Secciones
Mundo

Violaron 10 veces a su víctima en dos minutos: los escalofriantes fundamentos del fallo que condenó a La Manada

Un caso que estremeció al mundo. 

El Tribunal Supremo español hizo públicos los fundamentos del fallo que los llevara a condenar a 15 años de cárcel a José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel BozaAntonio Manuel GuerreroJesús Escudero, los cinco miembros de La Manada que agredieron a una joven en durante la fiesta de San Fermín, en Pamplona, España, en 2016. De acuerdo con el tribunal, los miembros de La Manada actuaron "con pleno conocimiento" de que atentaban contra la libertad sexual de la víctima, "sin que en ningún momento esta prestara su consentimiento, y sin que fuera necesaria una actitud heroica de la misma para que los acusados tuvieran conocimiento de su negativa". 

La llevaron a un lugar recóndito, buscado a propósito, e hicieron que se sintiera agobiada, impresionada, sin capacidada de reacción"

Los jueces modificaron la carátula original de "Abuso", que habían fallado la Audiencia Provincial de Pamplona y el Tribunal Superior de Justicia de la misma comunidad, y la reemplazaron por "agresión sexual múltiple". Según explica el tribunal,  la atacaron "conociendo que estaba sola y embriagada", la llevaron a un lugar "recóndito, buscado a propósito", e hicieron que se sintiera "agobiada, impresionada, sin capacidad de reacción, sintiendo en todo momento un intenso agobio y desasosiego que le produjo estupor, haciendo todo lo que los acusados le decían que hiciera".  Según describe la sentencia, la agredieron hasta en 10 ocasiones en 1 minuto y 38 segundos, tal el tiempo que suman los siete vídeos grabados por los acusados, más allá de que los hechos tuvieron una duración total de 15 a 20 minutos.

Los violadores están en prisión desde el pasado 21 de junio, cuando el fallo del Tribunal Supremo revocó las sentencias anteriores, que interpretaban en su carátula de "abuso" que no había existido intimidación ni violencia. A explicar y fundamentar que la víctima fue intimidada los jueces dedican la mayor parte de los fundamentos del fallo. Según el Tribunal, los acusados "buscaron expresamente la situación, sin que la víctima tuviera conocimiento alguno, desde el momento mismo en que conocieron que la joven estaba sola y que no encontraba a sus amigos".

Según el tribunal, los violadores debían conocer a) el "peligro concreto de sus actos"; b) que "no eran expresamente consentidos por la joven" y c) que la víctima estuvo "totalmente desprotegida y vulnerable" y que se "aprovecharon" de esta circunstancia. La idea de que la joven participó de la "juerga" (tal como la llaman los acusados) contrasta de manera evidente con el hecho de que la dejaron desnuda, sola y sin su celular. Por el delito de robo del celular, además, los jueces aumentaron en dos años la prisión de Antonio Manuel Guerrero, uno de los integrantes de La Manada.

La sentencia advierte que si los agresores realizan "una intimidación clara y suficiente", la resistencia de la víctima "es innecesaria" para demostrar que hubo violación. Para el Tribunal, "no es admisible forzar el derecho hasta extremos de exigir de las víctimas actitudes heroicas que inexorablemente las conducirán a sufrir males mayores".

El Tribunal considera que también es motivo para elevar la pena de ls acusados el trato "degradante y vejatorio". Según explican los jueces, La Manada dejó a la joven "sola y desnuda en un habitáculo" de tres metros cuadrados, y sin teléfono móvil, en el ejercicio de "una capacidad para humillar y rebajar a la víctima, más allá de lo que cualquier agresión sexual por sí misma puede suponer". La sentencia describe que los acusados penetraron a la víctima por vía anal, bucal y vaginal hasta diez veces, mientras la grababan y le sacaban fotos, sin que pudiera evitarlo, lo que supone "una clara denigración como mujer". El tribunal considera, además, que la actitud de los acusados merece especial reproche porque en las fotografías y videos posan "jactándose" de lo que hacen y presumiendo de su "triunfo". Para el Tribunal no se trató de un "único y continuado delito", sino de "una pluralidad" de delitos de agresión sexual. Sin embargo, no puede aplicar en la práctica esta idea porque ninguna de las partes la impugnó.

Comentarios