Secciones
Mundo

De la muñeca olvidada al reloj que marcó la hora final: el Titanic y la historia de sus tesoros recuperados

Se estima que la cifra de objetos recuperados del naufragio asciende a más de cinco mil.

La madrugada del 15 de abril de 1912 marcó un antes y un después en la historia. El hundimiento del Titanic durante su viaje inaugural de Southampton a Nueva York dejó un saldo de 1514 muertes y dio lugar al comienzo del mito de la embarcación. Los restos del barco de la White Star permanecieron 73 años bajo las aguas del helado Océano Atlántico. Fue recién el primero de septiembre de 1985 cuando a la una y cinco de la mañana la expedición franco americana dirigida por Jean-Louis Michel y Robert Ballard dio con la embarcación, que yacía a una profundidad de 3.821 metros. 

Del reloj que marcó la hora final a las joyas de Amy: el Titanic y la historia de sus tesoros recuperados

Desde entonces, muchas fueron las expediciones que regresaron a los restos del Titanic. Se emplazaron placas conmemorativas en el lugar en el que al día de hoy se encuentra la estructura que sostenía el timón principal, comandado por el capitán Edward Smith. También, según las estimaciones oficiales, se recuperaron más de cinco mil objetos; muchos de los cuales se exhiben en muestras a nivel mundial. A continuación, la historia de algunos de los objetos recuperados más emblemáticos.

El reloj de Steward Sidney Sedunary

El reloj se detuvo a la 01.50, media hora antes de que comenzara el hundimiento del Titanic. Perteneció a Steward Sidney Sedunary, un pasajero que viajaba en la tercera clase del barco. Fue recuperado del cuerpo sin vida de su dueño y se encuentra exhibido en el Museo SeaCity de Southampton.

El misterio de la pulsera de Amy que nunca nadie reclamó

Se trata de una joya con diamantes valuada en 200 millones de dólares. Se presume que el nombre de su dueña podría haber sido Amando o Amelia. Ningún familiar la reclamó, pese a que fue subastada en más de dos oportunidades.

El violín que musicalizó la tragedia

Fue el violín que usó el director de la orquesta del Titanic, Wallace Hartley, para tranquilizar a los pasajeros mientras el barco se hundía. El himno elegido fue Nearer, my God, to thee. Su precio asciende al millón de euros.

Leé también | La misión secreta de la Guerra Fría que Ronald Reagan "tapó" con el hallazgo del Titanic

Fabricado en Alemania, fue encontrado diez días después del naufragio, dentro de su estuche atado al cuerpo de Wallace. El director y los siete músicos de la banda murieron aquella madrugada.

La navaja del oficial que no pudo esquivar el iceberg

Perteneció a William Murdoch, el oficial que estaba a cargo de la guardia nocturna aquella fatídica madrugada. Fue quien intentó esquivar sin suerte el iceberg con el que chocó el barco.

El abrigo de piel que le salvó la vida a una camarera

Mabel Bennet, camarera de la primera clase, recibió este abrigo cuando salió a ver qué era lo que sucedía. Como estaba en camisón, una de las mujeres de clase alta le dio su abrigo para que resistiera las bajas temperaturas.

Leé también | ¿El Titanic nunca se hundió? El fraude millonario detrás de la tragedia

Mabel logró subirse a uno de los botes salvavidas y el abrigo viajó con ella hasta Nueva York. Se vendió hace cinco años por casi 400 mil dólares. Es la única prenda completamente intacta que sobrevivió al Titanic.

La muñeca que la pequeña Eva olvidó en el camarote y nunca quiso volver a ver

Su dueña fue Eva Hart, sobreviviente del naufragio. La pequeña la dejó dentro de su camarote de segunda clase, antes de subirse a uno de los botes salvavidas. Fue recuperada en 1977 por un pescador, aunque Eva, quien murió el 14 de febrero de 1996 a los 91 años, nunca quiso volver a verla. Fue subastada en España por 6.500 euros.

El Titanic en números

  • Fueron 2.227 pasajeros en el viaje inaugural.
  • El barco tenía cuatro ascensores: tres en primera clase y uno en segunda.
  • Había sólo 20 botes salvavidas: 14 de madera para 65 pasajeros, 2 de madera para 40 pasajeros y 4 de lona para 35 pasajeros.
  • El comedor se equipó con 44 mil cubiertos, 57.600 artículos de vajilla, 29 mil piezas de cristalería, 12 mil platos , 45 mil servilletas y 40 mil toallas.
  • Se hundió el 15 de abril de 1912 a las dos de la madrugada.
  • Se registraron 1522 muertes.
  • Sólo sobrevivieron 705 personas.

 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios

Se estima que la cifra de objetos recuperados del naufragio asciende a más de cinco mil.