Secciones
Mundo

Un millón de personas marcharon en Barcelona, en contra de la independencia

Una multitudinaria movilización se desarrolló en el centro de Barcelona en reclamo por la unidad de España, dos días después de que el Parlamento catalán declaró la independencia de Cataluña lo que provocó que el gobierno de Mariano Rajoy tomara el control de la región y destituyera a sus autoridades y llamara a elecciones para el 21 de diciembre próximo.


Más de 1 millón de personas se reúnen en el centro de Barcelona.

De acuerdo a las primeras informaciones, la marcha habría reunido a más de un millón de personas que buscan demostrar su voluntad para seguir formando parte de España y rechazan el proceso de independencia que encabezó el ahora destituido Carles Puigdemont.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
La masiva movilización en las calles de Barcelona en reclamo de la unidad.

De esta forma, la asociación Sociedad Civil Catalana, con el apoyo de los principales partidos no separatistas, buscan responder a las concentraciones que realizaron los independentistas el viernes pasado para celebrar el nacimiento del "nuevo país".

Así, líderes nacionales, regionales y locales de los tres grandes partidos "constitucionalistas", comparten la cabecera de la marcha, en la que se encuentra el conservador Xavier García Albiol, del Partido Popular (PP), el liberal Albert Rivera e Inés Arrimadas, de Ciudadanos, y el socialista Miquel Iceta, así como la también socialista Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad más poblada de Cataluña después de Barcelona.

La primera línea de la movilización en Cataluña. 

Josep Borrell, ex presidente del Parlamento europeo, fue uno de los principales oradores del evento. "Es un momento peligroso, en el que todos tienen que tener la cabeza fría. Tenemos que tener la serenidad para comportarnos como ciudadanos de un pueblo que tiene que saber coser heridas", manifestó.

Las autoridades se encargaron de dejar en claro que la decisión de seguir formando parte de España se debe, en buena medida, a conveniencia política y económica. Entienden que una separación de Madrid podría dejar a Cataluña en una situación de vulnerabilidad y aislamiento que pondría en riesgo la estabilidad financiera de la región.

En ese sentido, la ministra de Sanidad española, Dolors Montserrat, pidió a que "observe la calle y vea que hay una mayoría que quiere seguir formando parte de España".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!