Secciones
Palabras

Chernobyl y la verdadera historia de Valery Legasov, el químico que se suicidó y que la ex URSS quiso borrar

El científico es una de las figuras centrales de la miniserie Chernobyl de HBO. 

"Había dos fotos en color colgando de una de las paredes de mi oficina. Una de ellas era de una Planta de Energía Atómica. La otra era de unas cigüeñas. Las fotos estaban juntas, prácticamente pegadas. Era un recordatorio de la estrecha relación entre vida, naturaleza y tecnología, un recordatorio de la fragilidad de la vida, de la importancia de proteger la vida. Cuando trabajé en Chernobyl tratando de paliar las consecuencias del accidente no podía dejar de pensar en ellas. Pensaba: ¿Podrán en el futuro las cigüeñas vivir en la Tierra, sintiéndose seguras con la industria moderna? ¿Es posible tal coexistencia? Y si es posible, ¿cómo podríamos conseguirlo?".

¿Podrán en el futuro las cigüeñas vivir en la Tierra, sintiéndose seguras con la industria moderna?"

Esa cita, contenida en los diarios del químico Valery Legasov, resume perfectamente el conflicto que lo obsesionó, y que eventualmente llevó a su colapso mental y suicidio. Momento que sirve de puntapié inicial a la miniserie Chernobyl de HBO, donde el científico es interpretado magistralmente por Jared Harris.

Leé también | Chernobyl, mutantes vengativos y sangre en balcones: las extrañas imágenes de la zona de exclusión

Tal como retrata la ficción, Legasov -subdirector del Instituto de Energía Nuclear Kurchatov- se suicidó ahorcándose dos años y un día después de la trágica explosión del reactor de la central nuclear. Si bien en la miniserie puede vérselo grabando una serie de cintas relatando los resultados de su investigación sobre el incidente, la existencia de estos registros aún es motivo de discusión. 

Si bien algunos periodistas rusos aseguran que efectivamente son reales, Harris señaló que preparándose para el papel de Legasov no tuvo acceso a ninguna grabación básicamente porque no existe ninguna. "Sí dejó diarios, pero son muy difíciles de acceder", aclaró. "No hay demasiado sobre él en los registros históricos porque lo borraron de la historia. Querían que no se supiera la verdad".

Leé también | La historia secreta del parque de diversiones de Chernobyl que duró sólo un día y ofició de cortina de la ex URSS

A pesar de que en la ficción Legasov parece ser un hombre sin familia, lo cierto es que su suicidio se conoció justamente a través de una entrevista de viuda, Margarita, con el diario ruso Trud. El matrimonio tenía una hija, Inga. 

Allí, ella relató que de hecho el científico ya había intentado quitarse la vida previamente con una sobredosis de pastillas luego de que un periódico le negara la posibilidad de publicar un artículo criticando la gestión del gobierno soviético en relación a su industria nuclear. Este hecho no fue mostrado en la serie, sino trasladado a la experiencia de un juicio donde Legasov cuenta su verdad. 

Leé también | La dura historia de Igor, el bebé abandonado de Chernobyl que hoy es papá

"Era un patriota"

En los meses posteriores a la explosión de Chernobyl, Legasov había denunciado presiones políticas que llevaron a censurar la mención al secreto nuclear soviético como factor determinante del incidente en el reporte que el científico entregó a la Agencia Internacional de Energía Atómica.

La frustración y la desilusión del científico al toparse con la ceguera de las autoridades al momento de confrontar las fallas de diseño de gran parte de los reactores rusos se volvió una obsesión fatal.

"Era un patriota y estaba muy angustiado por lo que había pasado, por el país y por las personas que sufrieron. Su empatía fue perturbada y de alguna manera eso lo devoró por dentro", supo explicar Inga Legasova, su hija.

Los efectos de la radiación recibida en Chernobyl además se hicieron sentir en el organismo de Legasov. "Gradualmente dejó de comer y de dormir", recordó su hija. "Sabía muy bien qué era lo que seguiría, cuán doloroso sería. Probablemente tampoco quería ser una carga para mi madre, la adoraba". 

Un pequeño reconocimiento llegó, sin embargo, de manera póstuma: en 1996, ocho años después de su suicidio, el presidente ruso Boris Yeltsin decidió brindarle a Legasov el título honorario de Héroe de la Federación Rusa por su "coraje y heroísmo". 

La catástrofe de Chernobyl, en números

  • La explosión sucedió en la madrugada del 26 de abril de 1986 en la central nuclear Vladimír Ilich Lenin, ubicada al norte de Ucrania.
  • La ciudad de Prípiat templó a la una y media de la madrugada por el estallido.
  • La intensidad de la explosión desintegró en segundos sus 2.000 toneladas de peso y sus 30 metros de altura.
  • La ciudad tenía 50 mil habitantes.
  • 800 mil personas oficiaron de "robots humanos" para deshacerse de los restos radioactivos de la planta. El 75 por ciento murió en los años posteriores.
  • Se registraron 93.000 casos de cáncer por la exposición nuclear.
  • Las muertes oficiales y directas ascienden a 25 mil, sin contar las complicaciones médicas que aparecieron en los meses posteriores.
  • Se estima que el 20 por ciento de las muertes fue por suicidio.
  • La explosión liberó tres toneladas de material radiactivo, con lo que liberó 100 veces más radiación que las bombas nucleares de Hiroshima y Nawasaki.
  • Se estima que la zona no podrá ser habitada en los próximos 500 años.

Chernobyl a tu alcance vía Google Maps

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Chernobyl
  • HBO
  • Serie
  • miniserie
  • ficcion
  • Unión Soviética

Comentarios

El científico es una de las figuras centrales de la miniserie Chernobyl de HBO.