Secciones
Revelaciones

Diez años sin Steve Jobs: el cruento recuerdo de su hija y la denuncia por abuso sexual

En el día que el fundando de Apple hubiera cumplido 66 años, se destacan las acusaciones que hizo su hija mayor.

Steve Jobs, el fundador de Apple, fallecía diez años atrás un día como hoy, como consecuencia de un cáncer terminal contra el que batallaba hacía años. Uno de los puntos más oscuros de su vida fue la denuncia que realizó una de sus hijas, Lisa Brennan-Jobs, en un libro de su autoría en donde relató como su padre la obligaba a verlo mantener relaciones sexuales cuando ella tenía 9 años.

Lisa Brennan-Jobs dijo que su padre la obligaba a ver como tenía relaciones.

Según lo que ella afirma en el libro Small Fry, donde narra la conflictiva relación que tuvo Jobs, su padre besaba y acariciaba a su nueva esposa en el pecho, y al mismo tiempo le prohibía a ella que saliera de la habitación. A su vez, él le decía: “Quédate aquí, tenemos un momento familiar, es importante que intentes formar parte de esta familia”.

Caso contrario, afirmó que afortunadamente su padre nunca mostró atención sexual hacía ella. Lisa también dijo que él nunca le dio dinero extra, pero que ahora entiende que trataba de enseñarle que la playa podía arruinarla.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Uno de los episodios más llamativos de la narración tiene que ver con los autos. Al parecer, Brennan-Jobs oyó a su madre cuando contaba Jobs cambiaba de Porsche en cuanto el auto tenía un arañazo o marca.

Steve Jobs era tacaño con el dinero, según su hija.

En una etapa de sus vidas, siendo ella adolescente, Lisa se quedaba a dormir en casa de Jobs un día a la semana mientras su madre iba a la universidad en San Francisco. "Esas noches cenábamos, estábamos en la piscina, veíamos películas viejas. Durante el camino no hablaba", evocó. Uno de esos días, le preguntó a Jobs si se podía quedar con el Porsche que tenía en ese momento cuando ya no lo necesitara.

"Claro que no", dijo que él respondió en un tono amargo e hiriente. "Entendí que a lo mejor no era verdad el mito de los arañazos. Para entonces ya sabía que no era generoso con el dinero, la comida o las palabras; la idea de los Porsche parecía una divina excepción", sostuvo.

 Al llegar a la casa, Jobs paró el motor, se giró y exclamó: "No recibirás nada. ¿Entiendes? Nada. ¡No recibirás nada!". La historia de Lisa Brennan-Jobs es muy particular y por muchos años no fue tan feliz como se piensa. Ella nació cuando sus padres tenían apenas 23 años.

Sin embargo, durante esos primeros años Steve Jobs negó su paternidad hasta que ella cumplió los 7, siendo cuidada por Chrisann como madre soltera viviendo de los servicios sociales y trabajos ocasionales. Cuando el genio de Apple falleció, en octubre de 2011, le dejó a su hija varios millones de dólares

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!