Secciones
Yanina latorre

La guerra de Yanina Latorre y Ana Rosenfeld: celos, acusaciones y silencio atroz

La histórica panelista de LAM rompió su amistad con la letrada desde que se sumó al programa.

Hace unos años, Yanina Latorre solía pasar largas jornadas en el yate de Ana Rosenfeld y su marido Marcelo Frydlewski (quien falleció de coronavirus en Miami). Los encuentros se daban en el puerto de Punta del Este y no iba sola. La panelista se instalaba en el barco con su marido Diego Latorre, sus hijos Lola y Dieguito y hasta Dora, su madre. 

 

Pero esa relación se rompió. Hubo dos momentos cruciales para que eso ocurriera. El primero fue el fallecimiento de Frydlewski. De hecho, Latorre estuvo presente en el velatorio, donde se realizó una ceremonia judía y al otro día contó todo en televisión. El segundo momento sucedió cuando la abogada aceptó formar parte de LAM en América. Desde entonces los cruces de Latorre se hicieron cada vez más feroces. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Primero, Yanina se encargó de buscar información sobre supuestas clientas de la letrada que habrían perdido miles de dólares por diversas claúsulas que les hizo firmar en sus juicios de divorcio. Además, la panelista aseguró que la abogada no ganaba ningún juicio y, en ocasiones, hacía “dormir” las causas. Las peleas se hicieron cada vez más asiduas y Latorre no le dejaba pasar una a su ex amiga.

 

Pero, en los últimos días, la pelea se profundizó. Todo comenzó cuando Rosenfeld contó que cuando tenía 24 años sufrió cáncer y que su médico le había dicho que le quedaba solo un año de vida. Además contó que tras ese diagnóstico, decidió separarse de su primer marido. Después de eso, se recuperó y conoció a Marcelo. 

 

Lo que ocurrió no lo esperaba ni el peor enemigo de Rosenfeld. José Hener, el primer marido de Ana Rosenfeld, rompió el silencio en una entrevista con Teleshow. Contó que se había separado a los tres años de matrimonio y que fue él quien se encargó de que cumpliera con todos los tratamientos médicos y la operación de cáncer. Aunque negó que tuviera chances de morir. 

“Cuando empezamos a viajar, yo notaba que se caía. Entonces, cuando volvimos a Buenos Aires la llevé con un médico que le hizo una radiografía y el resultado fue que tenía carcomida la cabeza del fémur, y nos dijo que tenía que hacerse una biopsia”, relató Hener.

Y siguió: “Yo busqué al mejor anatomopatólogo de Buenos Aires, que era una eminencia y tenía buenas referencias. El diagnóstico fue que era un cáncer benigno no invasivo. Jamás un cáncer tan maligno se deja sin otros tratamientos postoperatorios como la radiación”.

 

En ese punto, el ex marido de Rosenfeld dijo: “Que era un cáncer, que era un tipo de intervención de huesos. Por llamarlo de alguna manera, un cáncer benigno. Porque eso no era un tumor. Todo lo contrario, carcomió el hueso, que es inhabitual en un cáncer ¿Si le dijeron que le quedaba un año de vida? Claro que no. Cuando le llevé a las 48 horas los resultados para que se quede tranquila y prepararla para la operación, le dije que vaya tranquila, que le iban a rellenar esa parte. Y le rellenaron con huesos esa parte, con sus propios huesos porque era joven”.

También dijo: “El único que se ocupó desde el principio fui yo. Cuando noté que le pasaba algo en la pierna la llevé al mejor profesional. Yo corría de un lado para el otro, desesperado. Dejé todo para ocuparme de ella. La acompañé de punta a punta. Hasta en la rehabilitación, que la hizo un mes después de la operación”.

 

Para finalizar, dijo sobre Ana: “Mi ex esposa en 60 días ya estaba haciendo vida normal. Jamás la desatendí en esa situación. Ni tampoco nos divorciamos en ese momento. Pasaron un par de años y las causas fueron muy diferentes”.

 

Por supuesto, Yanina no se perdió esos datos. Desde su cuenta de Twitter, la atacó con todo: "Otra mentira más de la #abogadapanelista… esta señora no entiende nada. Miente, inventa, le gusta el drama. Ya inventar que te dieron un año de vida…un poco de respeto para la gente que si padece enfermedades". Los miles de seguidores de la panelista le dieron más repercusión a sus dichos. 

Desde sus redes sociales, Rosenfeld solo se limitó a contar que lo que ella había dicho era la verdad. Y que su vida corrió peligro cuando era joven. Además decidió no responderle a Latorre. En una entrevista en la Once Diez, aseguró: “No tengo ningún tema personal con Yanina Latorre, no acepto la falta de respeto”.

Enseguida, explicó cómo es el vínculo con Latorre y le tiró un misil: “Yo no genero odio, bronca y envidia. No hay vínculo con Yanina, cuando se apaga la cámara no tengo nada que hablar. Yo no llevo data, no llevo info, a mi celular o a mis redes me llega información mía de trabajo, por eso acepté mi trabajo en LAM, acepté este rol porque sé que hoy todo pasa por Tribunales”.

Por último, explicó: “Tengo 67 años, casi 49 de profesión, con lo cual he transitado mucho, tengo muchos sueños cumplidos, muchos recuerdos, la exposición trae consecuencias, no todo el mundo está preparado para sentarse en un lugar y ser criticado. Estar en el ojo de la tormenta porque no gusta mi opinión porque digo algo autoreferencial…si me preguntan contesto, qué voy a hace”.

Para finalizar, dijo sobre su rol como panelista: “Si en algún momento veo que no hay preguntas que tienen que ver con lo mío o no pueda dar datos que son útiles para el espectador, entonces sí porque ahí estoy usando una silla que puede ser útil para otro”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!