle al mismo momento que el periodista intentaba salir en vivo desde un móvil con el noticiero América Noticias.

Según contó Graña, él y su camarógrafo recibieron insultos y maltratos en el momento que dijo que en la calle había batallas entre la policía y las personas. En ese momento, una ciudadana comenzó a increparlo y a decirle: “Esto no es una batalla. Son unos vendidos ustedes. Informan de manera internacional mal”.

Luego, el camarógrafo recibió un golpe de parte de un fotógrafo argentino, quien luego en sus redes sociales dio otra versión de los hechos, y aseguró que los medios argentinos fueron quienes los provocaron.

Como al resto de sus colegas, la periodista de TN Carolina Amoroso también fue increpada mientras trabaja, ya que varios ciudadanos le gritaban "vayanse a su país" y "mentirosos", incluso mientras el móvil estaba al aire. Desde el piso de Todo Noticias, le preguntaron a la cronista por qué el clima era tan hostil y ella indicó que había "hostilidad hacia la prensa internacional de los dos lados", tanto a los que estaban en contra del ex presidente como los que estaban en favor.

En medio de todo el caos, Roxana Lizárraga, la propia Ministra de comunicación de Bolivia del gobierno que se autoproclamó, dijo públicamente que van a actuar conforme a la ley respecto a aquellos periodistas que hagan sedición. "Lo que hacen algunos periodistas, que son en algunos casos bolivianos y en otros extranjeros, que están causando sedición en nuestro país, tienen que responder a la ley boliviana. Ya hay periodistas identificados", dijo ante los medios.

A raíz de estas declaraciones, Lizárraga se comunicó con TN para explicar la situación de los medios en Bolivia. "Yo no he dicho que la prensa internacional esté haciendo sedición. Existen los guerreros digitales, que son del país. Existen unas embajadas de Cuba y Venezuela que están utilizando sus medios y redes para desinformar y para convocar a un enfrentamiento entre bolivianos. Eso en mi país se llama sedición y es un delito", aclaró y sumó: "Esas informaciones falsas las están generando desde Cuba y del ejército de Venezuela, y mucha de esa gente, es la que convoca a los ciudadano a manifestarse".

El comunicado de Cancillería

Con el objetivo de brindar un respaldo y buscar seguridad, esta tarde la Cancillería Argentina publicó un comunicado en el que explicó que el Gobierno Argentino le solicitó a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano.

"Por otro lado el Consulado General de Argentina en La Paz ya tomó contacto con los periodistas argentinos a raíz de las situaciones de violencia a las que fueron sometidos en estas últimas horas y se continuará en seguimiento de la situación para asegurar la defensa de la libertad de prensa y la asistencia a los ciudadanos argentinos", aseguraron.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Bolivia
  • Golpe de Estado
  • Evo Morales
  • Periodistas
  • medios de comunicación
  • agresiones
  • Manifestantes

Comentarios

Aunque no está clara la postura política de los manifestantes, todos acusan a los cronistas de mentir.