Secciones
córdoba

Mensajes extorsivos, 7 millones de pesos, tortura y muerte: los detalles del crimen de Santiago

El joven de 18 años había desaparecido el 16 de agosto.

El pasado miércoles, los padres de Santiago Aguilera Allende recibieron el mismo mensaje a las 6.49 de la mañana por diferentes vías: por mensaje de texto y por WhatsApp. Su hijo llevaba sin aparecer desde el martes y la comunicación no hizo más que confirmar lo peor. Santiago había sido secuestrado y, para su liberación, los delincuentes le pidieron a sus padres un pago de 7 millones de pesos.

Como si esto fuera poco, también les exigieron no acudir con la policía y se les advirtió que recibirían una nueva comunicación poco más de dos horas después, a las 9 de la mañana. Pero eso nunca pasó. El joven de 18 años que estaba desaparecido desde el martes pasado en Traslasierra fue hallado sin vida en un embalse de ese valle cordobés. Por el hecho detuvieron a un sospechoso.

La noticia fue confirmada no solo por la Fiscalía Federal Nº 1 de la provincia de Córdoba, a cargo del doctor Enrique Senestrari, sino también por el entorno de la víctima. "Todavía no podemos creerlo... yo todavía no caigo. Hasta hace poco habíamos quedado en juntarnos y a los dos días desapareciste", escribió Angie Cargnelutti, la prima del joven, a través de las redes sociales.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Y agregó: "No encontrábamos respuestas, no entendíamos como te había pasado esto a vos hasta que nos llegó la más triste noticia y nos deja con un dolor tan grande primo... fuiste siempre un luchador ganaste todas las batallas. Hoy solo deseo que descanses en paz, mi querido primo". Por su parte,  la jefa comunal utilizó la misma vía para manifestarle su total apoyo y condolencias a la familia de Santiago.  "Absoluta solidaridad de la intendenta Lucy Díaz y su equipo", escribió.

Mientras que el Instituto Privado Villa de las Rosas, al que asistía Santiago, señaló que "hoy es un día tremendamente triste". "Lamentamos que Santiago haya dejado de estar con nosotros. Extrañaremos su risa, sus bailas y su carisma. Honraremos su recuerdo cada día, viviendo intensamente", destacaron desde el establecimiento educativo. La confirmación de la identidad se concretó horas después del hallazgo.

El cadáver fue trasladado a la morgue de Villa Dolores para el reconocimiento oficial del cuerpo y la autopsia para determinar la mecánica y data de la muerte. El hallazgo se produjo el domingo a la mañana, en la zona de Boca del Río, cerca de Las Tapias, de Traslasierra. El fiscal Senestrari detalló que durante la tarde de ayer se realizó la autopsia y se aguardan los resultados para poder establecer si fue asesinado.

 

Vale destacar que otra de las hipótesis que maneja el representante del ministerio público en estos momentos es que Santiago pudo haber fallecido en cautiverio como consecuencia del problema renal que presentaba por haber recibido un reciente trasplante de riñón.  “Un hombre mayor de edad se encuentra detenido, imputado del secuestro extorsivo seguido de muerte de Santiago Aguilera Allende", detalló el fiscal a través de un comunicado.

Se trata trata de Walter Gil, de 23 años, quien era empleado en la empresa de venta de materiales de la construcción propiedad de la familia Aguilera en Las Tapias y que se espera que sea indagado en las próximas horas: “El Juzgado Federal N° 2 ordenó el estudio de autopsia del cuerpo, a los fines de determinar la causa eficiente del fallecimiento, hora probable del deceso y lesiones que pudiera presentar (tanto previas como posteriores, naturaleza, gravedad, número y ubicación)”.

De acuerdo con la fiscalía, esta medida se llevó a cabo en la tarde de ayer "en el Hospital Regional de Villa Dolores por personal del Instituto de Medicina Forense del Poder Judicial de la provincia de Córdoba, con la participación de las oficinas de Química Legal, Producción y Análisis Audiovisual y Fotografía Legal de la Policía Judicial provincial”. A pesar de esto, no adelantaron ninguna de las conclusiones de la autopsia.

 

De acuerdo con la investigación, el joven desapareció el 16 de agosto alrededor de las 23, cuando se retiró de su casa manifestando que iría a la casa de un amigo, situada a unos 500 metros de su vivienda. Al día siguiente, la madre de la víctima recibió a las 6.49 de la mañana “un mensaje extorsivo en su teléfono celular, vía SMS y luego por Whatsapp, en el que se le indicaba que su hijo había sido secuestrado y se le exigía la suma de siete millones de pesos a cambio de su liberación”.

También le resaltaron que a las 9 de la mañana habría un nuevo contacto, pero eso no ocurrió y el o los captores nunca más volvieron a comunicarse con ella ni nadie del entorno de Santiago. Según el comunicado del fiscal, “el joven había recibido un transplante renal y su salud, sin la medicación correspondiente, corría riesgo”. En la investigación del caso participó personal de los departamentos Antisecuestros, Homicidios, Negociación y Psicólogos de la Policía de la provincia de Córdoba.

El resultado preliminar de la autopsia dio a conocer que tenía una importante herida en la cabeza de la que salió mucha sangre. Por su parte, Carlos Aguilera, el padre del joven aseguró: "Le dieron una paliza. Sufrió mucho. Estaba todo golpeado". 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!