Secciones
Tristeza

Un bajón: por la sequía y el exceso de población, Namibia puso en venta 170 elefantes para impedir su sacrificio

El país africano ha tenido siempre una gran cantidad de ejemplares en varias zonas.

El país africano Namibia puso en venta 170 elefantes para limitar su número debido a los conflictos crecientes por espacio con agricultores, y por la presión internacional para impedir su sacrificio por la profunda sequía.

En Namibia venderán 170 elefantes.

La triste noticia se conoció este miércoles, cuando un anuncio publicado en el periódico gubernamental Nueva Era ofrecía 170 elefantes "de gran valor" a la venta, y llamó a los compradores nacionales e internacionales a manifestarse al respecto.

"Debido a la sequía y al aumento en el número de elefantes, junto con los incidentes de conflicto con humanos, se ha identificado la necesidad de reducir esta población", informaron.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En base a lo que dice el comunicado, se capturarán rebaños enteros para evitar el abandono de animales pequeños o jóvenes, por lo que la idea es que las crías y los adultos sean puestos a la venta en conjunto.

Según informó el ministro de Medio Ambiente, Pohamba Shifeta, en Namibia, un país semiárido y poco poblado en el sur de África, viven 28.000 paquidermos, y debido a la enorme cantidad, el Gobierno optó por venderlos vivos para evitar su sacrificio.

La medida se tomó por el número creciente de animales.

De igual modo, Shifeta advirtió que Namibia no tenía intención alguna de vender esos elefantes de manera imprudente, ni trasladarlos a lugares en lo que corran riesgo o mueran. "Debemos estar seguros de que el país es propicio para acogerlos", señaló.

Una de las razones por las que tomaron esta decisión tiene que ver con que el número de elefantes en la zona es cada vez más creciente, lo que incluso ha llevado a que sean asesinados por personas a las que les molestan.

"Algunos países se han quejado de que Namibia está matando elefantes machos", dijo, y agregó que en su lugar decidieron "venderlos después de realizar una investigación".

Otra de las cosas por las que optaron por venderlos, tiene que ver con que en la zona hay una enorme sequía, y como hay tantos ejemplares, muchos de ellos no llegan a sobrevivir.

Al haber tantos ejemplares, muchos de ellos mueren.

De este modo, para exportar estos animales, los compradores deben asegurarse de que se cumplan los requisitos de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), tanto en el país de exportación como en el de importación para que la transacción sea autorizada.

Además, tendrán que pagar tanto el costo de la captura como el transporte de los animales, que pueden llegar a pesar hasta 6 toneladas.

En el momento de la independencia del país, en 1990, el número de elefantes en Namibia se había reducido a unos 5.000, pero se recuperó tras la puesta en marcha de un programa de protección aclamado en todo el mundo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!