Secciones
Mundo

Rusia controla Mariúpol y Ucrania llora la muerte de Olena, el símbolo de la resistencia

El comandante ucraniano Sergei Volyna grabó un video desde la ciudad para pedir ayuda a los líderes mundiales

Desde que invadió Ucrania, la meta estratégica de Rusia fue Mariúpol. Según estimaciones del gobierno a cargo de Volodymyr Zelensky, más de 25 mil personas murieron en esa ciudad tras el bombardeo ruso. Ahora, el ejército de Vladimir Putin tiene pleno control en ese territorio y dio un ultimátum a Ucrania para que se rindan. 

Hasta ahora, el ejército ucraniano no aceptó la oferta y se aguardan por nuevos enfrentamientos. Por su parte, tanto el viceprimer ministro ucraniano, Mykhailo Fedorov como el alcalde de Mariúpol, Vadym Boychenko, informaron que estarían cerca de firmar la rendición. Mientras tanto, esperan enviar 90 micros para evacuar 6.000 ciudadanos, entre mujeres, niños y ancianos.

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En ese contexto, las fuerzas ucranianas lloran la muerte de Olena Kushnir, símbolo de la resistencia ucraniana. La sargento mayor y médica de la Guardia Nacional ucraniana, falleció en la ciudad el domingo, durante una incursión de las tropas rusas. Kushnir era una de las 100 mujeres soldadas que se sumaron al ejército en las últimas semanas. 

Durante el enfrentamiento, fue herida de gravedad y no resistió. La historia de Kushnir se hizo conocida cuando peleó en las calles de la ciudad sobre el Mar de Azov. Durante esa batalla, sacó a su único hijo a través de un corredor humanitario desde Mariúpol y se quedó a pelar.  

Para entonces, la joven ya era viuda. Su marido había muerto en los primeros días de la ocupación rusa. Entonces, ella había dicho a los medios locales: "No me compadezcan, soy una médica, una combatiente, soy ucraniana y cumplo con mi deber".

Semanas después, a través de las redes sociales, Olena se grabó y publicó el video: "Den la oportunidad de llevar medicinas a la población, alejar a los muchos heridos y dar una digna sepultura a los muertos. En Mariúpol hay aún personas, bajo tierra, en los refugios, y necesitan de todo. Si no quieren salvar a Mariúpol, salven a su gente. Se los ruego. No queremos ser héroes o mártires, no podrán decir que no sabían porque sabían y podían actual".

 

Su últim posteo fue el 10 de abril. Cuando escribió: "Estoy en el infierno, pero está bien así. Mi ciudad ha muerto. Siempre y para siempre". Finalmente, el domingo falleció en el frente de batalla. Se desconoce el paradero de su hijo, quien había sido sacado de la ciudad. 

En tanto, el comandante Sergei Volyna de la 36° Brigada de la Infantería de Marina del Ejército de Ucrania publico un video en el que pide ayuda a los líderes mundiales para que evacuen a los 500 heridos y civiles que se encuentran en Mariúpol.

 

“Esta puede ser la última aparición de nuestras vidas, probablemente estemos enfrentando nuestros últimos días, sino nuestras últimas horas. El enemigo nos sobrepasa por 10 a 1″, dijo en el principio de la grabación. Y afirmó: “El ejército ruso tiene ventaja en el aire, en la artillería, en el equipo en tierra, en el equipamiento y en los tanques. Nosotros sólo estamos defendiendo un lugar, la fábrica de Azovstal donde, además del personal militar, hay muchos civiles que pasaron a ser víctimas de la guerra”.

 

“Les pedimos que procedan con la ‘extracción’ y nos lleven a un territorio de un tercer Estado”, rogó el militar, en el video que fue graabado en una fábrica de Azovstal, el último reducto de la resistencia. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!