Secciones
Mundo

Sorpresivo giro en la búsqueda de Maddie McCainn: la siniestra pista pedófila de Sudamérica

Así lo afirmó Julián Peribañez, el investigador privado contratado por los padres de la nena desaparecida en Portugal.

A casi doce años de la desaparición de Madeleine McCann, una nueva hipótesis se instala con fuerza en el círculo íntimo de sus padres, Gerry y Kate. Según la investigación de Julián Peribañez, el detective privado español contratado por la familia McCann, Maddie podría estar “en cualquier país de Sudamérica”.

 

La última foto que le tomaron a Maddie: estaba junto a su hermana, Amelie, y su padre, Jerry.
La última foto que le tomaron a Maddie: estaba junto a su hermana, Amelie, y su padre, Jerry.

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Creo que se la llevó un grupo organizado”, reconoció Peribañez en diálogo con el portal MDZ. El hombre que buscó durante ocho meses a la menor en Portugal sostiene que Maddie fue raptada por una red de pedofilia y enviada a Brasil. “Sudamérica es un destino bastante probable. Portugal tiene vínculos con Brasil que son conocidos. Y desde Brasil podría estar en cualquier parte del continente”, sumó.

“Siempre pensaré que está viva mientras no me demuestren lo contrario. Estoy convencido de que se la llevó un grupo organizado. Los horarios de la familia (en el hotel de Portugal) eran caóticos. Podían pasar 5 ó 20 minutos para que se levanten (del restaurante a ver a la niña que estaba en el departamento). El control sobre eso sólo lo puede realizar un grupo de entre 3 y 4 personas en diferentes localizaciones para ver el perímetro y el apartamento donde estaba Madelein. Para no dejar ni rastros, debía ser un grupo muy coordinado”, explicó.

Los McCann contrataron investigadores privados para encontrar a Maddie.
Los McCann contrataron investigadores privados para encontrar a Maddie.

Peribañez sostiene la inocencia de los padres de Maddie: “No tienen nada que ver en esto. Yo me reuní con ellos. En un momento estábamos hablando de todas las líneas de investigacicóin y llegúe a la hipótesis de una organización de pedofilia. En ese momento, vi cómo ellos aguantaban estoicamente. Les vi cayendo las lágrimas y aguantando estoicamente toda la historia. Les creí. Las acusaciones contra ellos son infundadas, sin pruebas”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!